¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bolivia: La situación del referéndum

La campaña para el referéndum constitucional ha terminado en Bolivia y se espera ansiosamente el voto de este domingo. Tras meses de una campaña llena de tensión entre partidarios y oponentes [ing] del anteproyecto de Constitución, muchos se preguntan qué ocurrirá en las urnas. Otros blogueros reflexionan sobre algunos de los problemas que seguirán afectando al país independientemente del resultado de este domingo y sobre quién es el responsable de la situación en que se halla Bolivia.

La Cholita de Sembrando Palabras escribe sobre la opinión de algunas personas que piensan que no importa cual sea la Constitución que gobierne Bolivia, que su gente encontrará el modo de prolongar sus problemas. Espera que poco a poco la nueva Constitución cambie esto y que algún día oiga decir que “¡Lo mejor que tiene Bolivia… es su gente!”

Las elecciones y las acciones tomadas por los bolivianos según la Constitución serán las que determinen el destino del país. Sin embargo, Bolivia seguirá enfrentándose a retos reales, especialmente en el sector económico.

Roberto Laserna, profesor de ciencias sociales escribe en su blog sobre la paradoja del poder que ejerce el presidente Evo Morales. Aunque sus victorias en los recientes referendums y elecciones constituyen una prueba de su popularidad, su capacidad para gobernar está debilitándose. La industria del gas y una de las fuentes de ingresos más importantes en Bolivia se halla en punto muerto, y se ha producido una pérdida de confianza sin precedentes en la industria de hidrocarburos del país.

Evo, más popular pero con menos poder. Esa es la paradoja. Por supuesto, me refiero a poder no en términos de la autoridad que puede ejercer sobre su círculo de amigos o sobre las masas que lo aman, sino al poder de hacer cosas, de transformar la realidad, de cumplir promesas. Ese poder es cada vez menor y, en gran medida, como consecuencia de sus propios actos.

Muchos opositores del presidente Morales señalan la retórica usada y critican su modo de responsabilizar de los problemas del país a elementos externos. Andrés Pucci ofrece una lista de algunas de las reivindicaciones expresadas en los últimos tres años, como la afirmación que Estados Unidos envió terroristas, espiaba a través de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA), o que tenía planes para derrocar su gobierno.

Pucci también menciona el reciente discurso de investidura del presidente Barack Obama, que dedicó algunas palabras a dirigentes extranjeros:

A aquellos líderes en todo el mundo que buscan sembrar el conflicto, o echar la culpa a Occidente de los males de su sociedad, sepan que su pueblo los juzgará por lo que construyan, no por lo que destruyan.

Y Pucci añade:

Es fácil acusar a Estados Unidos para tratar de justificar nuestras incapacidades como sociedad para elegir un buen candidato, esto desde que Bolivia es Bolivia, fácil es culpar a 500 años y a gobernantes pasados de lo que sucede ahora, fácil es guardar resentimiento.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.