¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Manifiesto para la inmediata liberación de pintora de graffiti

La Vigésima Octava Bienal de São Paulo llega a su fin la primera semana de diciembre, pero la pintora de graffiti arrestada el 26 de octubre por pintar con spray las paredes del pabellón de la Bienal permanece en prisión. Caroline Pivetta da Mota pasó su cumpleaños 24 el sábado pasado tras las rejas de la Penitenciaría Santana, donde comparte celda con otra joven, condenada por robo a mano armada. Probablemente siga ahí en Navidad y tal vez incluso cuando se realice la próxima bienial en el 2010, ya que la sanción impuesta por el Derecho de Crímenes Ambientales por “destrucción del legado cultural” es de uno a tres años de prisión.

Foto tomada probablemente unos cuantos momentos antes del arresto de Caroline Pivetta da Mota, que ha sido publicada por muchos bloggers, tales como Leandro Ravaglia. Dos de un grupo de alrededor de 40 pintores de grafitti fueron capturados, pero solamente Caroline sigue en prisión.

Fotoclubef508 [pt] es uno de los muchos blogs en publicar el texto de un manifiesto para la inmediata liberación de Caroline Pivetta da Mota, escrito por Studium Magazine “en nombre de todos los artistas humillados y encarcelados en la historia de la humanidad”. Dice:

La joven pintora de graffiti es pobre y es de los suburbios. Sin una familia influeyente, ha estado metida más de 40 días en prisión. Piensen en lo contrario: si fuera un chico de las clases más altas de São Paulo, ¿estaría en prisión? Probablemente, un estudio de abogados hubiera solicitado al juez una orden judicial de habeas corpus, o ni siquiera lo hubieran arrestado…
Las artes están entristecidas por esta actitud autoritaria y policial.
No debemos confundir “dañar propiedad pública” con lo que pasó ahí: ensuciar un espacio público para uso colectivo es una cosa; una situación como esta, donde había un espacio público dedicado a la expresión artística, es otra cosa. Podemos siquiera aceptar el tema del carácter de expresión artística de la muchacha, pero esa es otra historia, otra discusión, otro lugar, y el encarcelamiento no es la respuesta.

Momento en que arrestan a Caroline Pivetta da Mota, en reproducción de imágenes del circuito cerrado de televisión

DJ Saddam [pt] dice que Caroline de hecho tiene negados dos habeas corpus por parte de la Corte de São Paulo porque no pudo dar prueba de domicilio, y está de acuerdo en que sus antecedentes sociales deben haber jugado un rol en no haber tenido éxito en ser liberada de la prisión. Le desea a la pintora de graffiti un feliz cumpleaños y se pregunta por la manera en que la sociedad ha respondido al tema:

A juzgar por los comentarios en este tema en los sitios web de los principales periódicos, frecuentados por la reaccionaria clase media, me intrigó el hecho que la mayoría de ellos aprueba el arresto de la joven – lo que no hubiera pasado si ella fuera su hija o su nieta.

La semana pasada, el asesinato de un niño de 3 años por parte de un oficial de policía quedó impune en Río de Janeiro. Muchos bloggers, entre ellos Leandro Ravaglia [pt], están diciendo que hay muchas caras de la justicia en Brasil:

No estoy defendiendo a la chica. Nunca lo he hecho y creo que es una porquería tener toda la ciudad pintada con spray, pero deberíamos recordar que los curadores de la Bienal han invitado a los visitantes a “interactuar con los espacios vacíos de la exhibición,” sin definir lo lejos que esta “interacción” podía ir. Considerando esto, acá un consejo: olviden la lata de pintura y consigan una pistola. El graffiti termina en la cárcel.

“Abajo la dictadura”, una de las frases pintadas en el pabellón diseñado por Óscar Niemayer para albergar las Bienales de Arte de São Paulo. Foto de usuario de flickr www.johabsilva.com. Un día después, las paredes estaban lavadas de nuevo.

El billonario banquero Daniel Dantas, mientras estuvo bajo investigación por la policía federal en una serie de cargos incluido lavado de dinero y fraude, fue encarcelado dos veces y liberado dos veces por la Suprema Corte brasileña en el pasado, y en total pasó mucho menos tiempo en prisión que Caroline: tres días. A pesar del hecho que Dantas había sido sentenciado a 10 años en prisión por intentar sobornar a un policía para retirar la investigación de lavado de dinero en su contra y una orden de pagar una multa de 1.4 millones de reales (alrededor de $600,000), sigue libre y su apelación contra la resolución está pendiente. Nice Pinheiro [pt] menciona otros casos similares y se molesta mucho con todo el sistema, que parece permitir a alguien importante y rico salir fácilmente de crímenes reales, y castigar exageradamente a alguien pobre y sin educación:

Acá es así: robar un pote de margarina, pintar con spray una pared vacía destinada a una expresión cultural pública, robar una rebanada de pan para matar el hambre [significa] ir a la cárcel. ¡No hay perdón! Cometer crímenes de en contra de la administración pública, cercenar a los contribuyentes, defraudar por medio de documentos e intentos fraudulentos, desviar dinero público y otras pequeñas cosas son violaciones irrelevantes, crímenes “ligeros”, transgresiones morales y éticas sin ningnua importancia… ¡Imagínense!

El Ministro de Cultura Juca Ferreira ha hecho campaña para la libertad de la chica e incluso ha llamado al Gobernador del Estado de São Paulo José Serra pidiéndole que intervenga en favor de Caroline Pivetta da Mota – en vano, pues se dice que el gobernador ha dicho que la liberación de Caroline depende de la Justicia. Paulo D'Auria [pt] comenta sobre la reacción de Serra al pedido:

Para el ministro de cultura y para este furioso blogger que les escribe “es un escândalo que una persona permanzca presa todo este tiempo porque hizo una intervención gráfica”. ¿Qué recibe el país a cambio de dejar en la cárcel a una pintora de graffiti con criminales reales (ladrones, asesinos)? Lo siento por el pueblo de São Paulo por el retrógrado gobernador (quien- se dice – fue alguna vez líder del moviemiento estudiantil), pero no estoy acá para ser agradable con ustedes: ¡el arresto de Caroline es una desgracia para esta ciudad!

“Liberen a Carol” – Foto del blog POIESIS trabalho & cultura.

Yúdice Andrade está preocupada por la victimización de la pintora de graffiti, que, no obstante, cometió un acto de vandalismo. Empero, ella piensa que a la muchacha deberían permitirle responder por su crimen en libertad:

No he cambiado mi punto de vista, que he sostenido cientos de veces acá en este blog, que en este país encarcelamos demasiado e innecesariamente. Que los procesos criminales son muy duros en contra de los que carecen de acceso a bienes en la vida. Finalmente, no estoy diciendo que Caroline deba permanecer en la cárcel, aunque ella ya ha enfrentado cargos en un caso diferente, bajo la misma acusación. Déjenla salir para que responda en libertad. Pero no la traten como una víctima.

El blog POIESIS trabalho & cultura [pt] dice que no solamente ha fallado el sistema judicial, sino que todo el aparato cultural ya no está funcionando:

El aparato cultural del sistema no trae continuidad al arte moderno, sino que los amordaza, lo recupera. Ya Carol y sus amigos, que no alegan hacer arte sino impugnarlo, son porhacer exactamente esto los herederos del gran arte moderno y de vanguardia del siglo XX… herederos legítimos, y precisamente porque se niegan a enmarcarlo. ¡Libertad para Carol!

“La cárcel no es solamente para los pobres – Libertad para Carol” – Foto del blog POIESIS trabalho & cultura.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.