¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Fiyi y Nueva Zelanda se enfrascan en ‘suicidio diplomático’

Las tensiones entre Fiyi y Nueva Zelanda se desbordaron el martes cuando cada uno de dichos países echó al jefe diplomático del otro país.

En la conferencia de prensa de la tarde del martes, el Fiscal General de Fiyi anunció que la embajadora Caroline McDonald sería expulsada no porque Nueva Zelanda se negó a conceder visas a tres familiares de funcionarios de alto rango en el gobierno de Fiyi que llegó al poder con el golpe de diciembre del 2006. En cambio, Aiyaz Sayed-Khaiyum razonó sobre las “acciones de McDonald durante el pasado año que han sido contrarias a las normas internacionales aceptadas de comportamiento diplomático”.

Sayed-Khaiyum también alegó que los gobiernos de Nueva Zelanda y Australia estaban interviniendo las líneas telefónicas en Fiyi.

El gobierno de Nueva Zelanda tomó represalias a la expulsión de McDonald exigiendo al Alto Comisionado de Fiyi que dejara el país en el término de siete días. En un comunicado de prensa, el Ministro del Exterior de Nueva Zelanda alegó que las argumentaciones de Fiyi en contra de McDonald no eran específicas, y llevó a preguntarse si el asunto real seguía siendo la prohibición de viaje impuesta por Nueva Zelanda y Australia tras el golpe de Fiyi de diciembre del 2006.

McDonald es la segunda representante de Nueva Zelanda en ser expulsada de Fiyi en los últimos 18 meses.

El martes, el gobierno de Australia también se enteró que a su Asesor de Defensa del Pacífico Sur no se le concedería visa, y que tenía siete días para salir de Fiyi.

Los bloggers y comentaristas en Nueva Zelanda y Fiyi han encontrado culpa en las acciones de sus gobiernos.

Raw Fiji News llama irresponsables a las movidas hechas por el auto designado Primer Ministro Frank Bainimarama.

La segunda expulsión por parte de la Alta Comisión de Nueva Zelanda a Fiyi por su régimen militar en el lapso de 12 meses es un suicidio diplomático. Frank ha declarado la guerra en contra del recientemente formado gobierno neozelandés de Key y lo va a conseguir. Definitivamente, habrá rápidas acciones de represalia no solamente por parte del gobierno de Nueva Zelanda sino de la comunidad internacional como un todo. Nueva Zelanda alertará a sus ciudadanos a que dejen de visitar su popular destino turístico, Fiyi, debido a la incapacidad de su gobierno de responder total y libremente a cualquier llamada de auxilio por parte de un neozelandés en Fiyi. Y hay buenas razones para que estén preocupados acerca de la seguridad de sus ciudadanos.

En un post aparte, Raw Fiji News dice que el gobierno está usando el escándalo diplomático como medio de poner el escrutinio público en otra parte.

El irracional Frank finalmente ha hecho la llamada tardía de darle una patada al representante de Nueva Zelanda en Fiyi para mostrarle a Nueva Zelanda y a la comunidad internacional que Fiyi le pertenece. Como Mugabe en Zimbabue, Frank ha lanzado una guerra personal en contra de Nueva Zelanda que algunos dicen que será otra distracción y excusa de por qué las elecciones se van a postergar más adelante.

Escribiendo antes que ocurrieran las expulsiones, Whale Oil Blog de Nueva Zelanda sostiene que el gobierno de Nueva Zelanda podría haber manejado este escándalo diplomático un poquito mejor.

La bravuconería y señalar con el dedo generalmente no funciona. Hay una fácil solución para todo, pero requiere que Nueva Zelanda baje de su postura post colonial y que Fiyi acepte algo de asistencia honesta en volver al camino de la democracia.

En los sitios de noticias, foros y secciones de comentarios de Fiyi, las movidas del gobierno atraen tanto elogios como protestas.

En FijiLive, Lis Body comentó:

Frank aprenderá a la larga… que Fiyi es apenas un pequeño punto en el océano y que no podemos competir con países como Nueva Zelanda, OZ u otros países democráticamente elegidos. Nueza Zelanda y Australia deberían cerran las embajadas en Fiyi. La gente en Fiyi tendría entonces que, como Tonga, viajar al siguiente país solamente para presentar un formulario de visa y los costos… ¡caramba!

Desde Peni, con una referencia el Primer Ministro de Nueva Zelanda John Key:

En tu cara Key, eso es lo que pasa cuando te la pasas interfiriendo en los asuntos de otro país. ¿Por qué no metes la nariz en otros países como China, Birmania, Irán, Libia entre otros? Bueno, sabes qué. Sé la respuesta… tu país es demasiado pequeño para usar tus matonescas prácticas favoritas con estos países grandes.

En una columna de primicias en Nueva Zelanda que alega que el gobierno de Nueva Zelanda se está colocando a un costado al entrar en esta guerra diplomática con Fiyi, stuart munro agrega un comentario:

Al apoyar la actual postura reactiva de Nueva Zelanda sobre Fiyi nuestro gobierno ha actuado en una manera cada vez más mezquina y vengativa.
Bainimarama no fue un entusiasta participante en el juego del golpe – se aguantó sin involucrarse, y la suya fue una causa más bien incruenta y no sin una causa justa constitucionalmente válida.
Nuestras actuales sanciones reflejan rencor más que la liberalidad que debe prevalecer entre vecinos maduros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.