¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bielorrusia: Al Presidente Lukashenko le dan de regalo la web LuNet

Cuando el activista Dzianis Dzianisau (29 años, Bielorrusia) fue arrestado por casi dos meses bajo el cargo de “participar en manifestaciones que alteran el orden público”, la blogosfera bielorrusa organizó con éxito una campaña en la red (y fuera de ella) para recaudar el importe de la fianza y poder sacar de prisión al joven activista político (15.500.000 rublos bielorrusos; unos 5300 euros o 7300 dólares americanos, aproximadamente).

Según el activista y bloguero bielorruso Zmieter Soltan (escuche al final de este artículo un podcast con una entrevista a Zmieter Soltan), la campaña involucró a varias comunidades en línea a través del sitio web LiveJournal (dedicado a la creación y alojamiento de blogs): “Hubo multitud de artículos con fotos de Dzianis, actualizaciones de las pesquisas que se estaban llevando a cabo en su caso, de los hipotéticos cargos que le serían imputados, fotos de su madre y de su novia, informaciones de cómo se le detuvo, detalles del dinero recaudado hasta el momento y testimonios de personas que habían podido verlo en prisión”.

Pero el último episodio de ciberactivismo bielorruso ha sido mucho más creativo y cínico. Esta vez bajo la apariencia de un regalo de cumpleaños para el presidente del país, Alexander Lukashenko, tras las protestas de éste sobre la anarquía reinante en la red. Durante una visita al diario estatal Sovietskaya Bielorussiya, Lukashenko anunció su intención de reforzar las restricciones en internet afirmando que “es el momento de parar la anarquía en internet. No podemos permitir que este gran logro tecnológico del hombre se convierta en una pila de basura informativa”.

El uso de internet ahora mismo ya está sometido a restricciones en Bielorrusia. De acuerdo a un informe de la web OpenNet Initiative sobre estas restricciones (OpenNet es una organización independiente que evalúa posibles amenazas a la libertad de expresión en internet), la mayoría de los cibercafés pide a los usuarios que muestren una identificación y guardan un registro de sus movimientos en internet. En respuesta a las palabras de Lukashenko, activistas de la comunidad virtual Third Way han unido sus fuerzas y lanzaron LuNet para alertar de la amenaza que supondría para la libertad de expresión la aprobación de una nueva ley para regular los contenidos web, ley que se está preparando en estos momentos.

La campaña de LuNet está compuesta por el sitio web LuTube para compartir vídeos, la plataforma bloguera LuJournal, el motor de búsqueda Lundex y la página tut.lu.

En esta entrevista con Pavel Marosau, de LuNet, charlamos sobre el portal, ciberactivismo bielorruso y actuales amenazas a la libertad en internet.

Sami Ben Gharbia: En una entrevista con Reuters, el presidente Alexander Lukashenko dijo que “es el momento de parar la anarquía en internet. No podemos permitir que este gran logro tecnológico del hombre se convierta en una pila de basura informativa”. ¿Qué medidas ha tomado para parar la “anarquía en internet”?

Pavel Marosau: El presidente Lukashenko dijo esas palabras durante una reunión con periodistas afines del Sovietskaya Belorussia, un periódico meramente propagandístico. A pesar que controla todas las televisiones y radios y la mayoría de los periódicos, aún no está satisfecho. Ve internet como una amenaza ya que ni él ni sus hombres han tenido éxito en controlarlo por completo. Creo que él no alcanza a comprender qué es internet en su totalidad, debido a su mentalidad, anclada en la era soviética. Y por supuesto, teme lo que no puede comprender.

Sus colaboradores le propusieron varias maneras de “parar la anarquía en internet”. La más evidente y peligrosa para nosotros es la aprobación de una nueva ley sobre contenidos web a través de su parlamento “de juguete”, que obligaría a todos los propietarios de sitios web “dañinos” a registrarse, limitando así la libertad de expresión de sus autores y propietarios, igualando así sitios web y medios de comunicación. Haría la represión y la persecución de dueños de sitios web y autores bastante más fácil.

Las autoridades bielorrusas han estado combatiendo opiniones que les eran contrarias en internet persiguiendo a personas concretas. Pero usando siempre leyes y castigos fuera de lo común y nunca de una manera continuada. Por ejemplo, mis compañeros Andrei Abozau, Aleg Minich y yo mismo aún somos perseguidos por difamación contra Lukashenko debido a unas viñetas (www.multclub.org) y es por eso por lo que tenemos que vivir exiliados en estos momentos.

En agosto del 2007, Andrei Klimau, famoso disidente bielorruso, fue encontrado culpable de intento de sedición a través de su sitio web contra el régimen de Lukashenko y sentenciado a dos años de prisión. Un notorio y duro crítico del régimen de Lukashenko, Andrei Suzdaltse (www.politoboz.com), fue posiblemente envenenado, lo que le provocó una diabetes y pérdida parcial de la visión.

Los propietarios del sitio web del Partido Bielorruso de la Ciudadanía Unida (UCP, en sus siglas en inglés) fueron denunciados por un oficial alegando daños a su reputación debido a un artículo publicado en la página web en el que se acusaba a su hijo de abuso de poder. Como puede observar las autoridades bielorrusas son muy creativas a la hora de perseguir disidentes en internet. Sin embargo, esos métodos no son suficientes, así que necesitan un instrumento de represión en masa.

Veo necesario ilustrar con otro ejemplo la restricciones a las que están sometidas las libertades de las asociaciones cívicas bielorrusas. Antes de las elecciones presidenciales del 2006 el parlamento aprobó una ley que elevaba considerablemente la pena por pertenecer a las llamadas “organizaciones no registradas”. Antes y ahora la mayoría de las organizaciones no están registradas porque simplemente el gobierno no quiere registrarlas. Y justo después de la entrada en vigor de la ley se desató una campaña en contra de observadores independientes, jóvenes activistas y políticos. Hubo gente que fue sentenciada hasta con dos años de cárcel. La comunidad bielorrusa en internet puede verse en la misma situación. Este es el motivo por el cual estamos protestando de manera tan activa en contra de las nuevas medidas de castigo inspiradas por Lukashenko.

Sami: ¿Por qué se eligió el cumpleaños de Lukashenko para lanzar LuNet?

Pavel: Elegimos esa fecha concreta porque Lukashenko es la principal fuente de inspiración y promotor de la represión en contra de una red independiente en Bielorrusia. Fue como si Lukashenko experimentase en carne propia todo lo que conlleva una red sometida a un fuerte control, en un entorno sin una alternativa informativa, que es como entendemos LuNet. Es por esto por lo que le dimos LuNet como regalo de cumpleaños.

El lanzamiento de LuNet fue diseñado en principio como una pequeña acción en protesta por la represión ejercida por el régimen contra internet. Sin embargo, fue ganando atención y apoyos dentro de la comunidad de internet, uniéndose muchos y variados tipos de personas. Así que decidimos convertirlo en algo permanente para sumarlo a nuevas acciones que se estaban desarrollando en ese momento en Bielorrusia.

Sami: ¿Están las redes sociales, como por ejemplo YouTube o LiveJournal, en el punto de mira de la censura? Si no fuese así, ¿por qué fueron elegidas como modelos para la recreación de esta divertida y original parodia de internet tal y como es concebido por Lukashenko? Y, aparte de seguir los ejemplos de YouTube o LiveJournal, también se puso en marcha Lundex y tut.lu ¿Qué son estos sitios web?

Pavel: Los retos que el nuevo siglo digital trae no son fáciles para el régimen de Bielorrusia. Como mencioné antes, los representantes del poder no pueden alcanzar a comprender por completo la esencia de internet porque su mentalidad es aún la del hombre soviético. Por eso están tomando buena nota (como han admitido) de la experiencia de otros países a la hora de controlar la red, como China e Irán. Y especialmente desde que Lukashenko mantiene buenas relaciones con ellos y negocia contratos armamentísticos.

Pero repito una vez más: Es mucho más fácil para el régimen mandar a prisión o acosar a determinados autores o restringir el acceso a un sitio web que introducir un sistema de filtrado de contenidos a gran escala, especialmente si está pensada su aplicación a comunidades del tamaño de YouTube o LiveJournal. Las hemos elegido junto al motor de búsqueda Yandex y a tut.by, el portal web más popular de Bielorrusia, porque son muy populares, están realmente asentados en los usuarios bielorrusos.

Y mostrándolos de una manera satírica y un poco hiperatrofiada queremos hacer ver qué modelo de internet está a punto de introducir Lukashenko, qué cambios pueden encontrarse si el gobierno se hace con el control. Hemos querido alertar a los usuarios de internet bielorrusos.

Hay un viejo dicho: “Lo único necesario para que el mal triunfe completamente es la pasividad de las buenas gentes”. Quisimos que otros bielorrusos y compañeros extranjeros apoyasen nuestra lucha por las libertades y estamos seguros que de esta forma ayudaremos a proteger dichas libertades.

Sami: ¿Puede decirnos más sobre la comunidad en la red llamada Third Way y sobre el activismo bielorruso? ¿Ha puesto en marcha otras acciones parecidas a LuNet? ¿Provee de herramientas para evitar la censura o el bloqueo a usuarios bielorrusos? ¿Qué relación existe entre los activistas y la blogosfera bielorrusa?

Pavel: La comunidad Third Way es un grupo de jóvenes bielorrusos y de compañeros viviendo en el extranjero, en nueve países diferentes, cuya misión es transformar Bielorrusia en un país de exíto, capaz de competir, con unos valores liberales, con una sociedad abierta y con un sistema democrático. Trabajamos activamente juntos usando las nuevas tecnologías para proveer una información alternativa a la propaganda estatal, tratando de involucrar en el ciberactivismo a jóvenes de diferentes partes del mundo, ilustrarlos. Queremos crear una red de cooperantes y asociados para con su ayuda presentar nuestro país en el extranjero, apoyando de manera continuada los intereses de la sociedad bielorrusa, no los intereses del régimen de Lukashenko.

Estamos unidos a ciberactivistas bielorusos desde el principio de todo, somos parte de ellos, y nos ayudamos mutuamente. La mayoría se enmarca en el ámbito de la blogosfera bielorrusa con proyectos tales como Pozirk, Pavetra, BelMov, Moladz.org, Gart, Initsiativa, Bunt… No sólo son activos trabajando en línea, sino que también fuera de ella con acciones de protesta y llevando a cabo otro tipo de actividades.

Desde el 2005 hemos realizado varias campañas en la red con la ayuda de comunidades de ciberactivistas y organizado iniciativas con los jóvenes: La protección de la historia de Minsk en el 2005 (contra el cambio de nombre de sus calles), en Hrodna en el 2007 (contra el derribo del casco histórico), apoyando la iniciativa Actions of Solidarity en el 2005 y a dibujantes satíricos en el 2007, por la liberación de presos políticos en el 2006.

Desde mayo de 2007 hemos estado actuando en conjunción con Together For Freedom! Manifesto (www.peremen.info). Tanto ciberactivistas como trabajadores de diversas organizaciones no gubernamentales están involucrados en estos hechos. Third Way se encarga de coordinar y de dar apoyo técnico para estas campañas. Por motivos de seguridad estamos promoviendo el uso de Skype como herramienta de trabajo. También hemos organizado diversos talleres en colaboración con nuestros aliados ucranianos para activistas sobre cómo dotar de seguridad al intercambio de información, compartiendo experiencias.

Pero el progreso sigue su marcha y Skype no es tan seguro hoy en día así que estamos trabajando para introducir nuevas soluciones al tema de la seguridad en la red. La comunidad Third Way es amiga de la blogosfera bielorrusa desde el mismo momento de su nacimiento, y muchos blogueros conocidos son amigos nuestros y miembros activos de nuestra comunidad. Tenemos muy buena relación y colaboramos de una manera muy intensa con el projecto bloguer Pozirk, o con Minsk_my_blog-community.

Sami: ¿Cómo evalúas el filtro existente actualmente y la situación de censura en el país?

Pavel: Hay un sistema de filtrado de contenidos en Bielorrusia. Está basado en tecnología china y fue instalado en el proveedor de internet Beltelecom no hace mucho. Sin embargo, el objetivo principal de este sistema de filtrado no es el de bloquear el acceso a la libre información sino el de vigilar a los usuarios bielorrusos. El bloqueo de páginas web específicas no es algo que se haga diariamente. Durante el periodo electoral, referéndums y otras ocasiones de una importancia crucial para las autoridades, los sitios web de opositores son bloqueados a los usuarios del país; son hackeados y objeto de otras acciones destructivas.

Sami: ¿Cuál fue la reacción del régimen al lanzamiento de LuNet?

Pavel: Creo que no supieron como reaccionar a esta acción en la red. He ahí el por qué de su silencio. Sin embargo las autoridades continúan preparando nuevas leyes represivas con la excusa de “proteger el interés ciudadano”, y es muy probable que preparen juicios presuntamente espectaculares contra ciberactivistas.

Sami: ¿Cúal es su siguiente movimiento?

Pavel: Nos gustaría seguir con este tema mientras la nueva ley sobre contenidos web es discutida y aprobada. No sólo de una manera satírica a través de LuNet, aunque tengamos algunas ideas nuevas en ese ámbito. Nos gustaría cooperar con políticos y figuras relevantes bielorrusas de manera que se pronuncien ante la comunidad internacional, pudiendo influenciar así sobre la situación de la libertad en internet en Bielorrusia.

Nos gustaría mostrar a los usuarios bielorrusos algunos ejemplos de censura y restricciones sobre la red, de manera que puedan así comprender exactamente qué les espera. Más que eso, estamos reforzando la cooperación y solidaridad entre projectos sociales y políticos y la blogosfera mediante internet.

En el marco de trabajo de la alianza civil Time to Win proveemos de servidores libres y gratuitos en Alemania y en los Estados Unidos para nuevos projectos que traten temas políticos y sociales; damos consejo y ayudamos estas nuevas iniciativas para que construyan sus propios sitios web. Junto a nuestros aliados alemanes estamos preparando nuevas herramientas para una comunicación segura, anónima, y capaz de evitar los filtros a los ciberactivistas bielorrusos.

icon for podpress Entrevista con Zmieter Soltan [10:23m]: Play Now | Play in Popup | Download

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.