- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

India: Bloguero amordazado

Categorías: Asia del Sur, India, Derecho, Libertad de expresión, Periodismo y medios, Relaciones internacionales, Perfiles de blogueros

Chyetanya Kunte [1]es un bloguero hindú que vive en los Países Bajos. El 27 de noviembre del 2008 durante los ataques terroristas en Mumbai [2]él escribió un post (ahora disponible a través del caché de Google [3]) que criticaba al canal hindú de televisión privado Televisión de Nueva Delhi (NDTV [4]) y, en particular, a la cobertura del incidente por parte de su grupo editor Barkha Dutt . [5]

La entrada fue eliminada del blog de Chyetanya, y el 26 de enero del 2009, él mismo envió esta disculpa para confirmar la retirada incondicional [6] de la entrada. Esto ha suscitado la ira y la firme condena de la blogósfera de la India.

Gaurav Sabnis en Vantage point [7]predice:

No se necesita un doctorado para leer el entre líneas y adivinar lo que pasó. NDTV probablemente le envió a Kunte un comunicado legal, la que le pide retire su post, disculparse, nunca escribir sobre ellos de nuevo, y pagar una enorme y absurda cantidad de dinero.

Retribuciones confirma [8] citando un mensaje de Barkha Dutts en Facebook [9] sobre que en realidad Chyetanya Kunte fue notificado con un aviso legal el 3 de enero. Ella parentemente escribió:

Sólo porque algunos tipos al azar pueden sentarse frente a una computadora e inventar cosas, no significa que él u otros como él deban dignificarlos respondiendo a su absoluta y total basura. Basura es lo que es. Y como ya se ha mencionado. el Sr. Kunte ha sido notificado con un aviso legal por difamar NDTV. Eso debería darles una indicación de dónde nosotros y yo mismo nos ubicamos. La libertad que ofrece el Internet no puede ser utilizada para lanzar acusaciones contra personas o grupos con la esperanza que van a responder a cosas que no son dignas de responderse.

Gaurav Mishra en Gauravonomics Blog [10] recopila un resumen de parte de los blogueros de la India, en condena por la mordaza en contra de Chyetanya. El también revela:

Chyetanya me envió un correo electrónico el 25 de enero, solicitándome retirar el enlace hacia su post en mi resumen de las reacciones de los medios de comunicación en el ataque terrorista a Mumbai el 11/26 [11] No he bajado el enlace ni el extracto aún, pero me he abstenido de bloguear sobre el tema hasta ahora por la preocupación de complicar el asunto legal de Chyetanya y, quizás, la mia propia.

El hecho es que Chyetanya no fue el único que criticaba a NDTV. Según Gaurav: [10]

Los blogueros fueron amordazados en sus críticas sobre la cobertura sensacionalista de Barkha Dutt [11] en el ataque terrorista a Mumbai el 11/26, [12] acusándola de difundir información sensible acerca de la ubicación de los rehenes y las tropas de seguridad, poniéndole sensacionalismo a la cobertura de noticias, y de rayar en las fronteras de la histeria, en general.

Nanopolitan le dice a la NDTV en su post “felicitaciones NDTV [13]“:

La disculpa obtenida nos recuerda a esos programas de re-educación que los regímenes totalitarios imponen a los disidentes. O a los rituales de re-inducción en películas de gángsters calificadas como de tercer grado.

Gargi en POV [14] escribe:

Entre las instituciones que rápidamente han perdido mi confianza, sobre todo en los últimos dos años, están las cadenas noticiosas. Entre el episodio del Príncipe, el caso de asesinato de Arushi, ejecutando transcripciones pregrabadas en vivo con errores, con la cobertura 26/11 – he dejado de ver las noticias en la TV. Leo revistas, los periódicos y los blogs. Hago esto porque tengo mucha más fe en la credibilidad de los que escriben – que la credibilidad de los que producen y empaquetan las noticias en la televisión.

Actualizaciones de las reacciones de los blogueros hindúes pueden ser encontrados en la Desipundit. [15] Blogbharti hace [16] un llamado:

Instamos a todos los blogueros para que nos envíen sus opiniones sobre esta situación. Y a protestar por los inmensos esfuerzos de la NDTV para frenar la libertad de expresión.