¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: El país rinde homenaje al maestro de la samba

Antes de seguir leyendo, por favor revisa la banda sonora de samba que acompaña este post.

Si estuviera vivo, Angenor de Oliveira (1908-1980), más conocido como Cartola, hubiera celebrado 100 años este 11 de octubre. Para ponerlo simplemente, Cartola fue una de las figuras más importantes de la samba brasileña y el compositor detrás de la primera escuela de samba en Río de Janeiro. A pesar de tener solamente cuatro años de educación formal, Cartola compuso o cocompuso más de 500 canciones, todas con letras muy elaboradas pero simples que los brasileños aman profundamente.

“Cartola no existió. Fue un sueño que todos tuvimos”, ha dicho Nelson Sargento, otro legendario compositor brasileño. En el centenario de este sueño, los bloggers le rinden homenaje y publican sus canciones, poemas, cita, video y fotos favoritos y trozos y piezas de la historia de Cartola, una historia inextricablemente relacionada con la historia de la propia samba.

Danton K [pt] habla acerca de la niñz pobre de Cartola – era el cuarto de siete hijos – y cómo eso lo hizo interesarse en la música.

Angenor de Oliveira nació en el barrio de Catete, en Río de Janeiro, el 11 de octubre de 1908. Tenía 8 años cuando su familia se mudó a Laranjeiras y 11 cuando se fueron a vivir a la barriada de Mangueira, que no dejaría nunca. Desde temprana edad participó en festivales callejeros, tocando Cavaquinho en los grupos de carnaval de Arrepiados y desfiles del duodécimo día. Pasó por varios colegios, y se las arregló para terminar la primaria, recién a los 15 años. Tras la muerte de su madre, dejó a la familia y el colegio y empezó su vida bohemia.

Fue ahí en barrio de Mangueira que Cartola conoció a otros sambistas y el malandragem. A los 19 años, en 1928, con un grupo de amigos, Cartola jugó un importante rol en la fundación de un grupo de carnaval que después pasó a ser Estação Primeira de Mangueira, una de las más queridas escuelas de samba en Brasil. Douglas Ceconello [pt] cuenta cómo combinó sus dos pasiones en este proyecto:

Cartola no solamente fundó la Estação Primeira de Mangueira sino que eligió sus colores y su nombre. El verde y el rosado, pensó, se referían a los colores de su querido y amado equipo – lo que en ese tiempo debe haber sido más bien paradójico – Fluminense [Club de Fútbol].

En los bailes de Mangueira, Cartola se distinguía por su elegancia y buen gusto. Luis Castro nos cuenta que a Angenor lo apodaron Cartola, la palabra portuguesa de sombrero de copa, debido a su excesivo cuidado con su apariencia. Se refiere al sombrero bombín que usaba para evitar que el cemento le arruinara el peinado mientras trabajaba como constructor. También hizo trabajos raros, fue lavador de autos, pintort de brocha gorda, mozo, guardia de seguridad entre otros. Castro lo describe como un genio:

Cartola era una prueba viviente de la sabiduría de Dios, que nació negro, pobre, sin religión ni educación formal, vivió su vida entera en las barriadas (favelas) y compuso los más bellos versos de samba jamás escritos y dejó un increíble legado para el pueblo brasileño.

Murilo Gitel [pt] recuerda que como pasa con muchos genios, el sambista solamente fue reconocido como tal después de su muerte, el 30 de noviembre de 1980. Cuando murió de cáncer a los 72 años, la samba acababa de salir de las favelas y llegaba a las calles de la ciudad. Sin embargo, Cartola murió casi tan pobre como cuando nació:

Curiosamente, el artista recién captó la atención nacional a los 65 años, cuando lanzó el LP clásico Cartola, a pesar de haber estado interesado en la música desde un edad. En 1976, Beth Carvalho graba As Rosas Não Falam (Las rosas no hablan) y el éxito de esta canción causa un salto considerable en la carrera del poeta apasionado de los cigarrillos, el ron y la guitarra acústica. A pesar de su popularidad, Cartola murió pobre, hace 28 años, en una casa donada a su favor por la Municipalidad de Río [de Janeiro].

Leandro Luiz Rodrigues [pt] explica que para Cartola, la música y el dinero no iban juntos y muchas de sus canciones las daba gratis o casi gratis a los amigos:

Siempre vivió al margen de la sociedad que consumía [su arte], grabó su primer LP recién a los 65 años y nunca entendió cómo una canción (para él, componer era tan natural como cualquier necesidad fisiológica) podía comercializarse. Siempre vendió las composiciones a precio de ganga. ¿Cuántas bellas canciones atribuidas a otros compositorers de hecho vinieron de la misma mente que creó “As rosas não falam”?

La periodista Monica Ramalho [pt], que ha investigado y escrito extensamente acerca de Cartola, publica un artículo que escibió en el 2006, cuando su editor le encargó una historia que mostrara un lado diferente del sambista. Acá un extracto de la entrevista que hizo con Ronaldo de Oliveira, el hijo adoptivo de Cartola, que lamenta no haber apreciado tanto a Cartola el músico, pero recuerda muchas de las lecciones de su padre:

Una de ellas, en particular, su heredero no olvida. “Cuando tenía unos 16 años, perdí mi trabajo. Fui donde él y le dije: ‘Señor Cartola, no necesita usted despertarmente mañana a las 6 am porque me han despedido”. Él contestó: ‘Muy bien’, pero entonces al día siguiente Cartola me desperó al a hora de siempre. Me quejé y me dijo: ‘Lo sé, hijo mío, pero levántate y anda a buscar un trabajo. O anda y haz algo, barre el jardín, arregla el ropero, lo que sea, o de lo contrario te acostumbrarás a levantarte en la tarde y no buscarás trabajo después.

Su música

Bruno Galera [pt] que en otro post comparó a Cartola con los Blues Masters en Mississipi, trata de explicar los efectos que su música tiene en él:

Pero hay otra cosa importante acerca de su música que noté hoy: es imposible acostumbrarse a ella. Siempre que dejo de prestar atención a la letra y a la manera en que las recita, invariablemente termino arrasado por profunda pena y alegría. Solamente un puñado de músicos lorga tener un efecto similar en mí. Algo que puedo describir como absoluto deleite.

Mário Chrispim [pt] continúa acerca del talento natural para la música que emanaba:

Aunque no había estudiado teoría de la música, Cartola tenía una asombrosa inventiva musical. Vino con soluciones armónicas muy sofisticadas que no eran comunes en el campo de la samba. Más aun, era un brillante escritor de letras, que creó fuertes e innovativas imágenes poéticas.

Debido a esto, Elisa Queiros [pt] dice que Cartola pertenece a todos los brasileños, a todos los que pueden entender la belleza de la letras compuesas por el poeta que llora en las rosas por la muerte de una mujer que amaba, solamente para darse cuenta de que las rosas habían robado su perfume:

Con la naturaleza de sus melodías y armonías, la simplicidad cotidiana de sus letras, Cartola toca nuestros corazones y se convierte en la banda sonora de nuestras vidas, para que cada uno pueda tomar prestado de él – Cartola pertenece a todos, pertenece a cada uno.

Discografía

  • Cartola – 1974 – Discus Marcus Pereira
  • Cartola – 1976 – Discus Marcus Pereira
  • Verde que Te Quero Rosa – 1977 – RCA-Victor
  • Cartola 70 Anos – 1978 – RCA-Victor
  • Cartola ao Vivo – 1982 – Eldorado

En YouTube:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.