¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Proyecto fotográfico “Familia Diferente”

“Para mí, una familia diferente significa personas que viven al margen de la sociedad. Estas personas pueden no tener casa ni trabajo. Pueden usar drogas, sus vecinos pueden odiarlos y les pueden prohibir entrar a un cine por su apariencia inapropiada. Pero dentro de esas familias, todavía reina la relación de amor cariño […].”

Así es como Irina Popova, fotógrafa rusa, describe (rus) a los intervinientes de su proyecto “Familia Diferente”, actualmente en exposición en San Petersburgo – y también disponible en línea acá (23 fotos) y en el portal PhotoPolygon.com (15 fotos).

Sin embargo, dado que la serie se ha centrado tanto en una bebé de nombre Anfisa, la hija de los adultos marginales de Popova, la interpretación de la fotógrafa de su propio trabajo ha causado fuertes críticas de parte de los que lo han visto en línea.

A continuación algunos comentarios de la audiencia de PhotoPolygon‘s – así como de la misma Irina Popova (popovaira).

ameli_sa:

Además del contenido de la serie de fotos, “Y aun así, se aman unos a otros y a su hija, tal vez más de lo que alguien que va a condenarlos pueda imaginar” – ese amor no vale nada. En cuanto a la serie de fotos – sería bueno si hace que las autoridades de la ciudad los prive de sus derechos de paternidad o, al menos, brinde cuidado especial para esta familia. Porque, por ejemplo, viendo la foto donde la niña está arrastrándose en la ventana, entiendes que de verdad está en peligro.

Irina Popova (popovaira) responde:

Lo sabía. La barrera “¡nosotros somos buenos y ellos son basura!” Resulta que no lo entendí. La niña no estaba en peligro – ahí hay una red. En la siguiente foto sale la mano de la madre. Los animales son los que llevarían a la niña a algún orfanato.

AlexLen:

Si querías mostrar que la niña no estaba en peligro, ¿por qué incluiste esta foto? En general, las fotos son buenas, pero creo que hay discrepancia entre ellas y el texto – esto es, en tu texto, dices que todo está bien, pero escoges fotos donde todo está mal. El trabajo que has hecho es interesante y complejo.

ameli_sa:

También lo he estado pensando – qué podemos hacer exactamente por esta niña- creo que la reacción más correcta sería ir al departamento de patrocinio y darles la dirección de esta “familia” e insistir que [ellos] visiten a esta familia diariamente para revisar si la niña no tiene hambre, está vestida y si alguien la está cuidando. De otra manera, de nuevo, este reportaje social no vale nada – hemos visto las bellas fotos y nos hemos olvidado. Siento lástima por la niña y no puedo pensar qué puedo hacer por ella.

http://openid.yandex.ru/beiberecka/:

[…] Yo misma era una niña, solamente mayor – tenía 12 años cuando mis padres murieron debido a las drogas, y no puedo condenarlos, me amaban, solamente sucedió así…

[…]

¡PERO! Me gustaría adoptar a esta niña cuando sus padres mueran.

http://demonru.livejournal.com/:

Vivir como animales es una opción personal de estas gente (muy probablemente). Pero criar a su hija en este caos – eso no es amor, es maldad declarada. El amor no se limita a besar los pies [de un niño], es también un comportamiento responsable de los padres hacia su hijo. Tú misma escribiste: “Mientras tanto, la niña de 2 años está sola y depende de cuidados ocasionales de los invitados”. Esta es ya la razón para que los servicios sociales se involucren con esta “familia”. Es difícil que ella esté peor en otro lado de lo que está en esta familia. Si todavía hay algunas personas que puedan admirar el “idilio” en esta familia, en tres o cuatro años, cuando la niña crezca y sus padres tengan el cerebro completamente quemado por las drogas, la figura podría ser significativamente peor.

Irina Popova (popovaira) responde:

Espero tener la oportunidad de observar la vida de esta familia por mucho tiempo. Entonces informaré qué fue de ellos en cuatro años. Por ahora, es demasiado pronto para sacar conclusiones. Mejor piensen qué es lo que va a pasar con ustedes.

shelma:

El contenido emocional de la serie es de horror, pero la ejecución es excelente. Como se puede ver por los comentarios, ni una sola foto puede dejar de conmover. Irina, no puedo imaginar los difícil que debe haber sido trabajar ahí, cuando tuviste que verlo todo. Te deseo suerte en el futuro. P.S. Todavía tengo dudas acerca de la presencia del amor en esta familia. O tal vez, no puedo entender ni aceptar esta clase de amor.

Irina Popova (popovaira) responde:

¡Muchas gracias! Ciertamente fue difícil fotografiarlos, pero no tan difícil. Es solamente que me solidaricé con ellos y estuve de su lado – y solamente por eso me permitieron tomar las fotos, de otra manera no habría habido historia, y en cambio habría un ojo morado o una cámara rota)) Por cierto, ellos vinieron a la inauguración de la exposición, terminaron muy contentos, estaban riendo )) Creo que todavía no se dan cuenta de que alguien los puede condenar por todo esto.

El reportero gráfico ruso Oleg Klimov, que además es el curador de la exposición “Familia Diferente”, escribió esto en su blog (rus) en defensa de Popova y su trabajo:

Puedo ponerlo así: fui testigo directo cuando Irina Popova tomaba esta serie. Todavía recuerdo sus e-mails, que escribía en sus pausas desde un café Internet en San Petersburgo, y recuerdo todas sus dudas […].

“Solamente anda y haz las fotos, no les compres drogas ni alcohol, y no les des dinero…” – este fue el único consejo práctico que podía darle desde lejos. Ella vivía en el departamento de ellos y fotografiaba.

Cuando Irina recién publicó algunas de estas fotos como parte de un programa de fotos educativas en la sección “documental fotográfico”, siguió una ráfaga de críticas, dirigidas principalmente a ella como persona y fotógrafa. Fue acusada de propagar un “estilo de vida arrabalero”, glorificando a una “familia de pobres diablos” que debería estar tras las rejas y no en las páginas de periódicos y revistas… […]

La conclusión fue obvia: nadie quiere saber nunca que hay gente enferma, inválidos, drogadictos, alcohólicos en nuestro país… […] No existen para la mayoría, independientemente de si son malos o buenos. No están ahí. “No hay persona, no hay problema.” Y cuando alguien un día nos muestra que estas personas sí existen, o cuando nos los encontramos en la calle, actuamos como fascistas. y a la vez, por alguna razón estamos seguros de que somos mejores, más honestos, más correctos, que tenemos mejor posición económica y somos más exitosos. Estas ilusiones llevan a la falta de compasión, falta de respeto por otro como humanos más que miembros de alguna jerarquía social. […]

No quiero decir una sola palabra en defensa de los sujetos de esta serie. Acá, son de la manera en que realmente son. Este es el hecho y el unico argumento en defensa de su existencia, su proximidad a nosotros, en defensa del hecho que tienen hijos y todo un espectro de setimientos, desde el amor al odio, de la desesperanza e indiferencia.

[…]

Lo único que quiero decir son palabras en defensa de la fotógrafa Irina Popova. Ella tiene realmente el coraje de una periodista, algo que está [virtualmente ausente] del periodismo y la fotografía de hoy. El coraje y la capacidad de decir lo que viste, sentiste y dijiste, sin distosionarlo ni torturar la realidad que nos rodea y que mejor no vemos. Esta es su “presunción de inocencia”, que tiene que existir en cualquier sociedad civilizada.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.