¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Reformando los servicios judiciales malasios

El sistema judicial malasio ha sido largamente criticado por corrupción, y también por no ser expeditivo en su proceso. A comienzos de este año, el Ministro de Ley de facto, Datuk Zaid Ibrahim, prometió cambios en el sistema legal de Malasia, comenzando por el Poder Judicial. Mientras estuvo en el cargo, Zaid formó un comité para emprender reformas.

Sin embaro, Zaid renunció a su cargo en protesta por las detenciones sin juicio de un periodista, un blogger y un un parlamentario de oposición, todos detenidos en el término de un día. Ahora, no queda claro si las reformas judiciales ocurrirán, y si se llevan a cabo, lo efectivas que serían las reformas.

Esto viene inmediatamente después de Tan Sri Zaki Azmi como nuevo Jefe de Justicia de Malasia. Según el blogger Shamsul Iskandar:

Es triste que el Primer Ministro, que pretende terminar su servicio hacia marzo del 2009, no lograra entender y cumplir con las necesidades de los ciudadanos, como para que un importante órgano como el Poder Judicial se ‘limpie’ sin ninguna preocupación indebida. Es conocido generalmente que antes de que Tan Sri Zaki Tun Azmi fuera elegido como el nuevo Jefe de Justicia de la Corte Federal, era una figura corporativa cercana al partido UMNO [principal partido que integra la coalición gobernante], que nunca presidió ni un comité bajo el mencionado partido político.

Muchos malasios consideran que la necesidad de una reforma judicial en Malasia es crucial. Desde la crisis judicial de 1988, cuando seis destacados jueces fueron destituidos por el Primer Ministro, doctor Mahathir Mohamad, seguido de lo que se llamó “dos décadas de oscuridad judicial“, incluidas cartas anónimas que alegaban corrupción judicial en 1996 y la culminación de la crisis en el reciente escándalo de las “cintas Lingam”.

Según Screenshots, supuestamente la cinta Lingam muestra a un abogado veterano, VK Lingam, en una conversación telefónica con el actual Jefe de Justicia Ahmad Fairuz Sheikh Abdul Halim, presuntamente acordando la designación de ‘amistosos’ jueces de alto rango.

El escándalo del video provocó que el gobierno formara una Comisión Real de Investigación. Más elocuentemente, la Comisión encontró que la designación judicial está abierta a la manipulación por parte del Ejecutivo y de ciudadanos privados, y que destacadas personalidades, incluido el ex Premier malasio, Tun Dr Mahathir Mohamad, estaban involucrados en un ”movimiento insidioso” para arreglar las designaciones de los jueces.

El sistema judicial malasio no se ha recuperado del escándalo Lingam, y los malasios vieron con buenos ojos las propuestas de Zaid para la reforma judicial. Empero, desde su renuncia y sus secuelas, que incluyeron una carta abierta al Primer Ministto Datuk Seri Abdullah sobre las detenciones sin juicio, y ahora con la designación de Tan Sri Zaki Azmi, las cosas no están optimistas. Din Merican declaró:

…Estoy espantado con las últimas noticias que vienen de Kuala Lumpur hoy de que la designación de Zaki Tun Azmi de UMNO como el nuevo Jefe de Justicia de nuestro país ha sido aceptada por Majlis Di Raja (Consejo de Gobernantes). Zaki es el elegido de nuestro gobierno de Badawi, que tiene un ojo en la reforma, que está en sus últimos días, a pesar del hecho que unos 25,000 malasios firmaron la petición haciendo un llamado a nuestro Duli Yang Maha Yang DiPertuan (nuestro Rey) para parar esta designación.

Este es sin duda un duro golpe a la reforma judicial y solamente podemos esperar que los parlamentarios de ambos lados del pasadizo debatirán esta designación, a conciencia y como lo establece el artículo 127 de la Constitución Federal. Tal como está, la imagen de Malasia en el extranjero está seriamente deteriorada y con esta última novedad, los observadores políticos y los analistas se preguntarán por qué el Primer Ministro Badawi que prometió impulsar su agenda de reforma en los meses que le quedaban en el cargo haría una movida tan retrógrada.

En tanto que Guansin dice:

Es de conocimiento general que el Poder Judicial de Malasia se ha corrompido con los años, y que ha culminado con el escándalo de la cinta de Lingam en el 2007, para ira del rakyat de Malasia. Pero el leer los detalles de cómo algunos jueces han corrompido el Poder Judicial nos permitiría exponer y avergonzar a los jueces involucrados. No deberíamos dejarlos ir tan fácilmente.

Entre tanto, el actual político e hijo del ex Primer Ministro Tun Dr Mahathir, Datuk Mukhriz Mahathir, declaró recientemente que los esfuerzos de Zaid para hacer el sistema de designaciones judiciales más transparentes no tendrían mucha importancia en el progreso del país, y afirmó que los temas de reforma judicial, si no se implementan, no harían que el país se desmoronara, y agregó que los malasios han vivido todo este tiempo sin ellos.

Esto, junto con la designación de Tan Sri Zaki, ha causado mucha inquietud entre los cibernautas. Malik Imtiaz declaró en su blog:

Los asuntos de competencia judicial e impacto a la integridad al otro lado de la frontera; no son específicos de ninguna raza ni partido político. Decisiones malas o torcidas hieren a toda la profesión legal y al país como un todo así como a los litigantes involucrados. Una de las mayores dificultades de practicar el derecho en estos tiempos es la falta de seguridad en la ley, en parte por haber un montón de decisiones que han sido juzgadas sin observar debidamente el principio o el precedente. Al convertirse ellos mismos en precedentes, estas decisiones han minado las bases no solamente del sistema legal sino también del sistema de comercio que sostiene. Ya que el comercio es totalmente dependiente de la certeza que puede brindar que solamente un sistema legal funcione efectivamente, el actual estado de las cosas es algo odioso.

Además, el público ha recordado recientemente el lento y arduo recorrido del sistema de justicia malasio, con el llamado de la activista de derechos humanos, Irene Fernandez a comienzos de este mes. Se dice que el caso es el que más tiempo ha tomado en Malasia, ensuciado con postergaciones, pérdida de documentos de la corte y notas judiciales ‘incomprensibles’.

Sin embargo, el nuevo Jefe de Justicia Tan Sri Zaki Azmi ha empezado su periodo con lo que ha sido descrito como un discurso “implacable”. Dijo que no dudará en tomar severas y drásticas acciones contra los jueces errantes, que han empañado la imagen del sistema judicial. Según informes noticiosos, Tan Sri Zaki ya está planeando reformas, con la bendición del Primer Ministro.

Mientras tanto, Datuk Seri Nazri Aziz ha regresado a su anterior puesto como el ministro a cargo de los asuntos legales, en reemplazo de Zaid Ibrahim. Nazri hahecho algunos buenos trabajos con la cartera de asuntos legales, como impuslar el proyecto de ley de protección de testigos. Sin embargo, Zaid ha declarado que en su momento enfrentó mucha oposición en el Paramento. El jurado está afuera si Nazri, junto con Tan Sri Zaki, son capaces de logar efectivas reformas judiciales.

[Nota: Tan Sri, Tun, Datuk Seri y Datuk son títulos honoríficos dados a los malasios]

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.