¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Arabia Saudita: ¿El retorno de los cines públicos?

Los cines públicos han estado prohibidos en Arabia Saudita los últimos 30 años, y si los habitantes del reino quieren ver películas en la gran pantalla, viajan al cercano Bahréin o a los Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, la semana pasada en Jeddah una película se proyectó públicamente para una audiencia de ambos sexos. En este post escuchamos lo que los blogs sauditas tienen que decir sobre el tema.

John Burgess en Crossroads Arabia dice:

Saudi Gazette informa que el cine público está de vuelta en Arabia Saudita. La película saudita ‘Manahi’ fue exhibida ante una audiencia de ambos sexos en Jeddah, y también en Taif. El artículo señala que la exhibición de la película fue parte de las celebraciones de Eid Al-Adha en la ciudad, así que no estoy seguro —y el artículo no lo aclara— si el cine seguirá operando después de las festividades. El artículo tampoco lo explica en detalle, pero es bastante claro que esto no hubiera pasado sin el apoyo del Gobernador de la provincia de La Meca, el príncipe Khaled Al-Faisal. El príncipe Khaled tiene el poder de forzar algunas formas de cambio en el área de su autoridad y ha mostrado voluntad de hacerlo.

Los jóvenes sauditas tienen la esperanza de que este sea un cambio permanente pues están cansados de tener que viajar a países extranjeros simplemente para ver una película en la pantalla grande.

Ruhsa le da la bienvenida a la movida:

Los cines están oficialmente prohibidos en el Reino de Arabia Saudita y la gente va a Bahréin o a los Emiratos Árabes Unidos a ver películas en persona (o compran versiones piratas de todas las películas para verlas en casa).

Interesantemente, “Manahi”, la película de la semana pasada, fue exhibida en Jeddah y en Taif. Fue un acontecimiento ENORMEMENTE exitoso y popular que ocupó unos diez días. La cabeza de la Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, Abdullah Al-Gaith, habló en su contra: “Nuestra posición en esto es clara – prohíbala. Esto es porque el cine es malo y no lo necesitamos. Ya tenemos suficiente maldad.”

Lo que es raro es el cambio radical de opinión en las noticias de hoy. El comentario oficial ahora es “No estamos en contra de tener cine si muestra lo bueno y no viola la ley islámica”.

“Manahi” fue producida por Rotana Holdings, una empresa de medios propiedad del príncipe Waleed bin Talal. La próxima película,“Eyal Manfouha,” también de Rotana, ya está en proceso de producción.

Este es un indicador más de que está soplando el viento del cambio. Sería mejor si el Reino de Arabia Saudita empezara a desarrollar una buena junta de medios/censura de películas/limpieza que pueda fijar pautas de lo que puede mostrarse y lo que no puede mostrarse, y cómo permitir que se exhiban películas de Europa, EEUU y Asia.

Close Up comenta la propia película – y ve futuro en la producción de películas sauditas:

La idea detrás de la iniciativa de “Manahi” merece reconocimiento y apreciación, aunque no creo que su contenido trascienda la comedia de bufonadas “Al Masil”, o la película de relaciones públicas ¿Kaif Al Hal?” [calificada como el primer largometraje saudita] que los sauditas vieron en los cines bahreiníes con burlas y desagrado.

Sin embargo, creo que en nuestra sociedad hay jóvenes creativos y prometedores que pueden hacer trabajos cinematográficos capaces de emanar desde las profundidades de nuestra tierra e identidad, con una cámara y un pequeño equipo ocupándose de todos los roles – ¡escribir, filmar, actuar y producir!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.