Egipto: Un video juego racista

Masacre musulmana es un video juego que ha sido lanzado al mercado últimamente, donde los jugadores tienen que utilizar todo tipo de armas para matar el mayor número de musulmanes y figuras musulmanas, tanto como puedan, incluyendo ALLAH Todopoderoso. Los blogueros egipcios reaccionan.

Zeinobia está alarmada de que los jóvenes estén adoptando la violencia de tal manera y disfruten de sí mismos “limpiando” a los adeptos de otra religión:

No voy a negar que es preocupante porque los que juegan estos juegos son por lo general los de las jóvenes generaciones que han crecido con el odio a otra religión y sus creyentes a tal punto que quieren acabar con ellos. Difundir la cultura de la violencia a través de esos medios o formas, no es menos peligroso que otras formas de difundir la cultura de la violencia. Los video juegos en general están demostrando ser más y más peligrosos, los crímenes inspirados por el GTA se están moviendo desde Norteamérica a Asia.

Tarek se hace eco de sentimientos similares:

La cuestión aquí no es el juego en sí, es la reacción en cadena sin fin la que realmente me asusta. Los medios de comunicación, las circunstancias y los fundamentalistas Wahabis comenzaron hace un tiempo, y todos ellos lograron el lavado de cerebro de la gente y han creado ese negativo estereotipo musulmán en sus mentes. Entonces la gente como los caricaturistas daneses y este equipo de desarrolladores de juegos empezaron a reproducir este estereotipo y alimentaron de vuelta a los medios de comunicación y a las personas que les rodean. Y francamente no puedo decir cómo este interminable problema culminará. De hecho, algunos periódicos razonables y canales de televisión en el oeste comenzaron a ejercer algunos esfuerzos para poner fin a todo esto, pero ahora es como un imp, una vez que sale de su botella, es muy difícil regresarlo ahií de nuevo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close