¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

EE.UU.: Blogueando desde la prisión

Leer libros, jugar a las cartas, o aprender nuevas habilidades, son algunos de los consejos sobre cómo enfrentar el ir a la cárcel, ofrecidos por el ex presidiario Sam Stanfield en Enzine @rticulos. Pero para 1 de cada 100 adultos en las cárceles a través de los EE.UU., otro pasatiempo pueden ser ahora los blogs – por lo menos a través de alguien que esté afuera, con acceso a una computadora.

Bloguear desde la cárcel se está convirtiendo en una actividad cada vez más generalizada.

Shaun Attwood

Shaun Attwood

Shaun Atwood, un ex presidiario, ahora mantiene un blog titulado, El Diario de Jon en la cárcel, en el que publica las cartas de norteamericanos encarcelados.

A finales del año pasado, recibió una carta de “cadena perpetua”, Renee, que fue condenada a 60 años en una prisión de Arizona cuando era sólo una adolescente. Renee escribe que ella trabaja y va a la escuela, y también describe lo que ocurre en otras prisiones.

“Usted me pregunto qué pienso de la comida. Oh eso me hizo reír. No puedo comer en la cocina. Los he visto sacar una cucaracha de la sopa y continúan sirviéndola. He visto las bandejas en el patio y las palomas sirviéndose de ellas. Pollo crudo por todo lado y sin taparse. Esto es algo repulsivo. “

Shannon Park

Shannon Park

También en Arizona, está Shannon Park, un escritor y activista de los derechos humanos. Park escribe en su blog, Páginas perseverantes de la prisión, que su complejo penitenciario carece de personal.

“Contrariamente a la creencia popular y a la información proporcionada por los legisladores de Arizona y los contribuyentes, las posiciones ocupadas del COII en la ADOC son insuficientes. Ya es bastante que los guardias deban ser traídos de otras unidades para mantener el número mínimo de guardias necesarios para mantener una unidad en funcionamiento. Y los legisladores se encuentran actualmente en proceso de reducir el número de los COII en ADOC a 614. Estar sin personal con tanta sobrepoblación, puede ser muy perjudicial. Especialmente en un lugar plagado de drogas, frustración, hambre, animosidad y adictos que creen que no tienen nada que perder “.

Park continúa describiendo algunas de las actividades de los otros miembros de celda, incluyendo el uso de heroína y otras drogas. Él dice que la ausencia de vigilancia se debe a la falta de personal penitenciario.

En el blog, Amigos de los reclusos, un post reciente pide a los lectores, convertirse en amigos por correspondencia con cuatro presos que son enfermos mentales. Uno de ellos es James Schmeisser de Wisconsin quien escribe que está aislado.

“Hola a aquellos que tengan interés, amor y comprensión. Estoy en este momento enfrentando un gran rigor debido a mi situación actual. Estoy aislado las 24 horas del día 3 veces a la semana y 23 horas por 4 veces a la semana. No tengo ningún apoyo familiar, apoyo moral, apoyo de amigos, etc. Como la mayoría de las personas he cometido errores y tanto yo como mis niños hemos sufrido y realmente no sé qué hacer. El diablo ha estado destruyendo todo en mi vida. Incluyendo mi intento de ser un hombre mejor, estoy contra la pared y realmente estoy sufrimiento mental, emocional y físicamente. “

Apoye a SHAC 7El activismo también está presente en la cárcel con un grupo llamado SHAC7, quienes fueron encarcelados por “una campaña para cerrar el famoso laboratorio de experimentación con animales, Huntingdon Ciencias de la Vida”.

Uno de los miembros del grupo, Josh Harper tiene un blog auto-titulado. En su último mensaje, él escribe que sigue luchando, y se niega a considerar la cárcel como su casa.

Hasta el dia de hoy, el Estado me ha robado los dos últimos años de mi vida. El día 16 de noviembre del 2006, entré en el cercano Centro de Detención Federal, fuí desnudado, recibí un traje de salto, y fuí tirado en una celda por defender controvertidas tácticas para clausurar un laboratorio de animales.

Los primeros reclusos con los que me encontré me dieron algunos consejos, -tratar de olvidar que estás aquí. No pienses en el tiempo. Haz lo mejor que puedas para no recordar el mundo exterior. Qué consejo para terrible! A pesar que podría hacer mi vida más difícil, estoy aliviado de que todavía soporto el encarcelamiento. No quiero ser una de las personas plenamente domesticadas que poco a poco dejan de ver las barras y alambre de púas y empiezan a considerar este lugar como su casa. Odio la cárcel con pasión. Eso me permite saber que todavía estoy cuerdo. “

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.