¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hungría: Los romaníes y el asesinato de Marian Cozma

Marian Cozma, un jugador rumano de balonmano, fue asesinado en una pelea en un club nocturno en Veszprém, Hungría, el 8 de febrero. Acá algo de lo que los bloggers han escrito acerca de las circunstancias de la muerte de Cozma.

Eva Balogh de Hungarian Spectrum:

El sábado en la noche los miembros del equipo de balonmano de Veszprém decidieron salir en una noche de celebración. Uno de sus colegas, Gergő Iváncsik, y su esposa acaban de tener un bebé. Eligieron un bar/disco a veces llamado Skorpió, a veces Patrióta. […]

El día anterior un joven de Enying (condado de Fejér) intercambió duras palabras con F.B., un muy bien conocido matón del pueblo. Es muy probable que este hombre haya sido Iván Sztojka. Sztojka quería tomar represalias contra F.B., esta vez con una demostración de fuerza. Reunió a un grupo de quince o veinte amigos y parientes que fueron a Veszprém a buscar a F.B.

Primero fueron al bar y pidieron tragos, pero F.B. no estaba ahí. Por no importa qué razón, decidieron no pagar su cuenta. La camarera exigió que arreglaran las cuentas. En respuesta, la agarraron por el pelo y golpearon su cabeza un par de veces en el mostrador. Según algunos informes, ella se rompió la mandíbula. En este momento algunos de los jugadores de balonmano fueron a ayudar a la chica. A continuación vino una pelea, durante la cual uno de los de la cohorte de Sztojka estrelló una silla en la cabeza de Zarko Sesum, un jugador serbio. Fue el que tuvo más suerte de los tres jugadores. El grupo atacante o bien obligó a los jugadores a salir o ellos fueron suficientemente tontos como para seguirlos, pero para entonces ya habían sacado los cuchillos. Marian Cozma, un jugador rumano, recibió una puñalada mortal directamente a través de su corazón mientras que Ivan Pesic, un croata que trató de ayudar a Cozma, fue apuñalado por la espalda. Como resultado, perdió uno de sus riñones. Cozma está muerto, Sesum y Pesic están en el hospital.

[…]

Para esta tarde la policía identificó a los dos hombres, los dos gitanos, como los presuntos autores. […]

La policía podrá capturar a los culpables, pero eso no resolverá el problema real del creciente sentimiento anti-gitanos. […]

Andy Hockley de Csíkszereda musings:

[…] Tengo que confesar que una de mis primeras reacciones al escuchar esta trágica historia (cuando todo lo que sabía era que habían matado a un famoso jugador rumano de balonmano en Hungría), fue temer que había sido asesinado por algún loco húngaro nacionalista en un intento de tener su regreso del Trianon o algo así. No es que la manera o el motivo para matar le importe a Cozma o a su familia o amigos, pero si fuera un crimen de odio, entonces podría convertirse en algo más amplio y tener ramifiaciones políticas a largo plazo. Hasta donde sabemos este no fue el caso y al equipo lo atacaron solamente por estar en el sitio equivocado en el momento equivocado mientras que se agotaba lo que equivalía a una rencilla local de tipo pandilla/mafia.

Sin embargo, el caso no deja de tener sus ramificaciones y dejos étnicos. Los hombres acusados de matar a Cozma son, ya ven, romaníes. Así que gran parte de la prensa húngara y sus políticos de derecha se han aprovechado de esto como clara evidencia que este es un problema étnico, y que se debe culpar a los “gitanos” en general. El escritor de un periódico, por ejemplo, describió a los gitanos como “no seres humanos, sino animales”. […]

Antal Dániel de Central Europe Activ:

[…]

Un poquito de contexo: Los ciudadanos de Hungría, Rumania, Eslovaquia y Serbia no se llevan bien unos con otros. Todas son naciones relativamente nuevas con fuerte sentimientos nacionalistas que habían sido superadas por el ‘internacionalismo’ comunista: las décadas pasadas han visto muchos asaltos verbales de unos contra otros. Cuando la otrora marginada extrema derecha húngara estableció un grupo uniformado bajo el nombre de ‘Guardia Húngara’, Eslovaquia gritó y hasta acusó a Hungría por no cumplir sus obligaciones bajo el Tratado de Paz de París para erradicar los grupos paramilitares fascistas. Pero eran solamente provocaciones. La Guardia Húngara, prohibida ahora por la ley húngara tras un adecuado proceso en la corte, no era un grupo paramilitar, y ciertamente no tenía intención de acosar a los eslovacos ni a los rumanos. Es una nueva manifestación de racismo. La Guarda Húngara tiene una sola actividad: amenazar a las comunidades romaníes dentro de Hungría. […]

Antes ya había notado que las cosas han cambiado mucho con el acceso del grupo a la Unión Europea. Las relaciones rumano-húngaras están en un pico alto histórico sin precedentes. Hungría con Austria son los más firmes partidarios de la integración europea de Serbia y Croacia. Eslovaquia tiene algunos extremistas en las coaliciones de gobierno, cuyas provocaciones se encuentran verbalmente a veces con los políticos húngaros por puro orgullo, pero pienso que la gente se está llevando bien unos con otros. Desafortunadamente, todas estas naciones han encontrado un enemigo común: sus minorías gitanas compartidas, que pertenecen a una cantidad de grupos, que mayormente incluyen a los romaníes.

[…]

Los comentarios en la página de YouTube (y páginas similares) están en húngaro, rumano, inglés, croata y serbio. Muestran dolor, solidaridad y llamados a cada segundo a la venganza sobre los gitanos.

Los diferentes grupos gitanos en todos estos países son segregados, discriminados en los colegios y lugares de trabajo y viven principalmente del mercado negro, beneficios sociales y crimen. Como una minoría nativa visiblemente diferente, sus oportunidades de asimilación son mínimas. Es muy irónico que hace 20 años pudo haber sido imposible que un deportista rumano estuviera haciendo una carrera exitosa en Hungría y se vuelva favorito de su barrio, o que un club deportivo húngaro importante sea una mezcla de jugadores húngaros, serbios y rumanos. Es una muy triste ironía que parte de esta amistad recién encontrada se apoye en una actitud racista compartida de manera común hacia los romaníes.

1 Comentario

  • tarari

    Los gitanos son un autentico problema en España, hace tiempo que existen medidas de integración, pero ellos solo. las utilizan para no trabajar, en las escuelas no respetan a nadie y ademas van amenazando a compañeros profesores y todo el que se cruza con ellos.
    Sus principales actividades son:la delincuencia con violencia y el narcotráfico.
    Por lo que veo en los demás paises se dedican a lo mismo.
    Una verdadera lacra

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.