¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¡Las jóvenes egipcias no quieren trabajar!

Mientras algunas mujeres siguen luchando para probarse en el lugar de trabajo, la joven generación de hombres y mujeres egipcias parece estar tomando una ruta diferente.

Fantasia estaba viendo un episodio de El Beyoot Asrar (Las casas tienen secretos) donde hablaban de las mujeres y si deberían trabajar o no.

Había dos grupos de personas en el programa; los invitados, que eran hombres y mujeres cuarentones y casi cincuentones, y la audiencia, que eran principalmente gente más joven. Algunos eran estudiantes universitarios y otros parecián como veinteañeros. No recuerdo las palabras exactas de todas las personas en el programa; sin embargo, todos los mayores eran partidarios del trabajo. Todas las mujeres hablaban de sus experiencias de vida, cómo sus carreras las ayudaron, y cómo sus esposos las apoyaban. Hablaron de sus hijos. Más de una vez les preguntaron si sus carreras habían interferido con el cuidado de sus hijos, y todas dijeron que los niños no fueron descuidados. Hasta acá, todo se oye bien y elegante. Se pensaría que ya que las generaciones de más edad piensan así, las generaciones más jóvenes definitivamente serían de mente más abierta, y las mujeres se inclinarían más hacia sus carreras.

Cuando la generación más joven de hombres y mujeres tuvo la oportunidad de expresar cómo se sentían acerca del tema, Fantasia se sintió grandemente desilusionada:

Un hombre joven, no mayor de 20 años. afrimó que él no permitirá que su esposa trabaje… sin importar nada. Él creía que el lugar de una mujer es su casa y nada más. Otro hombre joven dijo “Le daré a mi esposa una oportunidad de trabajar y ver si puede trabajar, encargarse de los niños sola, y encargarse de la casa sola…( y oigan esto)….. ¡¡¡y cuidar de MÍ!!!! (¿¿tiene dos años o algo así?? ¿¿también necesita que le cambien los pañales??) Entonces le “PERMITIRÉ” trabajar”. Sin embargo si ella falla de alguna manera, o si él siente que ella no está al nivel…. ¡¡¡entonces le “PROHIBIRÁ” conseguir un trabajo o tener una carrera!!! Para mi consternación y posterior decepción sus ideas tuvieron eco por parte de muchos de los hombres de la audiencia.

Las mujeres de la audiencia me decepcionaron más todavía. TODAS, repito. TODAS las mujeres en la audiencia (de quienes agregaré que juzgando a partir de su apariencia tenían poco más de 20 años) afirmaron que su “SUEÑO” era casarse y sentarse en casa. Ninguna, repito, NINGUNA mencionó el deseo de tener una carrera. El éxito era algo a lo que ellas no se refirieron ni pensaron de manera alguna. ¡¡Todas eran graduadas de la universidad que “eligieron” arrojar sus títulos para siempre!! Un par mencionó que les gustaría trabajar hasta encontrar el hombre correcto. ¡Entonces para ella trabajar era una manera de “atrapar” un esposo! Cuando a estas muchachas les preguntaron acerca de la ambición, su comentario fue muy parecido al de los hombres jóvenes; todas estuvieron de acuerdo en que las mujeres no tienen ambición, que la ambición de una mujer debe ser cocinar y limpiar y cuidar a los hijos. ¡¡¡Estuvieron de acuierdo en que ambición de carrera de una mujer es un “mito” hacia el que los medios occidentales tratan de lavar el cerebro de las mujeres para que así lo crean!!!

Fantasia dejó oír su frustración diciendo:

La manera en que veo las cosas es que nuestro país necesita cada onza de trabajo y de energía disponible para ayudarnos a salir de esta depresión económica y social. El concepto de una mujer que trabaja debe ser una descerebrada… El tema se ha discutido una y otra vez por más de 120 años… y las mujeres han estado trabajando desde que nuestros abuelos maduraron en los años 40 y 50. No es común que una sociedad retroceda tanto, y que las mujeres pierdan tanto en tan corto tiempo. Aquello por lo que las egipcias han trabajado tanto está siendo lentamente arrancado de debajo sus pies… y ellas están totalmente inconscientes. La cantidad de lavadas de cerebro que ha pasado en nuestra cultura  en los últimos 20 años es asombroso. Para mí el misterio es cómo se oprime a la gente mientras a la vez las convences de que, para empezar, esa opresión fue su idea… ¿¿¿entonces piensan que su opresión es liberación??? Sé que suena confuso pero estamos viviendo ejemplos de esta retorcida lógica.

Fantasia también explicó que ella no está en contra de las mujeres que se queden en casa para ser mamás, pero…

Pero si de repente todas las mujeres decidieran quedarse en casa, no es más un acto desinteresado, en realidad se ha convertido en un acto egoísta. Dejen que explique por qué:

1- Para empezar… Los niños solamente necesitan a sus madres en los primeros años de vida. Después de los 4 años, todos los niños van al colegio, así que en realidad una madre que se queda en casa no está haciendo mucho por el niño.
Para las madres trabajadoras en Egipto, el gobierno egipcio ha hecho mucho. Una ley muy generosa que no existe en todas partes es la “licencia de cuidado del niño”. Una mujer que trabaja en Egipto por ley puede tomar hasta 5 AÑOS del trabajo.

2- Los hombres aducen que necesitan una esposa que los “cuide”. A menos que el hombre esté incapacitado o discapacitado de alguna manera, ningún hombre adulto responsable que trabaja necesita que una mujer lo cuide. A los hombres se les enseña desde muy jóvenes que no deben levantar un dedo en el cuidado de su casa; no deben limpiar, no deben cocinar y todo este ” trabajo sucio” no está a su nivel.

3- Los hombres aducen que si un hombre puede pagar para cuidar financieramente de la casa, una mujer no TIENE que trabajar. En realidad este es uno de los argumentos más fastidiosos. Las mujeres en Egipto le cuestan miles de libras para que tengan una educación universitaria, así que si una mujer elige no trabajar debería devolver este dinero para que otra persona pueda usarlo para educarse y beneficiar a la sociedad. Si este dinero lo usa el Ministerio de Educación para financiar la investigación en laboratorios, ¿no estaría mejor gastado? Entonces este es mi argumento: si no quieres usar, ¡¡¡entonces no lo tomes!!!

4- La gente arguye que las mujeres están abarrotando a los hombres y sacándolos del trabajo. A este reclamo me gustaría responder que no todas las mujeres tienen alguien que las mantenga. A los hombres que sienten que las mujeres están abarrotando les digo, por favor no sean miopes. No subestimen el valor de la mujer que trabaja en la oficina de al lado pues ella puede estar haciendo más por su familia que lo que ningún hombre pudo. Las mujeres en el centro de trabajo necesitan ser reconocidas, respetadas y apreciadas. Ellas no “abarrotan” y su valor en el lugar de trabajo no es menor que el de sus colegas hombres.

5- La gente arguye que no hay suficientes trabajos para todos… así que las mujeres tienen que sentarse en su casa, y dejar que los hombres trabajen, ¡¡para que cada familia tenga al menos un ingreso!! A este reclamo me gustaría decirle que aunque no hay suficientes fuentes de ingresos para trabajo para todos, sin embargo, hay mucho trabajo que necesita ser hecho y que nadie está haciendo. El concepto del que raramente escuchamos en Egipto es voluntariado.

Fantasia concluye su post en una nota muy motivadora y dice:

Así que decir que las mujeres deben quedarse en casa es egoísta, y es algo que lo dice gente que solamente piensa en ellos mismos. Nuestro país nos necesita, estamos empujando hacia atrás el progreso de nuestra nación. Todos necesitamos trabajar juntos. Quejarse de la corrupción o de dónde se fue el dinero no nos ayudará. Trabajar juntos si. no digo que la corrupción no sea un factor, sino que digo que la corrupción se ha convertido en la excusa para todo lo que está mal en nuestras vidas. Hay tanto que podemos hacer para hacer que Egipto sea mejor…. ¡solamente tenemos que tratar!

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.