¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ucrania: Despiden a Ministro del Exterior, toman por asalto oficina de Naftogaz

Esta ha sido una semana bastante turbulenta en Ucrania: el martes, el parlamento destituyó a Volodymyr Ohryzko, el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, y el miércoles, la policía antidisturbios en Kiev tomó por asalto la sede central de Naftogaz, la empresa nacional ucraniana de energía.

Ukrainiana escribió esto sobre la situación del Ministro de Asuntos Exteriores:

El martes, el Verkhovna Rada destituyó a Volodymyr Ohryzko, el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, quien recientemente había reprendido al embajador ruso Viktor Chernomyrdin por entrometerse en los asuntos internos de Ucrania.

La iniciativa reunió 250 votos: 174 del Partido de las Regiones, 27 del Partido Comunista y 49 del cada vez más pro ruso BYuT.

[…]

Tymoshenko estaba resentida porque Ohryzko reportaba directamente con el presidente Yushchenko. “Como ministro, Ohryzko radicalmente no me convenía. Es una persona que no es profesional, una persona que sistemáticamente se dedicaba a provocar en contra del gobierno”.

¡Al diablo con lo políticamente correcto! ¡Ya era hora que Tymoshenko designara a Сhernomyrdin como Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania!

LEvko de Foreign Notes explicó así la situación de la toma de las oficinas de Naftogas:

[…] No es irracional concluir que la toma de SBU ayer fue una venganza por la asistencia de BYuT en el despido del Ministro de Asuntos Exteriores del presidente, Volodymyr Ohryzko, por parte del parlamento a comienzos de esta semana, y apenas un round más en la guerra de desgaste entre el presidente y la Primera Ministra. […]

Ukrainiana aportó algo de los antecedentes, y llamó a lo sucedido “un interesante episodio de Yushchenko-Firtash v. Tymoshenko-Putin, con la presentación de la unidad de élite de contraterrorismo de Ucrania, la unidad Alfa”:

[…] El miércoles, Alfa tomó por asalto la sede central de Naftogaz en Kiev para paralizar los acuerdos de gas de Tymoshenko y evitar el supuesto robo del llamado “gas técnico.”

Antecedente: era el gas que Firtash le había pedido a Tymoshenko cuando perdió el apoyo de Putin en enero. El entonces jefe de Aduanas, Valeriy Khoroshkovsky, que tiene una relación comercial con Firtash, se negó a finalizar la transacción, calificándola de ilegal. Como resultado, parte de los 11 bcm del gas de RosUkrEnergo cambió de manos unas cuantas veces entre Naftogaz y Gazprom. Tymoshenko entonces despidió a Khoroshkovsky, y Yushchenko lo designó como vice director de SBU.

[…]

También me recuerda cómo Yushchenko y su equipo chocaron con los miembros del régimen Kuchma-Yanukovych en la Comisión de Elecciones Centrales en octubre del 2004.

Los tiempos han cambiado.

Hoy, son Yushchenko y Tymoshenko los que se enfrentan entre sí, con intereses especiales en ambos lados. […]

Se puede encontrar más antecedentes y análisis en el blog de Tetyana Vysotska, What's Up, Ukraine? (¿Qué hay de nuevo, Ucrania?):

[…] Como sea, lo más interesante no es una foto aterradora, sino las razones del escándalo. Como todos los problemas contemporáneos en Ucrania, tiene sus orígenes en la lucha de poder entre el Presidente de Ucrania Viktor Yushchenko y la Primera Ministra de Ucrania Yulia Tymoshenko. […]

James del Robert Amsterdam's Blog comenzó su post sobre la toma de Naftogaz así:

La desintegración de Ucrania continúa. […]

Eternal Remont también tuvo un post sobre la toma de Naftogaz y parecía ser de la misma opinión sobre el estado de las cosas en Ucrania:

[…] Dado: Ucrania se desmorona. […]

Desde Kiev Abdymok, que parece haber estado cerca del edificio de Naftogaz al momento de la toma, eligió postear una foto tranquila de “la vuelta de la esquina”:

Justo a la vuelta de la esquina de Naftohaz, donde la policía antodisturbios que revendía rifles de asalto automático eran mandoneados por diputados del Parlamento pertenecientes al bloque epónimo de la primera ministra Yuliya Tymoshenko, los trabajadores alineaban cajas de flores para que las subieran en grúas a las ventanas de la sede central de la administración de la ciudad de Kiev en la vía principal de la capital, Khreshchatyk. (kiev, 4 de marzo)

En otro post, Abdymok publicó este comentario sobre el conflicto:

[…] los derechos de propiedad no se hacen valer en Rusia y Ucrania, países con sistemas disfuncionales de jurisprudencia. Lo que interesa acá es el tamaño, la fuerza, el descaro, lo despiadado, la astucia, el deseo, el odio, etc.

Mientras las crisis del Ministro de Asuntos Exteriores y de Naftogaz dominaban los medios y la blogósfera esta última semana, la crisis financiera también recibió su cuota de cobertura.

Adrian Blomfield, corresponsal de moscú del Daily Telegraph, publicó esta nota de Twitter de su viaje a Ucrania:

Los banqueros con los que me reuní en Kiev estaban sorprendentemente optimistas acerca del sector y la economía en general. ¿Se creen su propia retórica?

Petro de Petro's Jotter viajó en auto desde Kiev a Kharkiv y de Kharkiv a Donetsk, y publicó sus observaciones sobre la vida, negocios y política en Ucrania. Acá un extracto del primer post de Petro:

[…] El tema general de conversación es cómo todos han dejado de gastar y están esperando que algo cambie. No hay dinero de crédito. Los bancos están fracasando. Después una conversación sobre inspectores de impuestos, políticos locales corruptos y así. Me sentía como si hubiera viajado en el tiempo a la Ucrania de 1995. […]

Y otro extracto del segundo post:

[…] Al borde de Kramatorsk, paré en el “Art Nirvana Café” por una taza de café. Es un restaurante vacío, formal con manteles de tela y todas clases de doblado de servilletas en los vasos en las mesas. Intimidado por las impecables mesas me senté en uno de los cuatro taburetes cerca del bar en la parte de atrás. Anton parece contento de tener algo que hacer mientras la cafetera Saeco muele ruidosamente la porción exacta requerida de granos de café.

“¿Han sentido el impacto de la crisis económica mundial?” pregunto.
“No realmente, el negocio en el restaurante es el mismo,” responde Anton.
“¿Qué hay de la planta? ¿Cuántas personas trabajan ahí?”
“Cerca de 45,000. No he escuchado de despidos. También hay varios otras plantas en Kramatorsk.”

Sorbo el café de 14 Hryvnia y evalúo su precio. El pasado agosto $2.80, el mes pasado $2.00, y ahora juzgando por las tarifas que vi en Obmin al salir de Kharkiv, menos de $1.40.

“Entonces imagino que eres un Yanukovych, hincha del Partido de las Regiones?” pregunto. […]
“Claro que si. Kramatorsk votó 99% por Yanukovych,” dice Anton orgullosamente.

Recuerdo lo que se decía durante el O.R.,  que a los trabajadores de la fábrica los instruían para que votaran de cierta manera – o la fábrica podría cerrar.

“Quién sabe, tal vez llegue a presidente mientras que Yushchenko y Timoshenko se pelean entre ellos,”  especulo.
“Eso sería magnífico.”
[…]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.