- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

¡Habemus cine guatemalteco! Gasolina, la mejor película latinoamericana

Categorías: Latinoamérica, Guatemala, Arte y cultura, Cine, Juventud, Últimas noticias

Puedes leer mucho acerca de los “primeros lugares” de Guatemala en los rankings: corrupción, pobreza, bajas tasas de alfabetismo y violencia contra la mujer. Es por eso que los bloggers y la comunidad artística se emocionaron cuando finalmente tuvimos grandiosas noticias. Ganamos el Premio a la Mejor Película Latinoamericana en el Festival de Cine de San Sebastián en España. A decir verdad, no ganamos nostoros. El joven cineasta guatemalteco, Julio Hernández ganó, con su película “Gasolina” [1].

¡Todos los que tienen menos de treinta y cinco años están emocionados! ¡Sonrisas y comentarios agradables por todos lados!

El detalle más interesante es que los filmes recientemente galardonados no retratan Guatemala como un paraíso, como un lugar perfecto, feliz, sino que más bien muestran diferentes realidades. Fue la segunda película en el año en ser galardonada.  El primero en reportar que una película guatemalteca había recibido un premio en el festival de cine de San Sebastián fue un pariente de uno de los miembros del equipo, el blogger Jacri [2]:

Son las 8:00 de la mañana hora de Guatemala y entra una llamada yo en ese momento todavía estaba durmiendo y mi mama contesta el teléfono luego solo escucho que ella empieza a llorar de la emoción al recibir la noticia desde España diciéndole de que habían ganado a la categoría en la que estaban nominados Horizontes Latinos

Charakotel [3], un blogger guatemalteco rural que vive en Dinamarca, felicitó a Julio desde su lejana ubicación, [4] y brevemente describió la trama:

Haber logrado realizarla en Guatemala supone ya un triunfo, por la escasa -o nula- presencia institucional en el apoyo al arte, los obstáculos financieros, los cangrejos, etcétera, etcétera. El galardón es, entonces, doblemente merecido.

Desde Brasil, el poeta guatemalteco que está pasando un año como artista en Residencia en Sao Paulo fue el segundo en informarlo, y dedicó un espacio en su blog, con un significativo título: Poquita fe: horizontes latinoamericanos [5]:

Este merecido premio le dará la resonancia que merece a la película de nuestro querido Julio, al mismo tiempo que podrá poner en los ojos y oídos de muchos las imágenes y sonidos de la tan cacareada Guatemala de posguerra, con sus juventudes perdidas e incendiarias. Desde ya me pongo a ver cómo traemos ese largometraje para el Brasil, donde de seguro disfrutarán tan particular historia y la espléndida forma en que Julio la cuenta.

Gracias al honesto esfuerzo de un grupo de guatemaltecos (los actores fueron casi todos actores aficionados adolescentes) y una gran Director, NOSOTROS compartiremos nuestra cuidad, nuestras historias, nuestra realidad con muchos otros en el mundo. No es un lugar perfecto, pero es un lugar que todavía tiene ciertos rincones en los que los sueños pueden hacerse realidad. ¡Ojalá veas Gasolina en tu ciudad! ¡Habemus cine guatemalteco!