¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Balcanes: Derechos humanos y LGBT

Recientemente, el Ministerio de Cultura serbio aprobó poco más de 2000 euros para el desarrollo del portal web Queeria. Aunque la cantidad no parezca significativa, es la primera vez que el gobierno de dicho país subvenciona a una asociación de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (movimientos sociales conocidos en el ámbito anglosajón por las siglas LGBT; Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender social movements). Esta subvención ha conseguido llamar la atención de la ciudadanía serbia, provocando numerosos debates y discusiones públicas sobre la materia.

Otro sitio web llamado Gay Straight Alliance (Alianza Gay-Hetero) publicó un artículo (en serbio) sobre la valoración llevada a cabo por la Comisión Europea referente a la situación actual de la población homosexual en las distintas repúblicas que conformaban la extinta Yugoslavia.

Sobre Serbia:

El informe sobre el desarrollo de los derechos de gays y lesbianas apunta que las agresiones violentas, declaraciones homófobas que incitan al odio y distintas discriminaciones son comunes. Además, resalta la poca voluntad del gobierno serbio para detener estas acciones. El informe hace hincapié en el hecho que aún no han sido aprobadas leyes antidiscriminatorias y en la escasa protección existente tanto para trabajadores en activo como para desempleados de este colectivo.

Aun así el informe no resalta ningún ejemplo explícito de agresiones y amenazas relativas a gays o lesbianas, como por ejemplo los hechos que tuvieron lugar con motivo del festival de Eurovisión o del QueerBeograd el pasado septiembre. La Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA-Europe en sus siglas en inglés) hizo un llamamiento a la Comisión Europea para que continúe su labor de seguimiento, en especial en lo concerniente a los derechos de libre reunión de la población gay en Serbia.

Sobre Montenegro:

El informe señala la existencia de homofobia en Montenegro mientras que al mismo tiempo no hay leyes protegiendo al colectivo homosexual. Según el informe Montenegro necesita dotarse de leyes y medidas antidiscriminatorias que cubran otras tendencias e identidades sexuales. Aunque existe la libertad de reunión y asociación, el miedo a la discriminación y a la estigmatización social son los obstáculos principales que mantienen a los homosexuales montenegrinos reticentes a organizarse. El miedo es también el motivo principal por el cual este sector poblacional no mantiene una lucha activa por sus derechos.

Sobre Kosovo:

Aunque existen leyes contra la discriminación basada en la orientación sexual, el informe recalca la mala aplicación en la práctica de dichas leyes. Existen claras actitudes homófobas en los medios de comunicación y en la opinión pública, con el añadido que muchos homosexuales no son conscientes de la protección que estas leyes podrían darles. Al igual que en Montenegro, el nivel organizativo de este colectivo es bastante bajo, y los mismos miedos al rechazo y a la exclusión social son patentes, impidiendo la participación en actos organizados por asociaciones de gays y lesbianas. También es patente el miedo a denunciar los casos de violencia en contra de este colectivo, dado que gran parte de estos ataques y agresiones son llevados a cabo por las propias autoridades.

Sobre Croacia:

Según la Comisión Europea, Croacia es el único país de la región donde ha habido un desarrollo claro hacia la integración europea y por la protección de los derechos humanos. Croacia adoptó una ley integral de protección y antidiscriminatoria en julio del 2008, teniendo un efecto positivo en los derechos de los homosexuales. Esta ley está formulada siguiendo los estándares europeos, pero el informe subraya que, en la práctica, su aplicación no es suficiente, quedando la protección a un nivel más bajo que en el resto de Europa.

Sobre Macedonia:

La ley vigente no se aplica de manera real y no mantiene el estándar europeo, señala el informe. En el mismo se señalan ejemplos explícitos de discriminación contra el colectivo homosexual y recomienda la aplicación de una estrategia a nivel nacional basada en el respeto a la orientación sexual, la identidad de género y en contra de la discriminación.

Sobre Bosnia y Herzegovina:

El informe señala que hay una voluntad clara en pos de mejorar la situación de los derechos humanos. Asimismo explicita que no existe una ley de protección integral antidiscriminatoria y que la posición del gobierno, tanto de manera formal como extraoficial, es la del apoyo de actitudes discriminatorias y violentas en contra de la población homosexual.

Además, existe discriminación laboral asi como un desprecio del derecho a la libre asociación y agresiones a determinadas personas por el mero hecho de su orientación sexual. Desafortunadamente, el informe no menciona el brutal ataque durante el festival homosexual de Sarajevo. La Asociación Internacional de Gays y Lesbianas elevó una petición a la Comisón Europea para que se incluyese en el informe del 2009 estos hechos, ya que, durante la celebración de este festival se agredieron participantes, se atacaron oficinas de asociaciones de gays y lesbianas y hubo amenazas de muerte a organizadores y activistas ante la impasibilidad de las autoridades.

Casi todos los medios croatas han publicado recientemente las noticias acerca de la firma de la petición contra la homosexualidad.

Según el sitio web de noticias croata Dnevnik.hr, aprovechando la iniciativa francesa en las Naciones Unidas para la despenalización de la homosexualidad (que Croacia oficialmente apoyó), integrantes de una iniciativa civil llamada Sign the Declaration (Firma la Propuesta) organizaron una recogida de firmas en contra. Con gran eco en la práctica totalidad de los medios croatas, esta iniciativa puesta en marcha en todo el país en contra del colectivo homosexual, de su derecho al matrimonio y contra el aborto, entre otras cosas, podía ser firmada por la ciudadanía en las puertas de las iglesias ortodoxas serbias y macedonias. La comunidad islámica también apoyó esta petición.

En respuesta a esta acción, miembros de asociaciones en favor de los derechos de los homosexuales distribuyeron folletos con el texto de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a las puertas de la catedral de Zagreb. Sanja Juras, coordinadora de la asociación de lesbianas Kontra indicó que:

La Iglesia se ha aprovechado y ha distorsionado la Declaración Universal de los Derechos Humanos con el único fin de impedir el derecho de los homosexuales a tener una familia y el derecho de la mujer a abortar.

Recogemos a continuación varios comentarios expresados por usuarios croatas:

Tinta 10 dice:

Todos aquellos que apoyan a los homosexuales y atacan a la Iglesia son lamentables.

Starimladi:

No hay por qué asombrarse de que esta iniciativa esté apoyada por las comunidades religiosas. Las organizaciones religiosas piensan de manera dogmática. Excluyen cualquier pensamiento lógico o investigación científica. Profesionales como psicólogos, sociólogos o médicos son los que deberían responder a cuestiones sobre la salud, enfermedades o embarazo. Sin dogmatismos. Se creen los representantes de Dios y que sólo su palabra es la verdad. Actuando en representación de Dios han causado muchos males, así que no tienen ninguna credibilidad.

Angell dice:

[…] No se debería actuar en contra de los homosexuales pero tampoco apoyarles. La homosexualidad es una enfermedad que debe ser tratada. Si la gente viviera de acuerdo a las enseñanzas del Nuevo Testamento o de los Diez Mandamientos, todo iría como debiera […]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.