¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Georgia: Escándalo en iglesia armenia

Con la religión jugando discutiblemente un rol mayor en las vidas de la mayoría de sus ciudadanos según recientes sondeos, el siempre fortalecido poder de la Iglesia Ortodoxa en Georgia ha sido desde hace tiempo una preocupación en la república del sur del Cáucaso. Al publicar su investigación en su blog en agosto, Diana Chachua advirtió de los peligros.

[…] Una sociedad verdaderamente democrática no puede aceptar tratamiento agresivo, físico ni verbal de su pueblo sobre la base de religión o creencia — lo que ha ocurrido en gran medida a través de los años en Georgia. Desde un punto de vista legal, estos actos agresivos representan un caso clásico de crímenes de odio motivados por tendencias religiosas, y un extremismo religioso. […]

El mal uso de esos valores religiosos contra representantes de otras religiones y los objetivos en política personal es lo que hace que sea difícil para un país como Georgia que exceda de un periodo de transición a una democracia plena. […] Viendo a través del pasado y presente de Georgia, el nacionalismo en la religión mantiene sus riesgos y eso es lo que debería evitarse.

Hoy, quienes no perdieron de vista ese punto fueron los manifestantes que se reunieron fuera de la embajada georgiana en la capital armenia, Ereván, para protestar por el último ejemplo de hegemonía e intolerancia religiosa, presumiblemente con la aprobación tácita del Estado, en su vecino del norte.

Sin embargo, esta vez el objetivo de la Iglesia Ortodoxa georgiana vino bajo la forma de confiscar una iglesia abandonada en Tiflis, que debió haber sido devuelta a sus legítimos propietarios tras el colapso de la ex Unión Soviética.

Esta manifestación, organizada por un pequeño grupo de bloggers locales, despresigiaron lo que ellos llamaron la muerte de una democracia recién nacida en Georgia. Ahousekeeper [en/ar/ru] publica un video de la acción.

Interesantemente, mientras The Tunnel at the End of the Tunnel arma el trasfondo, The Armenian Observer destaca que los bloggers [de etnia armenia] tanto en Armenia como en Georgia fueron los primeros en informar sobre el escándalo que pronto aumentó cuando se descubrió que un sacerdote georgiano estaba profanando tumbas armenias.

Los blogs fueron los primeros en hacer sonar la voz de alarma acerca de los recientes ataques por parte de georgianos en la iglesia armenia – San Norashen en Tiflis. Los medios tradicionales siguieron de cerca a la blogósfera en diseminar la información y brindar análisis.

Los posts y comentarios empezaron a llover en la blogósfera después del post de Vesta:

“Hoy, 16 de noviembre, el padre Tariel Sikinchelashvili, junto con varios trabajadores, empezó a demoler las tumbas de los Tamamshyann ubicadas en el patio trasero de la iglesia Norashen. La multitud de frustrados armenios de Tiflis exigieron que las lápidas fueran regresadas a sus ubicaciones originales”.

[…]

Otro periodista-blogger, Mark Grigoryan traza paralelos y plantea preguntas.

“Quiero particularmente hacer hincapié en el hecho de que es difícil imaginar que algo como esto esté pasando en la capital de “los muy odiados por los armenios – Turquía”. Y acá, miren, en la “fraternal Georgia”… ¡qué vergüenza! Estoy horrorizado por el silencio del público georgiano.”

Ciertamento, la amenaza de San Norashen no es nueva y fue reportada por el blogger armenio Pigh [ru] en junio.

Desde entonces, 517 Design [ru] ha iniciado un grupo de Facebook para protestar por la inacción de las autoridades georgianas en prevenir lo que la mayoría ve como un claro caso de violación de derechos de minorías religiosas y étnicas.

El blogger también publica fotos de la manifestación de hoy.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.