¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

India: Reacciones a la película “¿Quién quiere ser millonario?”

Si todavía no ha oído hablar de “¿Quién quiere ser millonario?”, probablemente se haya perdido todo el alboroto alrededor de esta película, al igual que su fama que se ha extendido “de boca en boca” en las últimas semanas. Esta película sorpresa sin muchas expectativas, que casi no llega a los cines, ha ganado 4 premios Globo de Oro y obtuvo 10 nominaciones al Óscar. Fue dirigida por el británico Danny Boyle con el limitado presupuesto de 15 millones de dólares, basándose en la novela “¿Quiere ser millonario?”, escrita por el diplomático hindú Vikas Swarup. Salvo las estrellas de cine ya famosas, como Anil Kapoor e Irfan Khan, la película es protagonizada por actores nuevos y sin renombre. La película (sin hacer spoilers) trata sobre Jamal, un joven pobre de los suburbios de Bombay, que por un golpe de suerte participa en el extremadamente popular programa televisivo “¿Quién quiere ser millonario?”. Entonces, ¿qué ocurre? ¿Gana o no?

Danny Boyle

Danny Boyle. Foto de stits en Flickr. Publicada con licencia Creative Commons.

La película fue filmada por un equipo mixto británico-hindú en Bombay, India, y se estrenó en EE. UU. y en Europa a finales de 2008. En enero de 2009 se estrenó también en India. Recibió reseñas fantásticas de los críticos en EE. UU.; sin embargo, las reseñas de los críticos indios fueron contradictorias. Como era de esperarse, la banda sonora creada por A.R. Rahman recibió gran apoyo en India. Las reseñas y las opiniones acerca de “¿Quién quiere ser millonario?” son sumamente diversas. La entrada de blog que más ruido ha hecho es, quizás, el comentario de la superestrella hindú Amitabh Bachchan. He aquí lo que dijo el Sr. Bachchan, que es un prolífico bloguero, en una de sus entradas anteriores:

“On blog, comments for the film ‘SlumDog Millionaire’ and the anger by some on its contents, prompt me to say the above. If SM projects India as Third World dirty under belly developing nation and causes pain and disgust among nationalists and patriots, let it be known that a murky under belly exists and thrives even in the most developed nations. Its just that the SM idea authored by an Indian and conceived and cinematically put together by a Westerner, gets creative Globe recognition. The other would perhaps not.”

“Los comentarios de blogs acerca de la película “¿Quién quiere ser millonario?” y la rabia expresada en ciertos de ellos me motivan a decir lo siguiente. Si “¿Quién quiere ser millonario?” proyecta a India como un país del tercer mundo, sucio y subdesarrollado, y eso provoca disgustos y molestias en nacionalistas y patriotas, qué se sepa que aquella suciedad existe hasta en los países más desarrollados. El caso es que la idea de “¿Quién quiere ser millonario?” goza de reconocimiento de la parte creativa del Globo debido al hecho de que su autor es un hindú y su productor cinematográfico es un occidental. Cualquier otra, probablemente, no habría tenido tal éxito”.

Como era de esperar, los comentarios del Sr. Bachchan atrajeron la atención de medios de comunicación y de blogueros. Just Jo escribe en su entrada “Usted no tiene ni idea Sir jee” que a pesar de que no ha visto “¿Quién quiere ser millonario?”, los barrios pobres que muestra la película son realidad en Bombay, India. He aquí lo que escribe:

“And if you haven't noticed, Sirjee, Hollywood has time and again featured the bad and sad elements of their society in their movies. Going by your argument, after watching Hollywood movies the world should be thinking that America is a country that consists only of criminals, racists, rapists, pregnant teenagers, drug-peddlers, pedophiles etc etc. But is that the case? They used this wonderful medium of Cinema to fight against those evils, Sirjee. And you become angry when the same is done here. Oh, in the process, you were also angry at the legendary filmmaker Satyajit Ray too!”

“En caso de que no se haya fijado, Sirjee, Hollywood ha vuelto a mostrar en sus películas lo malo de su sociedad. Según su argumentación, al ver las películas de Hollywood el mundo tendría que pensar que EE. UU. es un país donde solo hay delincuentes, racistas, violadores, adolescentes embarazadas, vendedores de drogas y pederastas. Pero, realmente, ¿es este el caso? Ellos han empleado el medio magnífico que es el cinematógrafo para luchar contra aquellos males, Sirjee. Y usted se enfada cuando lo mismo sucede aquí. Oh, ¡y mientras tanto usted se enfada también con el cineasta legendario Satyajit Ray!”

Después de haber publicado aquella primera entrada sobre “¿Quién quiere ser millonario?” el Sr. Bachchan escribió otra, en la que aclara su punto de vista y habla a Danny Boyle, director de la película, y Anil Kapoor, uno de los actores.

Nandan Nilekani, cofundador y director de Infosys, la empresa de TI más grande de India, ha publicado una entrada muy interesante, en la que habla de cómo las películas en India son el “Zeitgeist” de la generación. Nilekani compara las películas indias de la década de los 70 con “¿Quién quiere ser millonario?” y hace resaltar la diferencia en el entendimiento del mundo que tienen estas dos generaciones. Escribe:

“The movie is at its heart, about aspiration, and about dreams coming true. This ‘common man’ Jamal, is not angry, like the Indian men of the 1970s. He is both hopeful and relentless, defiant and proud of his origins even as the people around him call him a ‘slumdog’. He knows better – that it doesn't matter where you come from, only where you are headed.”

“Básicamente, en la película se trata de aspiración, de cumplimiento de sueños. Este “hombre común y corriente”, Jamal, no es rabioso, como los hombres indios de los 70. Está lleno de esperanza y es implacable al mismo tiempo, rebelde y orgulloso de su procedencia, aun cuando lo llaman “perro callejero”. Él lo sabe mejor: no importa de dónde vienes, lo importante es hacia dónde vas”.

Y ¿qué opinan de ella los jóvenes indios? ¿Creen que es una película llena de esperanza, que va de aspiraciones y cumplimiento de sueños? Resulta que no todos los jóvenes indios están de acuerdo con que la película tenga que ver con esperanza. Un autor de la revista Desicritics escribe que a él la película “¿Quién quiere ser millonario?” no le ha parecido del todo “cautivadora” y remarca:

“Unlike his counterparts from the American South, Jamal never quite becomes the everyman's voice of his period in Indian history; we never hear him telling us other people's interesting stories from his vantage point as an ‘outsider’ …All this makes Slumdog a half-hearted, comme ci, comme ca endeavor that wants to both be a fairy-tale and capture urban poverty but falters on both counts.

“A diferencia de sus homólogos sudamericanos, Jamal no llega a ser “la voz” de aquella época en la historia de India. No nos cuenta nunca historias interesantes de otra gente desde su cómodo punto de vista de un “outsider”… Debido a todo eso “¿Quién quiere ser millonario?” es un intento poco interesante, comme ci – comme ça, que quiere, al mismo tiempo, ser una historia de hadas y reflejar la pobreza urbana, pero falla en ambos casos”.

Concluye:

“Slumdog, then, is at best an attempt to cook a saccharine dish in a bitter sauce.”

“Digamos que “¿Quién quiere ser millonario?” es un intento de cocinar un plato dulzón en salsa agria”.

Meera Sinha, una joven estadounidense de origen hindú, que está pasando el verano en India, vio la película. Ella atrae nuestra atención a la reacción de los habitantes de barrios pobres de Bombay, que se han manifestado en contra del término “perro callejero”, empleado para referirse a ellos. Lo que es más importante, Meera hace que nos fijemos en el debate que ha originado la película. Ella escribe:

“This kind of healthy critique of popular culture will help us understand our relationship to the media and its representations of us.”

“Este tipo de crítica sana hacia la cultura popular nos va a ayudar a comprender nuestra relación a los medios de comunicación y a su representación de nosotros”.

Le guste a la gente o no, el hecho es que la película “¿Quién quiere ser millonario?” ha originado en India una conversación sobre pobreza, espíritu emprendedor y películas indias. Con esperanza, esta conversación será fructífera.

Las miniaturas de los usuarios de Flickr Richliu y dq han sido publicadas con licencia Creative Commons.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.