¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japón: Rikimaru Toho, el primer canta historia de manga

Su nombre artístico es Rikimaru Tōhō (東方力丸). Se define a sí mismo como “un lector de manga”, y durante 5 años ha encantado a cientos de transeúntes con sus interpretaciones en los suburbios del oeste de Tokyo.

Rikimaru Tōhō at work in Inokashira Park.

Todo un intérprete legendario, la popularidad de Rikimaru Tōhō no se debe a la televisión o la radio (aunque ha participado en muchísimos programas pequeños recientemente) sino a su capacidad de modificar su voz e interpretar los papeles de los personajes (hombres, mujeres y niños) en las historias que lee, a la emoción que le pone a esta narración y a la forma cálida y educada en la cual interactúa con sus oyentes. Lo que lo hace particularme único es que ha sido capaz de modernizar una figura que está presente en muchas culturas: el canta historia, quien aborda los cuentos orales tradicionales. Sin embargo, los cuentos que narra son historias del manga – productos de la cultura popular moderna del Japón.

Toho Rikimaru at work in Inokashira Park.

En Josei Jōi Jidai (女性上位時代), [jp] una blogger escribe acerca de cuando ella y su hermana asistieron a una lectura de manga de Rikimaru Tōhō.

Era un bello domingo en el medio de la temporada lluviosa. Salí a hacer algunas compras y llegué al Parque Inokashira. Una típica atmósfera de feriado con gente cantando y tocando la guitarra y otros haciendo malabares con espadas. Entonces encontré unas manga en una hoja plástica en una esquina y una persona extraña parada al lado.

¡Allí estaba!

Cabello largo y una pañoleta (¿una toalla?), barba y lentes: Toho Rikimaru. Es un “lector de manga” que te leerá el manga que elijas, recitando las partes y produciendo todos los efectos de sonido para hacerlo real. Me entró la curiosidad por él después que vi el programa de medianoche “Arabikidan” [あらびき団]! Después de que terminó de leerle “NANA” a una pareja, mientras yo estaba distraída, mi hermana negoció con el señor Rikimaru [para una presentación], y se sentó con ella en uno de los pequeños tazones que usa como asientos. El manga que ella escogió fue “Hokuto no Ken” (El Puño de la Estrella del Norte), un clásico de su repertorio.

En una forma muy educada nos dijo: “por favor, permítanme hacer una poderosa presentación”, y se sentó de rodillas y empezó a leer el manga. La pelea a muerte entre Kenshiro y Raoh, con Lin, Bat y Yuria mirándolos. Interpretó las partes magníficamente y también se mantuvo acercando y alejando la caricatura de nuestra cara como parte de la interpretación. La voz que salía del fondo de su estómago creó un fuerte eco en los alrededores, con un impacto que atrajo transeúntes alrededor de él. ¡I-Increíble! Aunque yo nunca había leído realmente “Hokuto no Ken”, tengo ese sentimiento de satisfación ahora como si me hubiese leído la serie completa de tapa a tapa.

Ofrecimos pagarle 1.000 yenes cada uno (total 2 mil yenes) pero él respondió: “No, no, no puedo aceptar tanto. Con esto mil yenes por qué ustedes dos no compran algo en Mac [Donald's]…?” Vaya integridad que tiene. Muy sensible. Y también nos dio unos chocolates.


Rikimaru Tōhō lee un manga en Shimokitazawa (Tokio).

Aquí está cómo el blogger en Jōnetsu no Omosa wa Yoru no Unagi (情熱の重さは夜のウナギ) [jp] describió su primer encuentro con el señor Toho Rikimaru, en un post de hace tres años:

Lo había visto muchas veces, pero nunca le había realmente pagado para que me leyera un manga hasta que un amigo y yo juntamos un poco de valor y nos decidimos a pedirle que nos leyera el primer volumen de “Bukkomi no Taku” [特攻の拓]. Los efectos de sonido fueron impresionantes, pero lo que me impresionó más fue su habilidad para reproducir las voces de los personajes femeninos. Al principio no había nadie, pero mientras lo estuvimos escuchando, cerca de 20 personas se acercaron.

Un blogger en Shūmatsu Kichijōji Tanken (週末吉祥寺探索) [jp] es entusiasta con respecto a la actuación de Rikimaru:

En la tarjeta de presentación que recibí estaba escrito: “lector de manga”.

Y como el nombre sugiere, tú sugieres uno de los manga entre aquellos mostrados, y el señor Rikimary lo lee para ti.

Hay muchos géneros: manga para chicos, para chicas, etc.

Mi favorito entre ellos es “Hokuto no Ken” [北斗の拳].
“Atatatatatatattttatattataaaaaaaaa!!!!”

Me leyó la historia con tanta energía que parecía que sus venas estaban a punto de explotar.

Y la forma en que diferencia entre las expresiones de cada uno de los tres personajes es tan fascinante que capta la atención de los transeúntes que se detienen y lo escuchan.


Otro ejemplo de la actuacuón de Rikimaru en Shimokitazawa (Tokio).

El año pasado, Rikimaru Tōhō lanzó su propio blog, a pesar su supuesta incapacidad de mantener cualquier tipo de diario actualizado, desde que empezó, ha estado constantemente llenándolo con fotos y entradas acerca de su vida y sus actividades.

Aquí están dos de sus primeros posts en el cual se presenta. En el primer post escribe [jp]:

Por cierto, aquí están las cosas que hago.

Más que los trabajos que la agencia a la que pertenezco me presenta, y la participación en programas de televisión y otros eventos, usualmente leo manga en los parques Shimokitazawa o Inokashira.

Todos los sábados… cerca de la salida sur de la estación Shimokitazawa station, de 8 p.m. a 1 a.m.

Todos los domingos… en el Parque Inokashira, al lado del escenario, desde las 12 a.m. hasta el ocaso.

También a veces hago apariciones en Shimokitazawa en día de semana en la noche.

Dependiendo del clima, a veces me salteo la cita del Parque Inokashira, pero a pesar que llueve o nieve sobre mi cabeza (realmente esto sería algo interesante de ver), siempre me presento en Shimokitazawa.

Y en otro post:

Mi día a día.

Me levanto y me voy comprar algo de comida en la tienda de 99 yenes.

Después voy a la tienda de menudencias donde leo algunas caricaturas y revistas y compro historietas en la librería de segunda mano.

Cuando compro historietas usadas me siento mal por el autor ya que el autor no recibe regalías de esta manera, pues al ser capaz de comprarla por tan sólo 100 yenes, no puedo evitar sentir que es demasiado barato y una ganancia para mí.

Entonces vuelvo a mi apartamento con esterilla 4.5, y mientras escucho a Simon & Garfunkel o The Timers, leo las historietas que compré.

Es un buen trabajo.

Algo que de verdad me gustaría añadir a mi repertorio regular.

Ensayo en mi cuarto de esterillas de 4.5

Almuerzo.

Lleno un tazón con arroz blanco y rápidamente cocino unos germinados de granos

Los añado al arroz, rocío un poco de ponzu [salsa de soya y vinagre] encima y me lo como.

Los ingredientes son simples y ridículamente baratos, pero es realmente delicioso.

Ensayo mientras veo avances de la Dieta en la televisión.

Bebo algo de medicina para evitar la inflamación de garganta.

Mi voz está bien.

Veo Ojaru Maru.

Veo Nintama Rantaro.

Me lavo, cepillo mis dientes y me voy a Shimokitazawa a leer manga.

Este tipo de día es el más feliz de todos.

Incluso cuando está muy ocupado para escribir un largo y detallado post, Rikimaru Tōhō nunca olvida agradecerle a la gente que se detiene a escuchar sus lecturas de manga:

Gracias a los clientes y a las personas del vecindario que me han visto leer sábados y domingos.

Gracias.

Fue realmente un éxito.

Gracias.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.