¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La victoria de Obama: ¿una inyección para la salud mundial?

NE: Post publicado el 8 de noviembre.

Mientras el presidente electo de Estados Unidos Barack Obama se prepara para sus próximos cuatro años en la Casa Blanca, muchos debaten el impacto que tendrá su política tanto en Estados Unidos como a nivel mundial en lo que a sanidad se refiere y si cumplirá las promesas que realizó a lo largo de la campaña.

Como parte de su campaña, Obama y el vicepresidente electo Joe Biden señalaron [ing] que se debía hacer mucho más en la lucha contra la pandemia mundial del VIH/SIDA, así como contra la malaria y la tuberculosis (TB). Se comprometieron a proporcionar 50.000 millones de dólares antes del 2013 a la lucha mundial contra el VIH/SIDA, con la esperanza de duplicar al menos el número de personas VIH positivas bajo tratamiento, y apoyaron el incremento de las contribuciones por parte de Estados Unidos al Fondo Mundial para el SIDA, la malaria y la tuberculosis. El blog The One ofrece una lista de otras promesas relacionadas con la sanidad y la pobreza que se realizaron durante la campaña.

Blogueros de todo el mundo se muestran entusiasmados sobre lo que la victoria de Obama podría significar en lo que a sanidad se refiere. Ray Hartley, blogueando en The Times, Sudáfrica, postea un fragmento del discurso que Obama pronunció el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, en el 2006, tras realizar una visita a Sudáfrica:

“Sabemos cómo salvar la vida de la gente. Sabemos que disponemos de la medicina y sabemos que los países ricos se pueden permitir hacer mucho más. Por eso, mi visita a Sudáfrica resultó ser muy frustrante. Ver todo aquel dolor, todo aquel sufrimiento… Nunca deberíamos olvidarnos que Dios nos concedió el poder de razonar para que pudiéramos continuar su obra aquí en la Tierra, para que usáramos la ciencia para curar enfermedades, para que sanáramos a los enfermos y salváramos vidas. Y uno de los milagros que se ha de conseguir respecto a la pandemia del SIDA es que los científicos descubran el remedio que proporcione a las personas con VIH otra oportunidad en la vida.”

Yannick Santana comenta el fragmento anterior:

“Si la gente se ha estado preguntando sobre la manera en que el cambio del presidente Obama podría tener un impacto positivo en el proceso de resolución de conflictos en África, ésta es una muestra.”

Aaddis2000, blogueando en Addismenged, ofrece cinco razones de por qué la victoria de Obama es buena para los etíopes, entre las que destaca la posibilidad que los etíopeamericanos tengan acceso a una asistencia sanitaria asequible. Addis2000 añade:

“El VIH/SIDA y la inseguridad alimentaria forman desgracias convergentes. Para combatir la pobreza, los economistas etíopes insisten en la necesidad de medidas inmediatas para frenar el crecimiento exponencial de la población del país. Sin embargo, a pesar del extraordinario trabajo realizado por la administración Bush para tratar a las víctimas del VIH/SIDA en África a través del programa PEPFAR, empeoró las cosas al ordenar a misiones de USAID en seis países africanos que se aseguraran que no se proporcionaba ningún tipo de condones, píldoras anticonceptivas, DIUs u otros métodos anticonceptivos a la ONG Marie Stopes International, que opera en clínicas de Etiopía. El senador Obama apoya la planificación familiar. ”

Hay otros que también tienen esperanzas. Un post en el blog Med India indica que Bill Gates, cofundador de Microsoft Corp., se muestra optimista en lo que respecta a los esfuerzos de Obama para abordar los problemas de la sanidad mundial, incluidos los de la India. Understand Argentina también cree que tenemos mucho que celebrar y espera que ésta sea una nueva era para toda América: Norte, Centro y Sur. Una de las razones de esta celebración, añade, es que Obama proporcionará:

“Mayor asistencia a la formación profesional, a la microfinanciación y al desarrollo de las comunidades locales; continuará luchando contra el SIDA, la malaria y la tuberculosis; y reforzará la educación mundial.”

En Estados Unidos, el programa de asistencia sanitaria de Obama pretende que el sistema sanitario sea asequible y accesible para todos e incluye la reducción de los costes de la asistencia sanitaria y el fomento de la sanidad pública. Obama también se comprometió a desarrollar y a poner en marcha una amplia estrategia nacional en la lucha contra el VIH/SIDA durante su primer año como presidente.

RH Reality Check señala que la victoria de Obama puede verse como el mandato para la ciencia y la racionalidad, especialmente en lo que respecta a la política sanitaria. Un post en Housing Works también muestra su entusiamo por estas políticas con base científica y espera que se concentren en los más necesitados.

“Los defensores de los enfermos de SIDA se mostraron contentísimos con la victoria del martes del presidente electo Barack Obama y expresaron su esperanza que la elección de Obama traiga cambios significativos a la reforma del sistema sanitario, a la prevención con base científica y a la estrategia nacional en la lucha contra el SIDA, todo lo cual prometió durante su campaña. Y existe la esperanza real que el primer presidente negro, que ha denunciado las desigualdades sanitarias existentes en las poblaciones minoritarias y la homofobia en la comunidad negra, tratará la epidemia que en Estados Unidos afecta de forma abrumadora a afroamericanos, latinos y homosexuales.”

Stiletto, blogueando en Pourquoi Pas?, señala que, aunque Obama ha heredado enormes problemas del presidente George W. Bush, espera que aún así consiga cumplir sus promesas.

“Por el bien del pueblo estadounidense, espero que Obama logre encontrar los 33.000 millones de dólares necesarios para que el sistema de salud de Estados Unidos sea algo normal como aquí en Europa, en lugar de una farsa propia del tercer mundo con 45 millones de personas sin cobertura sanitaria. Si el idiota de Bush consiguió encontrar casi un billón de dólares para ir a matar a cientos de miles de iraquíes, seguro que obtener los 33.000 millones de dólares necesarios para mantener la salud de los ciudadanos estadounidenses es mucho más importante y mucho más barato. Pero éste es vuestro problema, América, y os deseo todo lo mejor.”

Sin embargo, My African Diaspora advierte que debemos dar tiempo a Obama para que cumpla todas sus promesas:

“Moderen las expectativas. El cambio no se producirá de la noche a la mañana. Hay tantas prioridades que nos apremian: la economía, la sanidad, la guerra, la política exterior y un largo etcétera. Obama no podrá sacudir la varita mágica y hacer que todo vaya mejor. Esperar que lo haga sólo serviría para demostrar nuestro propio desconocimiento del proceso político. En lugar de ello, resérvense su opinión y sus críticas e involúcrense en la política de su país. Es nuestro derecho y nuestra responsabilidad.”

Foto de posters de Obama publicada por tonx en Flickr.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.