¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Reflexionando sobre nuestras propias Franjas de Gaza

El graffiti dice:

NACÍ PORQUE ME AMARON
MORÍ PORQUE ME MATARON…
En memoria: RENAN
GABRIEL
FELIPE
MARCELÃO
THIAGO Descansen en paz

en el Morro de Samba, Río de Janeiro, “tristemente célebre por su fuerte tráfico de drogas y violencia, el Morro de Samba es reconocido como una de las comunidades más peligrosas en nuestra región”, foto de carf usada bajo licencia de Creative Commons

Como en el resto del mundo, los bloggers brasileños están siguiendo de cerca las últimas novedades en el conflicto israelí-palestino. Las opiniones están divididas, sin embargo el conflicto ha llevado a los bloggers a reflexonar sobre una cosa: algunos sienten que lo que está pasando en Gaza tiene un paralelo con las guerras diarias en las barriadas llenas de violencia en todo el país – apodadas las Franjas de Gaza de Brasil – donde muchas vidas inocentes se pierden todos los días. Sérgio Vaz [pt] explica:

Acá en Brasil, en Baixa dos Sapateiros, la Franja de Gaza de Bahía, un niño llamado Matheus acaba de morir de un disparo cuando salía de su casa a comprar pan cuando la policía invadía la barriada en la que vivía.
¿Es mera coincidencia, o son siempre los mismos [inocentes] que mueren en las calles, ya sea en las Franjas de Gaza brasileñas o en la Gaza palestina? ¿Terminará alguna vez esta sed de sangre?
Los suburbios están bajo fuego, están bombardeando Palestina . ¿Se ha ido Dios a pasar el Año Nuevo en Copacabana?

Al ver las impactantes fotos del conflicto en Internet, Anderson Vieira [pt] no pudo evitar recordar los días en que visitaba una de las barriadas de Río de Janeiro donde, dice, era normal ver traficantes de drogas fuertemente armados caminando al lado de los niños, mujeres embarzadas y ancianos. De vez en cuando la policía hacía una desastrosa aparición por ahí:

La cosa es que no fueron pocas las veces en que, durante las excursiones de la policía a los morros y favelas de Río de Janeiro, por medio de tiroteos y fuego cruzado, personas inocentes terminaban con tiros por las infames balas perdidas, que de hecho no estaban para nada perdidas.
La situación en la Franja de Gaza es de alguna manera similar a esa de la barriada y de las favelas en Río. Ahí, entre niños, mujeres, hombres, vulnerables e inocentes ciudadanos palestinos están los terroristas de Hamás. Parecidos a los traficantes de droga que se esconden en cobertizos y casas para escapar de la policía, los terroristas de Hamás también hacen uso de esta cobarde – por decir lo menos– estrategia, y se infiltran en casas de personas inocentes.

Aparecido José do Rosário [pt] está de acuerdo y agrega que en estos casos, el fin justifica los medios:

Pero volviendo al tema de lo que debería hacer Israel en contra de estos ataques, trazo un paralelo con el problema de las favelas en Río de Janeiro. Perdónenme, pero soy un poco radical cuando se trata de esto. Soy de la opinión que la policía y el ejército debería atacar las colinas a cualquier costo. Los que no tienen nada que hacer con los traficantes de droga, que son inocentes, deberían salir de ahí y dejar que las fuerzas militares hagan todo el trabajo; ahora, los que protegen a esos mismos traficantes de drogas son cómplices e igualmente criminales y por lo tanto deberían enfrentar las consecuencias. ¿Estoy siendo insensible?

“27/07/2005 – La policía encuentra tres cuerpos quemados en Inhaúma. A las víctimas pueden haberlas matado cuando entraban en la favela para tratar de recuperar un vehículo robado por los traficantes de droga de la Favela do Alemão.” Foto Andréa Farias, usada bajo licencia de Creative Commons.

Sonia Fancine [pt], una joven política en ascenso de São Paulo, dice que culpar a Hamás por la muerte de civiles es exactamente lo que la policía brasileña hace cuando justifica las bajas diciendo que ellos están protegiendo a la población, y “si un niño muere debido a una bala perdida, es simplemente un indeseable efecto secundario de una exitosa operación”:

Las muertes “accidentales” son justificadas a menudo como debidas a “actos de resistencia” (esos tiroteos que, curiosamente, manchan a uno de los lados) o de “personas relacionadas con el tráfico de drogas” (entonces es fácil – si vives en la barriada, estás relacionado con el tráfico de drogas y ya está). Entonces acá vamos: los niños de Palestina y de las barriadas de Río han muerto debido a la estúpida idea de que debían estar en un lugar lleno de terroristas/traficantes de droga. Y lo que es más, ponen su cuerpo justo delante del misil/rifle … Lo siento, amigo. Pero la próxima vez, las víctimas deben tener más ciudado, ¡¿no?!

En un comentario al post de arriba, un lector llamado Fernando [pt] se siente impotente frente a ambos conflictos:

¿cómo detenemos esto? Sea en Río o en Gaza es la misma cosa: una falta de respeto por el común, ¡un malentendido de diferencias! ¿Y cómo puedo ayudar a que todo esto acabe?

Alberto Ricardo Präss [pt] piensa que Brasil debería ayudar boicoteando los productos israelíes y recuerda la situación que presenció cuando vivió ahí seis meses en 1985 concluyendo que Brasil no está lejos de ella:

No era de extrañar que los bombarderos aparezcan en esos lugares todo el tiempo. Es muy claro que la gente reprimida tiende a reaccionar radicalmente para sobrevivir. Más o menos lo mismo que los habitantes de las barriadas de Río, que reaccionan al no tener otros medios de escape.

De otro lado, Mr X [pt], partidario de Israel, cree que el conflicto israelí-palestino no merece tanta atención de los medios ni conmoción popular comparado con otros conflictos en el mundo, incluyendo Brasil:

Hay de lejos menos muertes que en cualquier conflicto en África en estos días, menos que por el cólera en Zimbabwe, incluso menos que en los tiroteos en las barriadas en Río de Janeiro.

Tania Celidonio [pt] dice que está impactada por las noticias diarias sobre la violencia en el Medio Oriente, pero que la violencia en Río de Janeiro se ha convertido en un lugar común:

Mataron a un chofer de la ONU, han matado a treinta civiles palestinos en un refugio, termina la ayuda humanitaria… Juro que se me cae el alma. Y aun más, acá en la Franja Tupiniquim en Río de Janeiro, los tiroteos no esperaron a que terminara la primera semana del 2009. Las colinas de Babilônia y Chapéu fueron afectadas por varios tiroteos. Nosotros, desde el asfalto [estar en el asfalto es la jerga para los que no viven en las favelas], esperamos que nada pase allá. Es peor para los cientos de trabajadores que regresan a sus casas después que la noche cae, y son recibidos por el ambiente de terror que se ha vuelto rutina en las colinas de la ciudad.

“Viejo, ¿no crees que es poquito tarde para estar dando vueltas por Bonsucesso?” – la carga del blog de Bonitão ubica el conflicto Israel-Palestina en un barrio de Río de Janeiro que está rodeado por barriadas y asolado por un alto nivel de violencia

En Pernambuco, el contador de homicidios en el blog PEBodyCount [pt] que brinda estadísticas diarias de los índices de muertes relacionadas con crímenes ha contado, hasta hoy, en solamente 11 días del nuevo año, 81 homicidios solamente en ese estado. El blog contó 4,525 homicidios en el 2008, en el 2007 4,592 y en el 2006 4,638. Las cantidades disminuyen pero:

“Pensar que 78 personas menos (según las estadísticas del gobierno y 67 menos según las nuestras) perdieron la vida no es lo mismo que si se hubieran salvado 78 vidas humanas. Todavia tenemos más de 4,500 homicidios (al año). Es una línea de fondo que pone a nuestro estado entre los lugares más violentos en el mundo. Ese tan anunciado cambio tiene que empezar de verdad.”

Escrito en colaboración con Deborah Icamiaba.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.