¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Arabia Saudita: 40 latigazos a una mujer de 75 años por “mezclarse” con hombres

Una mujer siria de 75 años ha sido condenada a recibir 40 latigazos, cuatro meses de prisión y posterior deportación de Arabia Saudita por verse en su propia casa con dos hombres que no tenían ningún parentesco directo con ella.

Es sabido que los hombres compartieron un poco de pan con la viuda Khamisa Sawadi, casada anteriormente con un ciudadano saudí, y que uno de ellos era el sobrino del difunto marido. Asimismo los dos hombres han sido acusados de “mezclarze” con una mujer con la cual no mantienen ningún parentesco directo y condenados a prisión y latigazos. La sentencia proviene de la fiscalía general saudí y de la Comisión para la promoción de la virtud y la prevención del vicio, y ha levantado una oleada de críticas. Los blogueros saudíes hablan alto y claro:

Saudí Jeans remarca que:

Después de los recientes errores cometidos por nuestro muy disfuncional sistema judicial, uno podría esperar que los jueces serían más cuidadosos al enfrentarse a ciertos casos. Lamentablemente, esto no parace ser así.

Y continua:

Así que las mujeres de Arabia Saudita reciben otra bofetada en la cara. Es también una bofetada en la cara del nuevo ministro de Justicia, quién necesita luchar mucho para terminar con la vergüenza continua que producen nuestros tribunales e implementar la multitud de cambios que necesita nuestro sistema judicial.

Este comentario de Saudi Jeans ha provocado hasta 40 réplicas a la hora de redactar esta noticia. Una bloguera saudí, Sabria Jawhar, conecta el caso de Sawadi con las recientes celebraciones del Día Internacional de la Mujer declarando que:

No creo que Khamisa Sawadi celebrase el Día Internacional de la Mujer el pasado 8 de marzo. (…) Ese día se celebran los logros económicos, políticos y sociales de las mujeres, presentes y pasados. Mientras que este día es declarado fiesta nacional en algunos paises como China y Rusia, ha pasado inadvertido para las mujeres en Arabia Saudita. El caso de Khamisa Sawadi evidencia que los logros sociales de las mujeres saudíes son un sueño aún lejano.

Mientras Jawhar reconoce que las mujeres saudíes han dado algunos pasos adelante, su realidad continua siendo muy sombría. Explica que:

Arabia Saudita ha dado grandes pasos a la hora de lograr la incorporación de la mujer a puestos claves políticos. Los nombramientos de Noral Al-Faiz como secretaria general de Educación femenina y de la doctora Fatimah Abdullah Al-Saleem como asistente cultural de la embajada saudí en Canadá son dos noticias que inspiran a las mujeres de este país. Las mujeres saudíes las ven como modelos, reconociéndose en ellas, y, al mismo tiempo, creen que pueden conseguir los mismos logros.

Pero la realidad social es que los casos de Al-Faiz y Al-Saleem son la excepción, no la regla, del futuro que les espera a las mujeres. Por cada Al-Faiz y Al-Saleem hay cientos de Khamisa Sawadi. Por cada mujer saudí que se gradúa en el extranjero, hay cientos de ellas a las que les son negados su derecho a divorciarse de su marido maltratador o a reclamar la custodia de sus hijos.

Crossroads Arabia opina que hace falta una nueva visión del código de leyes saudíes, ya que en este momento están basadas en la Ley islámica o Sharia y en la opinión e interpretación de la misma por los jueces. El usuario John Burgess añade:

La condena es otro ejemplo de por qué la ley saudí debe ser reescrita. No insisto en que deba parecerse a las leyes americanas o a las de cualquier otro país, pero sin embargo creo que debería establecerse de una manera lo suficientemente clara y racional, para que así todo el mundo sepa si está o no está quebrantando la ley. Dejar a los jueces la libre interpretación de la Ley islámica no garantiza ningún derecho y acaba resultando en disparates como estos.

Y por último, la norteamericana Sand gets in my eyes no ve la lógica en estas sentencias. Escribe que:

Mmm… Recapitulemos: Los dos hombres lo que realmente estaban haciendo era un acto de caridad para con una mujer mayor. Podrías incluso decir que le estaban llevando el pan diario. Y han sido sentenciados a latigazos y a cárcel.

La mujer se estaba reuniendo con alguien a quién consideraba un familiar, alguien de quién había terminado dependiendo en el ocaso de sus días. Y ha sido sentenciada a latigazos y cárcel.

Y los encargados de promover la virtud… Bueno, esos tipos se esconden en los arbustos, mienten sobre su identidad y tienen la audacia de arrestar a una mujer mayor que necesita de la caridad para vivir, y de los dos hombres que acudieron en su ayuda.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.