¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

R.D. del Congo: Los enfrentamientos continúan

Mientras el mundo celebra la victoria de Barack Obama como el próximo presidente de Estados Unidos, AfroSpear nos recuerda [ing] que el conflicto en la provincia de Kivu Norte en la República Democrática del Congo no ha terminado:

En esta era en la que un hombre de ascendencia africana ha conseguido el trono de la nación más poderosa del mundo, una tragedia de enormes proporciones sigue golpeando a la República Democrática del Congo. De hecho, es más fácil vender un “mensaje de esperanza” en el deseo de cambio político para curar lo que nos aqueja que “comprometerse a actuar” para cambiar una situación de desesperación y destrucción eternas.

En el blog Untold Stories del Pulitzer Center on Crisis Reporting, Michael Kavanagh escribe [ing] desde Goma:

Más de un millón de personas han abandonado sus hogares en Kivu Norte, y muy pocos están recibiendo ayuda humanitaria. Antes del enfrentamiento de la semana pasada, la mayoría se las arreglaba gracias a la generosidad de vecinos que acogían en sus casas, patios y granjas a los desplazados. Ahora esas familias anfitrionas se han convertido también en desplazados. La gente huye a la selva, las iglesias, las escuelas […]

Habitantes de Kibati huyendo hacia Goma tras los enfrentamientos en la zona. Foto realizada por Julien Harneis.

El pasado viernes 7 de noviembre, líderes africanos de la región reunidos en Nairobi en una cumbre respaldada por las Naciones Unidas exigían un alto al fuego inmediato en el este de la R.D. del Congo, así como el establecimiento de un corredor humanitario para que los cientos de miles de personas desplazadas por la reciente crisis puedan obtener la ayuda que necesitan. La cumbre, celebrada por la Unión Africana (UA), reunió al presidente de la R.D.C. Joseph Kabila y a Paul Kagam, presidente de Ruanda, que limita con Kivu Norte, así como a los líderes de Kenia, Uganda, Tanzania, Burundi y Sudáfrica.

El 29 de octubre el CNDP, grupo rebelde liderado por Laurent Nkunda, ya anunció un alto al fuego de forma unilateral. Sin embargo, incluso mientras se celebraba la cumbre, hubo noticias de graves enfrentamientos entre las FARDC (el ejército congoleño) y el CNDP en varias áreas rurales como Kibati, que se halla a 9km al norte de Goma, lo que produjo un mayor número de desplazamientos. Dawn Hurley, un expatriado estadounidense en Goma, comenta sobre la situación [ing]:

Nkunda afirma que no ha roto el alto al fuego que él mismo declaró y que apenas ha respondido a los ataques del gobierno. Pero esta distinción es como mucho difícil de entender. Los rebeldes de Nkunda han tomado dos aldeas en el norte, lo que ha forzado a la población a huir todavía más lejos. También han retomado la aldea de Kiwanja. Ésta se hallaba bajo el control de Nkunda hasta el martes, cuando otro grupo rebelde aliado con el gobierno retomó la aldea en una sorprendente demostración de poder, lo que condujo a duros enfrentamientos entre los dos grupos. Finalmente, los rebeldes de Nkunda recuperaron el control de la aldea. No obstante, hay noticias de que numerosos civiles fueron asesinados por las fuerzas de Nkunda al recuperar la aldea, supuestamente como represalia.

Mientras tanto, una misión de investigación preliminar de la MONUC visitó Kiwanja, al norte de la aldea de Rutshuru, tras recibir noticias de que durante el enfrentamiento habían sido asesinados varios civiles, entre los que se encontraba un periodista congoleño, Alfred Nzonzo Bitwhiki, que trabajaba para la radio de la comunidad Ushikira (Racou). Colette Braeckman, periodista belga y autora de diversos libros sobre África Central, se pregunta:

Los civiles están siendo masacrados ante la mirada impotente o indiferente de los Cascos Azules: ¿Se convertirá Kiwanja en la Srebrenica congoleña?

Con el fin de documentar lo que está sucediendo en el terreno en estos momentos, el viernes Ushahidi se ha servido de su software para la R.D.C. tras usarlo con éxito durante la violencia postelectoral desatada en Kenia el pasado enero, así como durante los ataques xenófobos que se produjeron contra inmigrantes en Sudáfrica en mayo. Ushadidi, que significa “testigo” en suahili, es una herramienta que permite a cualquiera entregar información sobre crisis mediante el envío de SMS a través del teléfono móvil, e-mail o formato web, y visualizarla en un mapa o en una línea del tiempo. El número de teléfono al que se ha de enviar los informes SMS es +243992592111 y la página web en la que se pueden ver las noticias es http://DRC.ushahidi.com

Uno de las noticias sobre estos incidentes que ya se puede encontrar en la página de Ushadihi para la R.D.C. hace referencia al asesinato de un periodista local en el área de Kiwanja:

Uno de nuestros colaboradores en la radio de la comunidad (Ushirika) fue asesinado en Rutshuru.

El presidente del Comité Nehemiah de Kiwanja ha huído, la parroquia es cada vez menos segura.

Hemos tenido contacto con Kibirizi, aunque el contacto telefónico allí es difícil. Estoy en contacto permanente con el Comité Nehemiah de Kiwanja y de Rutshuru. Nuestro supervisor ha recibido la visita tres veces seguidas de hombres uniformados en su casa de Kiwanja.

Para más noticias desde el terreno, vea este blog posteado por cooperantes del Comité Internacional de Rescate [ing] en Kivu Norte, o el diario [ing] de otro cooperante en la zona en el blog Alertnet.

Hace unos días, la emisión de la BBC Africa Have Your Say (África da tu opinión) preguntó a su audiencia “¿Por qué no puede la R.D.C. mantener la paz?” [ing]. A continuación se ofrece una pequeña selección de las respuestas dadas por los lectores congoleños:

Joseph, desde Goma:

Todo el problema parte del hecho que el gobierno de la R.D.C. de los años 90 no cumplió su promesa de dar caza a los asesinos que llevaron a cabo el genocidio de Ruanda. Prometieron a Ruanda que atraparían y matarían a los hutus que huyeron al Congo y que participaron en el genocidio, pero nunca lo hicieron. Ruanda y los rebeldes se vieron obligados a tomar cartas en el asunto debido a la falta de liderazgo en Congo, que dio marcha atrás en sus promesas. Amo a mi país, pero nuestros gobernantes son un desastre.

Davis Tara, desde Kinshasa:

La R.D.C. sólo conseguirá la paz cuando sus líderes tengan la voluntad política de poner fin a la guerra. Parece que Kabila disfruta de la inseguridad en esta parte del país para asustar a sus oponentes políticos.

Dr Paul Kabasele, un congoleño en Londres:

La comunidad internacional ha sido la responsable de que los hutus hayan cruzado la frontera tras el genocidio. ¿Por qué no debería encargarse esta misma comunidad de solucionar este caos?

Michelle F. del blog Stop Genocide también ha dado su opinión sobre como mantener la paz en la R.D.C.:

Si se desea establecer cierto grado de seguridad en el este de la R.D.C., ésta no se alcanzará si no se introducen serias reformas en el ejército congoleño. Las FARDC, más allá del hecho de que por lo general son incompetentes y carecen de recursos, son responsables de algunos de los peores abusos cometidos contra civiles congoleños, como la entusiasta participación en la brutal epidemia de violaciones que se ha convertido en el sello distintivo del conflicto.

Hablando del ya conocido problema de las violaciones en Congo, Michael Kavanagh del Pulitzer Center for Crisis Reporting señala que los periodistas y activistas escriben sobre ello “mucho más de lo que escriben sobre la guerra”. Y añade:

El problema con buena parte de la cobertura de la violencia sexual en Congo -incluida la mía, a veces- es que carece de contexto, porque a menudo el contexto es tan complicado que los periodistas y editores deciden pasarlo por alto.

Pero cabe repetir una y otra vez que las violaciones en Congo son consecuencia directa del conflicto. Los casos de violación se disparan tras los enfrentamientos y cerca de los frentes de batalla. Cuando los combates se reducen, lo mismo ocurre con el número de violaciones. Las violaciones constituyen una epidemia que ha nacido de la violencia, y no un rasgo característico de la sociedad congoleña. El único modo de “Frenar las violaciones” es poniendo fin a la guerra. Sólo sucederá en ese orden.

Dawn Hurley comparte esta anécdota:

Mientras caminaba por Goma hablé con un joven, que quizás es quien mejor resume el clima que se respira en Goma. Le pregunté si estaba asustado.

Respondió: “El miedo es un lujo de ricos. Si eres pobre, ¿qué importa si tienes miedo? No hay nada que puedas hacer al respecto. No puedes huir, no puedes cambiar nada. Sólo puedes seguir viviendo. ¿Qué sentido tiene estar asustado?”.

Para una lista exhaustiva de reuniones informativas sobre el tema y recomendaciones en política en la R.D.C., así como ideas para actuar, vea el blog Individual Responsability to Protect.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.