¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Sobre la condena del Vaticano al aborto de niña violada de 9 años

224097803_9b6268cbaf

Arzobispo de Olinda y Recife, José Cardoso Sobrinho, foto de Alexandre Severo, publicada bajo una licencia de Creative Commons

La última semana de Febrero, una niña de 9 años de sólo 79 libras de peso [35,5 Kg.] y 1,33 metros de estatura, de clase media-baja y residente en la zona pobre del noreste de Pernambuco, se quejó con su madre de severos dolores estomacales. Fueron juntas a la unidad médica, donde descubrieron que la niña tenía 15 semanas de embarazo y esperaba gemelos. Sólo entonces, la niña confesó a su madre que su padrastro había estado violándola a ella y a su hermana mayor, de 14 años, por los últimos 3 años. El padrastro ha sido detenido y ha admitido abusar sexualmente de la niña desde que ella tenía 6 años. Puede que permanezca en la carcel hasta que culmine la investigación.

Luego de gran oposición de la Iglesia Católica, un aborto legal fue practicado por un equipo médico. Las leyes brasileras prohíben el aborto excepto en casos de violación (hasta la vigésima semana de embarazo) y cuando hay riesgo de muerte para la madre. Su caso llenaba todas las casillas.

Sin embargo, el caso ha iniciado una batalla social que involucra a la Iglesia Católica Romana y al sistema judicial: apoyado por el Vaticano, el arzobispo de Olinda y Recife, Dom José Cardoso Sobrinho, excomulgó a la madre, al médico y a todo el equipo responsable de la operación. La niña fue absuelta, ya que la ley de la Iglesia Católica dice que los menores de edad están exentos de la excomunión. El arzobispo, sin embargo, no excomulgó al padrastro, y declaró que “y acto más grave (que la violación) es el aborto, al eliminar a una vida inocente”.

La noticia ha hecho renacer el tema del aborto en Brasil y, además, resaltó la influencia de la Iglesia Católica Romana en las decisiones personales y judiciales de un estado secular, estimulando a la blogósfera lusoparlante. Sebastião Nunes, en su blog Responsa de Pedra [pt], dice:

La hipocresía envuelta en este juicio de la Inquisición demostrada por la Iglesia Católica es asombrosa. Una niña violada, su cuerpo y sus derechos, abusada desde los 6 años de edad, enfrentando el riego de morir si el embarazo no es interrumpido, debe aceptar la belleza del milagro de la vida y la muerte innecesaria, porque fue la voluntad de Dios, así como la estúpida decisión de los cardenales.

Y entonces la Iglesia Católica no entenderá por qué la gente deja sus asientos. De acuerdo al juicio de la Iglesia, la voluntad de Dios ha hecho que el padrastro de la niña la violara cobardemente. Es un triste Dios este.

Con un poco de ironía, Lele Teles, en su blog Technosapiens [pt], lamenta que el clérigo haya castigado a una frágil víctima justo en el Día Internacional de la Mujer:

Lo más desagradable es que en el Día Internacional de la Mujer, un pequeño hombre religioso aparezca para demostrar que su mundo aún es sexista y que el sexismo debería dominar al Estado y la ciencia.

El obispo quería que la niña engendrara a otro niño sólo porque él dice que apoya el derecho a la vida. Pero en vista que la niña de 9 años estaba en riesgo de morir si el embarazo continuaba, entonces se entendía que el obispo protegía la vida del… violador.

El blog de Vitor Lessa tiene una publicación llamada Ignorância [Ignorancia, pt], y pregunta si la Iglesia Católica sabe que vivimos en un estado secular y si sabe que no todo el mundo pertenece a su institución y muchos cuestionan los puntos de vista ‘sugeridos’ por el Vaticano.

[…] Él [el Cardenal] está diciendo que debemos regresar a la Edad Media, de cuando el Estado y la Iglesia eran uno sólo y el clérigo dictaba las normas supuestamente llevado por la mano de Dios. Cuando millones de personas fueron quemadas en el nombre de Dios, cuando la Iglesia decía que los hombres debían servir a sus señores feudales porque Dios así lo deseaba, y muchos otros hechos. Él nunca ha pensado que Brasil no sólo está habitado por católicos, que Brasil es un país secular (sin una religión establecida) y que sus habitantes han elegido una constitución legítima para gobernar a su país y a su pueblo. El obispo no ha recordado nunca que ya no vivimos en la Edad Media y que, por encima de la institución a la que pertenece, está el Estado que debería atender todas las necesidades de los ciudadanos. Después de todo, todos son iguales ante la ley y pagan impuestos para apoyar a la nación. No pienso que esta sea una acción aislada del obispo, es una postura apoyada por la Iglesia Católica. La Iglesia Católica no sólo está contra el aborto en casos de violación, sino también contra la ley que protege a los homosexuales, quienes pagan impuestos y son legalmente iguales ante el obispo. Entonces, si la Iglesia acepta que la ley proteje a las minorías oprimidas (como las mujeres que son golpeadas por sus esposos), ¿por qué no otros grupos, como los homosexuales, pueden ser protegidos también? Después de todo, ¿somos iguales o no? La Iglesia Católica también prohíbe el uso de preservativos o los métodos de control natal.

Daniel Braga habla acerca del tema en su blog Mausoléu do Gargula [pt] en un post llamado Ceguera religiosa. En este post, él hace una serie de preguntas que abordan no sólo las condiciones físicas de la niña, sino las condiciones financieras y la factibilidad que alguien tenga dos hijos a la edad de 9 años:

Creo que la ceguera religiosa es una de las peores cosas que el hombre ha inventado. Acoto que no estoy hablando de la religión en sí, porque esta es muy importante para la gente, sino del dogma absurdo que eventualmente causa ceguera religiosa[…].

Surgen las preguntas y yo de ninguna forma las responderé, dejándole la tarea a cada uno de ustedes, así todos pueden reflexionar acerca de las posibles respuestas:

  • ¿Podría esta niña continuar con el embarazo sin que su cuerpo resultara más dañado de lo que ya estaba? ¿Podría este embarazo de alto riesgo llevar a la niña a la muerte, a los tres?
  • ¿Cómo cría una niña a estos dos niños?
  • ¿Cuál es el daño social futuro para esta familia?
  • ¿Cómo está la mente de esta pobre niña, quien debería estar jugando con muñecas pero fue el objeto del abuso de un violador?
  • ¿Cómo es la estructura de la familia con quien vive esta niña?
  • ¿Cómo sería la estructura de esta misma familia luego, si estos bebés hubiesen nacido?
  • ¿Cuál debería ser el papel de la religión en este caso? ¿Un rol castigador o uno de confortación?
  • Siendo castigada, directa o indirectamente, por las autoridades religiosas, ¿cómo se siente esta niña ahora?
  • ¿Tiene problemas físicos, está ella misma tomando la responsabilidad de este hecho atroz?

Hasta el Presidente Lula ha hablado acerca del tema, diciendo que él es católico y está personalmente en contra del aborto, pero como cabeza de estado él apoya su práctica en casos como este (y como problema de asistencia médica). Él también criticó la posición de la Iglesia Católica:

[…] La medicina hizo lo que tenía que hacer, salvó la vida de una niña de 9 años, […] como cristiano y católico, encuentro profundamente lamentable que un obispo de la Iglesia Católica tenga una actitud tan conservadora.

El abogado de la Iglesia Católica dijo que introduciría una demanda contra la madre de la niña por asesinato, basado en los artículos 1 y 5 de la Constitución Federal, que garantiza la inviolabilidad del derecho a la vida. Él dice que “además de considerar nuestras creencias religiosas, nuestra demanda está apegada a la Constitución”. Pero el fiscal [pt] en Pernambuco ha hablado acerca del caso:

La Fiscalía Pública de Pernambuco, a través de la promotora Jeanne Bezerra, junto con la Secretaría Ejecutiva de la Mujer y la ONG Curumim, está siguiendo el caso de la niña de 9 años que quedó embarazada por una violación en Alagoinha. De acuerdo a la información difundida por la promotora, la niña está recibiendo cuidados médicos, psicológicos y sociales, garantizados por el Estatuto para el Niño y el Adolescente. Hasta ahora, ninguna acción judicial fue necesaria de parte del MPPE [fiscal de Pernambuco]. Ya que las leyes brasileras permiten el aborto a las víctimas de violación hasta la vigésima semana de embarazo (de acuerdo a la  STJ [Suprema Corte]), el procedimiento puede ser realizado bajo evaluación médica, independientemente de la autorización judicial y, por ende, de la opinión del fiscal.

La mayoría de las reacciones en la blogósfera son críticas a la actitud de la Iglesia Católica, pero hay un pequeño grupo de bloggers que apoya la decisión del arzobispo brasilero de excomulgar a todos los involucrados en el aborto. Entre ellos, Jorge Ferraz [pt], de Pernambuco, ha escrito una carta abierta a Don José Cardoso Sobrinho y recibió otros 100 comentarios, tanto apoyando como en contra de la decisión de la Iglesia. Y en otra carta abierta previa, Maite Tosta [pt], quien también es madre, dice que la decisión de la Iglesia no pudo ser más acertada:

Para el momento, cuando esta niña necesitó apoyo, ayuda, cuidados médicos, psicológicos y, por qué no, espirituales, las voces se elevaron para señalar un camino “más fácil”, querían que creyéramos que era lo más razonable…

Lógicamente, la situación de la niña es preocupante. ¿Pero qué hay de los gemelos? ¿No merecen nuestra atención? ¿Nuestra preocupación? La vida humana sin nacer es tan vida como los humanos nacidos y merece el mismo cuidado. Porque son fruto de una relación violenta, que no debió ser consumada, ¿no son humanos? ¿Quiere decir que un feto es una persona cuando es deseado, y cuando no lo es sólo es una cosa?

¿Qué es más fácil para los involucrados? ¿Facilitar asistencia, cuidados y monitoreo? ¿O “eliminar el problema”? Pero… me pregunto, ¿más fácil para quién? Después de todo, esta niña crecerá, no sin marcas dejadas por este episodio. A pesar de toda la gente a su alrededor diciendo que era mejor así, que su cuerpo no estaba en condiciones, que era un embarazo riesgoso, que los niños eran frutos de la violencia y que ella no necesitaba vivir con ellos, que la ley no la castigaría… ella siempre tendrá en su mente el hecho que consintió la muerte de sus hijos… este es un recuerdo que nunca desaparece y eso tiene un sabor amargo.

Desafortunadamente, este no fue el primer caso de este tipo y, probablemente, no será el último. Otro padrastro fue arrestado por sospecha de violación [pt], esta vez en Rio Grande do Sul. La niña de 11 años tiene siete meses de embarazo, ha sido hospitalizada en Rio Grande del Sur y su embarazo la pone en riesgo de morir. Las investigaciones se están realizando en ambos casos.

4 Comentarios

  • Comprendo la postura contraria de la iglesia ante el proyecto de la “interrupción intencionada del embarazo”…

    http://www.nicolasespositochedel.com

  • […] Brasil: Sobre la condena del Vaticano al aborto de niña violada de 9 años… […]

  • es muy dificil este caso pero hay que ponerse en los zapatos de la madre con este sufrimiento que le esta pasando. yo soy madre y tambien haria lo mismo, puesto que la niña solo tine 9 añitos. porque no excomulgaron al violador que le desgracio la vida tanto a la madre como a las hijas.

  • Cristian

    Solo en este triste y apartado rincon del mundo se concibe aun la idea de que la Iglesia representa algo mas que un pasado horrible y lamentable para la Humanidad. Habria que avisarle a esta gente que la Edad Media desaparecio. Siempre es mas facil excomulgar, prohibir, censurar que aportar soluciones que se adapten a los problemas actuales.
    Afortunadamente Dios no existe. Amen.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.