¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

R.D. Congo: La confusión reina en Goma

Hace dos meses los combates se reanudaron en la provincia del Nord Kivu en el este de la R.D. del Congo, entre el grupo rebelde liderado por Laurent Nkunda y las fuerzas del gobierno, en violación de los acuerdos de paz firmados en enero. Alrededor de 250.000 personas han sido desplazadas desde que el conflicto se reavivó en agosto, llevando la cifra total de desplazados a más de 2 millones. Multitudes de civiles enojados han estado atacando las oficinas de la ONU en Goma, la capital provincial del Nord Kivu, furiosos por la incapacidad de la ONU para protegerlos.

Fred R. del blog Extra-Extra [ing] explica el origen de la frustración de la población:

… la tarea [de traer paz y seguridad acabando con la plaga de los grupos armados extranjeros y las milicias locales] recayó sobre las cautelosas fuerzas de la ONU al límite de sus capacidades, y sobre el corrupto e inepto ejército nacional compuesto de antiguas facciones enfrentadas. Con el enorme país dividido en una miríada de enclaves locales inacesibles, no iba a ser nunca fácil resolver todos los problemas de corrupción, mala gestión, rivalidades interétnicas y luchas de poder. Pero el período inmediatamente después de las elecciones ofreció una excelente oportunidad al nuevo gobierno para unificar el país tras una visión clara y (con el apoyo de la ONU) para respaldar firmemente el estado de derecho. La echaron a perder.

Mark Leon Goldberg del blog UN Dispatch [ing] comenta sobre la frustración de la población hacia la ONU:

Comprensiblemente, la población local está disgustada con las fuerzas de mantenimiento de la paz por no hacer lo suficiente para prevenir el avance de los rebeldes. Las protestas delante de los recintos de la ONU se volvieron violentas a principios de semana cuando los residentes de Goma arrojaron rocas frustrados. Desgraciadamente, la misión de mantenimiento de la paz no puede contrarrestar los ataques sin refuerzos.

Necesitan ayuda. Rápidamente.

El post de Fred [ing] ofrece los antecedentes más recientes de la situación en el Kivu Norte. Michelle F. del blog Stop Genocide [ing] ofrece un desglose de “la sopa de alfabeto de grupos armados” en la RDC para los que estén confundidos sobre los actores de este conflicto:

-El General Laurent Nkunda y su Congrès National pour la Defense du Peuple (CNDP) dicen luchar para proteger la población congoleña tutsi de los huéspedes más poco gratos de la RDC,

-Las Forces Démocratiques de Libération du Rwanda (FDLR), o Interahamwe, los perpetradores del genocidio ruandés del 1994, que instalaron su tinglado en el este de la RDC después de su reino de terror en su propio país. Los rangos del FDLR ahora incluyen un número substancial de reclutas congoleños, incluyendo niños.

-Las Forces Armées de la République Démocratique du Congo (FARDC), las Fuerzas Armadas de la RDC, antiguos campeones en hacer todo lo que un ejército nacional no debe hacer,

-MONUC, la Misión de las Naciones Unidas en el Congo, que en estos momentos se encuentra atacada por los civiles enojados por la incapacidad de sus fuerzas para ofrecerles protección. Refugees International describe a la MONUC entre la espada y la pared aquí.

Hace cuatro días los rebeldes del CNDP tomaron un importante campo militar en Rumangabo, así como el cuartel general del Parque Nacional de la Virunga que se extiende por 3,000 millas cuadradas (7.800 km cuadrados) y donde viven 200 de los últimos 700 gorilas de montaña del mundo. Los rebeldes han usado el parque como base pero nunca habían invadido su cuartel general. El director del parque, Emmanuel de Merode, escribió sobre los sucesos del domingo en el blog oficial del Parque de la Virunga [ing]:

Los combates [..] han engullido totalmente la estación del parque y nuestros guardas se han visto obligados a huir hacia los bosques para sobrevivir. Los rebeldes son ahora los únicos ocupantes de la estación del parque en Rumangabo. Esto no había pasado nunca antes.

Son tiempos graves. Necesitamos traer a los 50 y pico guardas a Goma, 45km al sur de Rumangabo, para que estén seguros. La carretera principal está bloqueada por los combates así que están caminando por el bosque hacia Kibumba, que está a unos 20km al sur, donde planeamos recogerlos con camiones. Estamos intentando mantener el contacto por teléfono pero no les queda mucha batería en sus móviles.

Dos días más tarde, 12 de los 53 guardas que tuvieron que escapar al bosque fueron rescatados y llevados a Goma. Innocent Mburanumwe describió [ing] lo cansados, sedientos y hambrientos que estaban cuando el equipo de Goma los encontró:

Los guardas emprendieron su huida el domingo a las 9 de la mañana en un grupo de 14 – también con 4 militares que también huían de los rebeldes. Caminaron a través del parque, a menudo intentando trazar las carreteras, pero oían demasiadas bombas y morteros y tenían que volver al bosque. Sin agua, intentaron lamer las rocas para apagar su sed, y también intentaron chupar la humedad del barro, poniendo un trozo de tela entre sus bocas y el barro húmedo.

El miércoles un portavoz del CNDP anunció un alto al fuego unilateral, pero aun así la situación sobre el terreno en Goma permanece caótica. Tal y como Kate Cronin-Furman del blog Wronging Rights [ing] observa, “de todas formas todo el mundo parece estar preparándose para la guerra, probablemente a causa de la dudosa comprensión de Nkunda de las palabras alto al fuego en el pasado.”

Samantha Newport escribe sobre la confusión reinante en el blog del Parque de la Virunga [ing]:

En Goma es el caos total. Me han dicho, a través de varias llamadas de teléfono y mensajes de texto, que ahora el ejército ha depuesto las armas en Kibumba, a unos 20km al norte de Goma, y que están huyendo de los rebeldes. En otras palabras, se han rendido.
[..]
Según parece, el gobernador del Kivu Norte también ha dejado la ciudad.

Ahora sólo quedan las fuerzas de mantenimiento de la ONU para evitar que los rebeldes de Nkunda tomen Goma.

Hay muchísima especulación en estos momentos – y pánico.

En otro post en el blog del Parque de la Virunga, Emmanuel de Merode también escribe sobre la confusión en Goma [ing]:

Confusión es probablemente la única manera de describir la situación. Hay muchos tiroteos en la ciudad, con la artillería pesada un poco más lejos. Todo el mundo se queda en casa. Ha habido pillajes, sobretodo hombres armados robando coches y motos. Laurent Nkunda emitió un comunicado en radio y televisión anunciando un alto al fuego unilateral, lo que es alentador, pero desgraciadamente no se traduce en una velada tranquila.

Hemos sufrido un aluvión de rumores incluyendo la invasión del ejército ruandés, mercenarios angoleños viniendo del oeste, casi todo, nada terriblemente útil.

Ayer por la mañana Samantha daba más noticias sobre la situación, incluyendo algunas fotos desde el recinto donde pasó la noche [ing]:

Los rebeldes del CNDP – los rebeldes de Nkunda – tienen el control absoluto de Kiwanja y de Rutshuru y han instalado su propia administración en la zona. El ejército nacional, la policía y los administradores se han marchado todos – así que un gran pedazo de la provincia está ahora bajo control del CNDP.

Innocent pasó una noche incómoda. La casa de sus vecinos fue saqueada por militares a la fuga. Por suerte Innocent, su mujer y sus 5 hijos están bien y no les robaron nada.

Dawn Hurley, una expatriada americana viviendo en Goma, escribe en su blog From Congo [ing] sobre la incertidumbre y miedo que trae la noche:

La noche puede dar mucho miedo. Durante el día, la vida parece sostenible en Goma. Pero cuando cae la noche hacia las 18:30 y hasta la mañana todo el mundo está a su propia merced. La mayoría de la gente no tiene coches, así que no pueden ir a ningún lado en cuanto oscurece. Y estos días, incluso conducir de noche no está recomendado. La mayoría de gente no tiene electricidad, así que a menudo están sentados en pequeñas chozas con sus familias, rezando para lo mejor, escuchando el eco de los tiros a través de la ciudad, y esperando la luz del día. No hay un número de emergencia para llamar si tienes un problema. En el mejor de los casos la gente llama a sus amigos, que tienen poco que ofrecer aparte de una voz al otro lado del hilo.

Colette Braeckman, una periodista belga y autora de varios libros sobre el África central, reproduce en su blog [fr] el testimonio de Dunia Ruyenzi, una activista para los derechos humanos in Goma:

Pasamos la noche encerrados, los tiros resonando por todas partes. Decían que eran los militares congoleños pero también había, estoy seguro, infiltrados enviados por Nkunda para acentuar el pánico. Algunos estaban allí también para buscar dinero y mataron a tres personas. También intimidan a la MONUC y disparan a sus aviones. Pese a ello el aeropuerto no ha sido tomado y los aparatos pueden aterrizar. Las prisiones desbordan de gente detenida por la policia y el ejércido. Intentamos hacer una lista de los prisioneros, de encontrarlos en las mazmorras. No todos los soldados gubernamentales se han marchado, algunos siguen luchando aun por la zona de Rutshuru…

Una de las últimas noticias del blog del Parque de la Virunga, a las 10 de la noche de ayer, dice:

Hay algunos tiroteos esporádicos en las calles pero mucho menos intensos que ayer. La tensión está empezando a disminuir. Mañana, el asistente al Secretario de Estado de los EUA debería venir a Goma para ayudar con las negociaciones. Louis Michel, el comisionario europeo para Desarrollo Internacional, se encuentra en Kinshasa, y la ministro belga de asuntos exteriores Carol de Gujt, tendría que llegar a Kigali. Tengamos esperanza …

Hace dos semanas la periodista Jina Moore, anteriormente radicada en Ruanda y que también cubrió la RD Congo, escribió en su blog News from Central Africa [ing]:

Finalmente entiendo esa cosa sobre la que he leído en los libros, cuando los encallecidos corresponsales hablan de la desesperación que se siente de volver a los lugares totalmente jodidos que han cubierto cuando las cosas van a peor. Significa algo distinto cuando sabes cómo es ese lugar en la vida real, y algo te corroe las entrañas, llamándote a volver.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.