¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudáfrica: ¿Una nueva era en la lucha contra el SIDA?

A finales de setiembre, Barbara Hogan fue nombrada como la nueva Ministra de Salud de Sudáfrica por el Presidente interino Kgalema Motlanthe, desbancando a su controversial predecesora Manto Tshabalala-Msimang. Los activistas contra el SIDA y muchos sudafricanos tienen esperanza que este movimiento señalará un cambio en las políticas ante el VIH/SIDA del gobierno.

Hogan, una veterana activista anti-apartheid y miembro de la ANC (Congreso Nacional Africano) por un largo período, fue previamente la directora del comité de finanzas. Desde que es Ministra de Salud, se ha apartado de la postura del gobierno anterior sobre el VIH/SIDA y ha
votado para hacer del SIDA una prioridad principal. Esto ha causado emoción para muchos sudafricanos, quienes tienen la esperanza que Hogan puede fortalecer la lucha contra el VIH/SIDA del país, al tomar un acercamiento más basado en la ciencia para crear políticas. En este video, los activistas contra el SIDA celebran la designación de Hogan.

En el pasado, Hogan criticó públicamente la postura y políticas del ex Presidente Thabo Mbeki sobre el VIH/SIDA. Aproximadamente 5,7 millones de personas en Sudáfrica viven con VIH y 350.000 personas murieron a causa de la enfermedad el año pasado (casi 1.000 muertes por día). Tshabalala-Msimang también había sido acusado por responder inadecuadamente al problema del VIH/SIDA en Sudáfrica. El ex Ministro de Salud promovió la remolacha, el ajo y otros alimentos como tratamientos para el VIH/SIDA, lo que le resultó en el apodo de “Dr. Remolacha”, y ha sido acusado de crear confusión acerca de las drogas anti-retrovirales.

Stephen, quien publica en irreverence, llama a Tshabalala-Msimang una vergüenza nacional y a Hogan un destello de esperanza. Ciaran Parker, blogueando en Ciaran’s Peculier [sic] Blog, elabora puntos de vista poco ortodoxos sobre Tshabalala-Msimang:

“Kgalema Motlanthe, mientras establece un deseo por conseguir la continuidad, se ha deshecho de algunos de los ministros más controversiales de Mbeki. El líder entre todos estos es el Ministro de Salud, Dr. Manto Tshabalala-Msimang, el jefe teórico tras las políticas negativas de Mbeki contra el SIDA. El gobierno de Mbeki se rehusó a aceptar el papel que el virus del VIH tiene en la propagación del SIDA, y su Ministro de Salud afirmó que las drogas anti-retrovirales, las cuales se ha demostrado que tienen algo de efecto en la lucha contra la enfermedad, eran muy costosas… Los profesionales de la medicina que trabajan en el servicio de salud sudafricano que discreparon públicamente con las bizarras teorías del Ministro han sido victimizados”.

A principios de la semana, en la apertura de la Conferencia Internacional Vacuna contra el SIDA 2008 en Cape Town, Hogan declaró públicamente que el VIH sí produce el SIDA y debería ser tratado con medicina convencional. También dijo que el gobierno estaba comprometido a aumentar los programas de prevención de madres a hijos, terapias que prevengan que madres embarazadas con VIH-positivo contagien la enfermedad, y que una vacuna efectiva contra el VIH se necesitaba desesperadamente.

Científicos, activistas y muchos bloggers han expresado alivio y emoción luego de la afirmación de Hogan. Haley, blogueando en adventures as an ambassadorial scholar, dice:

“La mayoría de la gente con la que hablo encuentra sorprendente que los funcionarios de un gobierno electo democráticamente, en el mundo actual, negara ideas como… por ejemplo… que el VIH cause el SIDA. Sin embargo, tristemente en Sudáfrica ese ha sido el caso… pero ya no más, amigos, ya no más”.

Ray Hartley, publica en el blog The Times, South Africa, y agrega:

“'Sabemos que el VIH causa el SIDA’.

Con estas palabras la Ministra de Salud, Barbara Hogan, culminó con una década ignominosa de negación del Sida que ha cobrado en Sudáfrica innumerables vidas y ha obligado a aquellos con el virus a vivir en las sombras”.

Es difícil determinar cuántas vidas fueron impactadas por las políticas previas ante el VIH/SIDA, pero la Campaña de Acción de Tratamiento (TAC) dice que más de dos millones de sudafricanos murieron de SIDA durante la presidencia de Mbeki y al menos 300.000 muertes pudieron haber sido evitadas si hubiese implementado requerimientos constitucionales básicos. Algunos bloggers dicen que tanto Mbeki como Tshabalala-Msimang tienen sangre en sus manos. Soneka Kamuhuza, quien bloguea en Things That Make You Go Mmmh!, culpa principalmente a Mbeki:

“Su apatía intelectual [de Mbeki y Tshabalala-Msimang], evidente miopía y des-ingenuidad general ayudaron peligrosamente a que la pandemia continuara. Presionando en el tratamiento holístico, el cual cuando es usado regularmente no puede ser un tratamiento efectivo contra el virus, maltrataron a su nación con su ignorancia fortificada y unificada. Se estima ahora que Sudáfrica tiene el índice más alto del mundo de gente infectada con VIH. De alguna forma, veo la mano de Mbeki en todo esto… En un país rico en recursos naturales, él ha engañado su recurso más importante, la gente, de una oportunidad para crear un liderazgo inicial en la lucha contra el SIDA”.

Muchos esperan que Hogan revierta parte de este daño. Un post en peripheries señala que mucha gente espera que el período apoyado políticamente de negación del SIDA en Sudáfrica se acabe. Sin embargo, otros se mantienen cautelosos. BillyC, comenta en un post del blog The Times, South Africa, y dice:

“Barbara Hogan tiene una montaña que escalar para revertir el daño casi terminal en los cuidados de salud bajo la supervisión de Manto. La competencia de equipos, la moral y los niveles así como una masacre de políticas de salud y legislaciones, todo debe ser tratado. Además, la promoción de medicina vudú y la demonización de la medicina occidental están ahora muy arraigadas en la psique nacional. Tomará años de trabajo duro, valiente y diligente para devolvernos un sistema de salud respetable y efectivo. Sólo podemos desear a Barbara Hogan la velocidad de Dios. La va a necesitar”.

Foto de los Lazos sudafricanos contra el SIDA por mvcorks en Flickr.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.