¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: La crisis y el potencial para el descontento

A mediados de octubre, Global Voices publicó un resumen (ing) de las opiniones de bloggers anglófonos sobre la crisis financiera en Hungría, Estonia, Letonia, Lituania, Serbia y Ucrania. A continuación una entrega de los efectos y las posibles consecuencias de la crisis en Rusia.

Edward Hugh de Eastern Europe Economy Watch examina las cifras y concluye que los “datos macro de Rusia empiezan a confirmar la severidad del descenso”:

[…] Así que el rublo está cayendo y las reservas se están agotando a una velocidad bastante rápida, pero esto no está produciendo inflación en Rusia – de hecho más bien al contrario, la deflación es muy fuerte en Rusia ahora, y ciertamente si las cosas continúan a este ritmo (sobre todo dada la aguda contracción en la demanda interna) deflación y no inflación va a ser el gran dolor de cabeza.

[…]

El desempleo también está aumentando, como también retrasos en pagos de sueldos, que aumentaron 93% sobre el mes previo. La tasa de desempleo llegó a 6.6 por ciento en noviembre, que es el más alto desde abril, pero todavía comparativamente bajo con los parámetros históricos, aunque los expertos sugieren que podríamos ver aumentar esta cifra fácilmente hacia 10% a 11% en el 2009.

[…]

Así, una increíble trifecta – un decisón unilateral de reconocer las dos regiones separatistas de Georgia, una caída del 66 por ciento en el precio del petróleo y la peor crisis financiera global desde la Gran Depresión – se ha elevado, y ha llevado a una aguda cumbre en el malestar de los inversionistas tal que alrededor de $211 mil millones han sido retirados de Rusia (estimado por los analistas en PNB Paribas) desde ese fatídico día de agosto cuando los tanques pasaron rugiendo a través del túnel Roki. Ahora esperamos para ver cuán agudo significa “agudo” cuando hablamos de la disminución en el PBI ruso en el 2009, aunque las verdaderas preguntas que deberían estar en la mente de todos conciernen al futuro más allá del 2009. Si la devaluación del rublo produce – como parece posible – un aumento en las moras de los préstamos corporativos y domésticos, ¿cuánto le tomará al consumo ruso y al sistema bancario ruso recuperarse del golpe que esto representará? ¿Y cuando los precios del petróleo a la larga se recuperen (en el 2010?) Qué han aprendido el banco central ruso y los responsables por el manejo económico de este muy desafortunado episodio de “altibajos”.

Edward Lucas deThe Economist escribe que la “economía rusa parece tambaleante”:

[…] Rusia ha sido golpeada por un doble golpe. Uno es un colapso en el precio del petróleo. El crudo de los Urales está comercializándose a unos $44 por barril, mientras el presupuesto de Rusia ha provisionado el precio del petróleo en $70. El otro es el racionamiento del crédito que significa un final a los préstamos baratos para una economía que se ha acostumbrado a una inundación de petrorublos.

[…]

El descontento público está cocinándose a fuego lento. El problema es menos la mini auto proclamada oposición, que las protestas espontáneas por parte de los ciudadanos hartos del comportamiento incompetente y arbitrario. Un protesta de los conductores en el extremo oriente de rusa trajo una respuesta nerviosa de los medios oficiales del Kremlin. […]

Oleg Kozlovsky, uno de los activistas de lo que Edward Lucas llama “la mini auto proclamada oposición,” escribe esto sobre la crisis:

[…] Por cierto, la crisis ya está empezando a afectar a la gente. Andrei Illarionov (un prominente economista ruso, ex asesor de Putin en economía) publica las cifras oficiales de la recesión industrial, que él llama “desastrosas”. El rendimiento industrial cayó 6.7% solamente en noviembre, lo que hace 13% en los últimos cinco meses. Este no es el peor descenso mensual desde el comienzo de la devastadora Segunda Guerra Mundial. Es todavía peor que a comienzos de los años noventa (considerados como una pesadilla en la Rusia moderna) o durante la crisis de 1998.

Los ríos dorados están secos por primera vez desde que Vladimir Putin llegó al poder y su gobierno no parece estar preparado. Los salarios y las pensiones ya no se pagan a tiempo. En algunas regiones las personas mayores solamente reciben la mitad de su pensión dos semanas más tarde y no saben cuándo recibirán el resto. El gobierno trata de obtener más dinero del pueblo y eleva las tarifas, tributos e impuestos. Esto empieza a causar descontento entre los ciudadanos. En Vladivostok, varios miles de conductores de auto bloquearon todas las vías principales protestando por un significativo aumento de impuestos aduaneros por autos importados. Ellos demandaron la cancelación de la reforma propuesta y la renuncia de Vladimir Putin. La siguiente protesta está programada para este domingo.

Streetwise Professor aduce que el paso de la devaluación del rublo ruso es demasiado lento, lo que es malo para la economía, y esa es la razón de que Rusia esté “hirvendo al sapo aumentando lentamente la temperatura de manera gradual, en vez de permitir que la moneda flote a un nivel que refleje los pésimos fundamentos que ahora enfrenta el país” es “casi ciertamente política doméstica”:

[…] Las protestas más recientes y serias ocurrieron en Vladivostok en respuesta al intento del gobierno de proteger la decadente industria doméstica automotriz (a la miseria le encanta la compañía) restringiendo la importación de autos usados.

Como Rusia ya ha experimentado numerosas veces en su historia – piensen en 1905, 1917, 1991– las protestas de esta clase pueden agravarse.

[…]

La decisión de las tarifas de auto huelen a desperación en el Kremlin – y la Casa Blanca (en el Moskva). Una respuesta ad hoc tomada con apuro para calmar un problema crea otro. Putin tiene pocas buenas opciones. Con la economía entera en retroceso, a todos les afecta, y las movidas para ayudar a un sector solamente agravarán el sufrimiento en otros. Movidas así de torpes rápidamente minarán el aura de competencia que rodea a Putin– un aura creada por la suerte (el alza de los precios en materia primas y una predecible recuperación de un desastre económico predecible) antes que en una real buena visión para las políticas económicas. Una vez que esta aura desaparece, el potencial para las protestas y el desencanto crece. Solamente ha hecho peores los cálculos finales por su fracaso en ser franco con el pueblo ruso acerca de la seriedad de la situación. ¿Cómo responderá probablemente Putin? Creo que todos sabemos (y tememos) la respuesta –la respuesta implícita en el fortalecimiento del Ministerio de Asuntos Internos. […]

En otro post, Streetwise Professor cita una cantidad de historias de los medios “que abiertamente discuten el potencial para el descontento en Rusia, y la probable respuesta del gobierno a eso” – y concluye:

[…] El malestar está aumentando, aunque lentamente, y las autoridades están muy, muy nerviosas. Lo que es destacable es que el impacto económico total de la crisis todavía no se ha sentido. Los despidos recién están empezando. […]

Sean's Russia Blog tiene más acerca de la protesta de los conductores en Vladivostok:

[…] Mientras la mayoría de los informes internacionales se han ocupado de los arrestos de algunos de los 90 manifestantes en la escasamente concurrida Marcha de los Disidentes en Moscú, en el otro lado del país miles de personas paralizaron la ciudad de Vladivostok durante cinco horas en una protesta en contra de los impuestos a la compra de autos extranjeros. El aumento programado para tener efecto el 11 de enero del 2009 aumentará el precio de un auto importado en 10 a 20 por ciento.

La acción enfrenta al gobierno ruso y a los ciudadanos unos con otros en la forma de una clásica revuelta de impuestos. Irónicamente, el intento del gobierno de proteger la incipiente industria automotriz rusa de la competencia extranjera ha encontrado su más grande adversario entre el propio pueblo a quien el auge económico de Rusia ha beneficiado: esos rusos que ahora tienen suficiente ingreso disponible para comprar auto nuevo.

[…]

los que protestan pueden decir que su acción fue un éxito. Pueden haber sido desechados por los medios de televisión nacional, pero captaron la atención del objetivo que buscaban: líderes locales y nacionales. Hoy, los diputados de Primorya votaron unánimemente para apelar ante Medvedev, Putin y la Duma estatal a que reviertan las tarifas planeadas en los autos extranjeros. El Consejo Federal ya ha prometido ayudar a los que protestan. […]

IZO enlaza con fotos de la protesta de Vladivostok del usuario de LiveJournal matroskin-cat (RUS).

Window on Eurasia brinda una traducción de algunos de los lemas que se vieron en Vladivostok:

[…] Pero tal vez más preocupantes para las autoridades locales y en Moscú fueron algunos de los lemas que portaban los manifestantes. Muchos autos tenían carteles impresos que decían “Separen Moscú de Rusia,” y por lo menos unos cuantos afiches que decían “Den Vladivostok y Kuriles a Japón” […].

El blog de Rusia de Radio Europa Libre/Radio Libertad – The Power Verticalescribe esto acerca de las protestas relacionadas con la crisis en Rusia:

[…] Pero los temas básicos tienen mayor resonancia (y no solamente en Rusia, por supuesto). Y hay indicaciones de que la cantidad de temas básicos — inflación, desempleo, alza de las tasas de utilidad, funcionarios relevados del servicio debido a la reforma militar, etc. — de los que los rusos podrían fastidiarse está en aumento a medida que se desarrolla la crisis económica.

[…]

Pero el Kremlin está seguro de reconocer el peligro de ceder ante las demandas de esta pequeña protesta (unas 5,000 personas en Vladivostok). En un país con crecientes tensiones sociales y problemas económicos, con un sistema político orquestado y medios de comunicación cohibidos, la última cosa que las autoridades querrán es mandar la señal que el “mecanismo de retroalimentación” del descontento masivo es una buena manera de darle un mensaje a Moscú. […]

En el blog de Robert Amsterdam hay “una traducción exclusiva de RBK Daily sobre las preparaciones realizadas por las fuerzas de seguridad rusas para manejar un alzamiento o descontento acerca de la crisis económica.”

También en el blog de Robert Amsterdam, hay una traducción de un “práctico glosario de vocabulario periodístico políticamente correcto en tiempos de crisis” – y debajo una muestra:

“Crisis” – se debe escribir – “crisis mundial”
“Amenaza de devaluación” – crisis financiera en EEUU
[…]
“No se ampliará las vacantes de trabajo” – la escasez de personal en Rusia se ha superado
“El petróleo se ha vuelto más barato por dos” – ¡los precios de la gasolina han caído en 0.37%!
[…]
“Me han despedido” – Me he vuelto freelance
“Dólar” – la moneda estadounidense que cae en el largo plazo

Este post en Notes on Moscow muestra que los medios rusos ciertamente pueden estar usando los eufemismos citados arriba, de una u otra manera:

[…] Acá los medios culpan de la crisis financiera enteramente a Estados Unidos y a los excesos de Occidente, donde a la prensa se le permite hablar solamente de una crisis financiera mundial en la que Rusia ha caído víctima, y no que Rusia haya contribuido en manera alguna a sus temas económicos. […]

1 Comentario

  • hugo luchetti

    NO HAY CRISIS, ES UNA ESTAFA:

    Han caído enredados en su propia “estafa global”, enceguecidos
    de codicia, atados al egoísmo, delirados por las ganancias rápidas
    y adormecidos en su sueño… Para no hablar de DELITOS CONTRA
    LOS POBRES hablan de crisis… Pero en verdad han engañado al
    público que de buena fe compró “a créditos populares”, luego
    “impagables”… Pero cuando roban los ricos, se usan eufemismos,
    aunque no nos engañan, porque siempre hemos sido saqueados
    por EEUU y por EUROPA.
    ¡¡¡¡VIvan AFRICA; ASIA Y AMERICA LATINA!!!!

    Chau, gracias…
    Buenos Aires, 29 Diciembre-2008

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.