¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Australia: Reacciones al “Terror en el cricket”

Cricket, ese legado compartido del colonialismo británico, ha tomado la escena central en los blogs australianos después del ataque terrorista en Lahore.

Irfan Yusuf en Planet Irf lo vio de esta manera:

Pakistán puede describirse como una república islámica, pero la verdadera religión que une a los pakistaníes es el cricket. Este es un país loco por el cricket. Recuerdo haber estado en Pakistán cuando llegó un equipo extranjero, y haber visto cómo las calles de la ciudad siempre atestadas se tornaban casi desiertas y las tiendas abiertas pero con los comerciantes con los ojos pegados a los televisores.

A comienzos de los años noventa, un mufti pakistaní se convirtió en el hazmerreír después de emitir un fatwa que decía que el cricket era haraam (prohibido bajo la ley religiosa). ¿Sus razones? Alegaba que la gente que veía cricket rara vez se tomaba el tiempo de realizar su nemaaz (culto que los musulmanes deben hacer cinco veces al día). Y que las mujeres pakistaníes se excitaban al ver a los jugadores pakistaníes como Imran Khan frotar la bola en cierta parte mientras caminaba de vuelta para empezar su periodo previo.

Tal vez el impacto de las expolosiones en el Hotel Marriot en Islamabad sacudieron a las personas de las clases media y alta. Sin embargo, el cricket es algo que disfrutan los pakistaníes de todas las clases. El cricket se juega en las barriadas y en el césped de los elegantes colegios privados pakistaníes. Los criqueteros, sean pakistaníes o extranjeros, son como santos reverenciados de esta religión secular. Los árbitros (salvo cuando se considera que han tomado una decisión incorrecta) son como los altos sacerdotes.

Presintiendo los reclamos de otros acerca de los sospechosos de siempre, pregunta:

¿Quién es responsable? ¿Musulmanes extremistas? ¿Tigres tamiles?

PAKISTÁN: algunos comentarios sobre las recientes explosiones en Lahore…

Andrew Bolt, controvertido periodista y blogger del periódico Herald Sun en Melbourne, no es amigo de lo que ve como peligrosos izquierdistas:

Creo que a los apologistas se les están acabando las excusas. EEUU, nos han dicho, trajo para sí el 11 de setiembre a través de su agresión. Nosotros mismos invitamos a Bali tomando partido por EEUU. La India procó la masacre de Mumbai por discriminar a los musulmanes. ¿Y los ceilandeses? ¿Cómo así puede siquiera el loco furioso echarles la culpa? Ahora, ¡podemos empezar a discutir el rol del Islam en la violencia política, y sin los consabidos “a callar, racista!”.

Disparan a criqueteros

Duckpond, un blogger político frecuente, empezó con una figura muy popular en Australia, el ex capitán de cricket de Pakistán convertido en el político Imran Khan:

Imran Khan, que está cerca de los asuntos del cricket, dice que el nivel de seguridad brindada al equipo ceilandés de cricket era escandalosa. Él sugiere que el gobierno pakistaní fue negligente o incompetente.

Expresó su preocupación por la inestabilidad de Pakistán:

No sería la primera vez que un ataque en un blanco suave se haya organizado para crear el máximo de publicidad. Pakistán, con su historia de dictaduras militares, apoyadas por Occidente, sobre todo Estados Unidos, y su fraccionadas poblaciones étnicas, y una potencia nuclear, no parece especialmente estable.

Pero ve este ataque como parte de una fallida política global en contra del terrorismo:

Se suponía que la invasión de Afganistán hace más de siete años sería rápida, como la de Antigua o Panamá, pero como quizás era predecible por los que sabían algo acerca de la zona, ha demostrado ser muy destabilizador, si no catastrófico.

ATACAN A EQUIPO DE CRICKET

Skepticlawyer también mencionó a Imran Khan pero con connotaciones más negativas:

A pesar de las repetidas afirmaciones de Imran Khan sobre que los terroristas nunca atacarían a los cricketeros en Pakistán (aun cuando el Talibán miraba el juego con el ceño fruncido), los terroristas han disparado al bus que transportaba al equipo ceilandés en Lahore, matando a varios oficiales de policía e hiriendo a varios jugadores, a dos de ellos seriamente. Comprensiblemente, se ha abandonado la Prueba actualmente en marcha, los jugadores ceilandeses han sido enviados a casa, y los amantes del cricket en todo el mundo están en total desesperanza.

Pakistán se caga en el nido del cricket

Este ataque terrorista ha desplazado a los incendios forestales de las primeras planas de los periódicos y los medios electrónicos australianos.

Actualización:

Jack the Insider, que también bloguea para un periódico Murdoch, The Australian, tiene preocupaciones similares acerca de la estabiidad de Pakistán:

Por todas partes en Pakistán ciudades como Lahore, Karachi y la capital, Islamabad, se han convertido en zonas de guerra donde el caos y la matanza se han convertido en un modo de vida. Las ciudades han pasado a estar paralizadas pues la gente viaja de un punto de control al siguiente, y el sonido de la explosión de los coches bombas retumba alrededor de las ciudades casi a diario.

Hace apenas 10 años el capitán de circket de Australia, Mark Taylor, hizo made 334 no lejos de Peshawar, la ciudad más al norte de Pakistán. Ahora la ciudad le pertenece al Talibán y a ningún occidental con dos dedos de frente se le ocurriría viajar allá.

No debería ser una sorpresa que el juego nacional Pakistán y el juego que tanto gusta a millones en todo el mundo se hata visto enredado en la violencia.

El mundo necesita ver este vergonzoso acto como un llamado a las armas. El impero de la ley está al borde del abismo en Pakistán y existe un verdadera posibilidad de que el país con armas nucleares se tambalee en una guerra civil.

Nuevo teatro en la guerra contra el terrorismo

Vale la pena leer los comentarios por su diverso rango de opiniones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.