¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La Recesión global y sus descontentos

Hoy en día el mundo parece plano. Desde Asia y África hasta Europa y las Américas, la gente del mundo está experimentando los traumáticos efectos de una recesión económica global. Este post es un intento por describir el impacto social de la gran crisis financiera como es vista y sentida por los ciudadanos comunes del mundo.

Las señales más comentadas de la crisis son la caída de Wall Street y la colapsada industria inmobiliaria en Estados Unidos. Sin menospreciar estos desafortunados desastres económicos, también deberíamos resaltar otros símbolos de la crisis que la gente en todo el mundo está atestiguando y experimentando cada día.

Por ejemplo, la caída económica está forzando a muchos surcoreanos a cambiar o abandonar sus planes de viaje. Esto ha afectado a la industria del turismo en Brunei que es el destino favorito de innumerables surcoreanos. Debido al descenso global de turistas, los trabajadores del turismo de Egipto se están quejando que sus salarios no les son entregados a tiempo.

La disminución de gastos de los consumidores en Estados Unidos también ha mermado la demanda de ropa hecha en Bangladesh. Esto ha debilitado a la industria exportadora de prendas de vestir de Bangladesh que emplea a buena parte de la población. Bangladesh exporta sus productos principalmente a Estados Unidos y Reino Unido.

En Rusia, la crisis financiera es significativa por la reducción del gasto gubernamental en asistencia médica. En Japón, la recesión se ha vuelto evidente a través de reportes que demuestran horarios reducidos en las tiendas por departamento, bajones en las ventas de autos y aumento de la presencia de desempleados y desamparados en albergues temporales, parques y hasta cybercafés.

El congelamiento económico se volvió literal en Ucrania cuando el agua caliente fue suspendida en buena parte de Kiev por una semana en Diciembre pasado debido a las cuentas de agua sin pagar. Evie of Kiva Stories from the Field narra las penurias sufridas por los residentes de una Kiev congelada:

“Con temperaturas bajo cero y las amargas condiciones del invierno continental, perder el calor por una semana es una dificultad que desvanece. La gente no podía ni lavar sus platos, porque el agua era literalmente congelante. Incluso ahora, tres días luego que el calor regresara, los radiadores están meramente tibios, los hogares aún se congelan y la gente esta enferma con resfriados y gripes”.

Hong Kong, una torre de fortaleza en la comunidad financiera global, estuvo abismado al saber que las acciones de HSBC Holding colapsaron a su nivel más bajo desde 1995. La sorpresa fue personificada por una comentarista de TV quien derramó una lágrima mientras reportaba el increíble hundimiento de HSBC la semana pasada.

Esta noticia ha debilitado la confianza de los residentes de Hong Kong en la economía. Those Were the days subraya la relevancia de la debacle de HSBC en Hong Kong:

Este es un asunto de la confianza de la gente en Hong Kong: la gente en Hong Kong, en general, cree que aunque todo el mundo esté cayendo, HSBC no caerá. Es por eso que hace unos meses, en el momento que HSBC estaba en estado crítico, los accionistas individuales compraran para evitar que sus acciones caigan. La vida de HSBC y de los accionistas individuales están conectadas.

Pesimismo:

La crisis financiera está generando mucha ansiedad. Esto es evidente entre el creciente número de jóvenes japoneses quienes tienen preguntas meditabundas acerca del atribulado estado de su país. En Hungría, algunos han notado el ánimo de pesimismo que prevalece en el país, como lo muestran los siguientes titulares de los diarios en semanas recientes:

“A continuación, algunos titulares  húngaros: ‘La situación es peor que en Octubre’ (Index). ‘El canciller alemán recordó la Segunda Guerra Mundial” (Hírszerző). ‘Crisis: De acuerdo a Bajnai, el recorte es necesario’ (Hírszerző). ‘Estamos sentados sobre una bomba de tiempo de sangrientas luchas sociales’ (Hírszerző). ‘La esperanza no está a la vista’ (Heti Válasz)”.

Quizás el sentimiento de pesimismo no está limitado sólo a Hungría. Latvia Economy Watch realiza esta observación inteligente y oportuna acerca de la caída financiera de Europa al coincidir con el lanzamiento del Gran Colisionador de Hadrones el año pasado:

Con cada día que pasa se me hace más y más difícil evitar asociar todos aquellos valerosos intentos para descubrir la ilusoria Partícula de Hick con el agujero negro que abarca todo, a nuestros mercados financieros que parecen estar siendo absorbidos con perturbadora velocidad, a pesar de los numerosos esfuerzos de las autoridades financieras globales para inventar algún tipo de equivalente monetario a la “anti-materia”.

En Kazajistán, el blogger Pulemetchizza compara la crisis y una famosa expresión del escritor Mikhail Bulgakov:

Crisis en los sanitarios. Antes usábamos papel toilet de doble hoja y alta calidad y toallas en los sanitarios. Ahora tenemos el papel toilet más barato y ya no hay toallas. Parece que en un par de meses estaremos cortando periódicos.

Sign of the times. From the Flickr page of IH (40)

Anuncio de los tiempos. De la página en Flickr IH (40)

La recesión global está obligando a muchos a comportarse en forma extraña. En Letonia, cuatro perros especiales de custodia en una prisión estatal fueron asesinados para ahorrar fondos. En la próspera Singapur, un malhumorado ciudadano veterano, furioso al no recibir su sobre rojo con US$135 dado tradicionalmente en el Año Nuevo chino, prendió fuego a un legislador. Bloggers de Jamaica y Trinidad y Tobago han observado que muchos ahora mantienen su dinero bajo sus colchones en lugar de depositarlo en los bancos.

Ni el idioma se ha sido librado del contagio de la recesión. En Kazajistán, la palabra “crisis” es ahora percibida como un tabú, especialmente por los ministros de gobierno. Mientras que en Japón, preguntar “¿En qué andas ahora?” y “¿Eres casado?” se han convertido en preguntas tabú debido al aumento del desempleo. El blogger koheko se extiende:

Durante este año nuevo me he encontrado con amigos por vez primera luego de algún tiempo y me alegró saber que a todos les estaba yendo bien. Pero al mismo tiempo, ahora casi todos estamos en los treintas y hubo algunas cosas que me preocuparon. Primero, lo que fue más interesante o, quizás debería decir impactante —lo siento como un fenómeno complejo— no fue sino la pregunta “¿En qué andas ahora?” parece haberse convertido en un tabú.

Descontento social

La crisis económica actual ha empeorado las desigualdades sociales en muchos países. No es de sorprender que el malestar público ha envuelto tanto a las naciones ricas como a las pobres. En Rusia, los disgustados ciudadanos han iniciado Marchas disidentes en las ciudades de Moscú y San Petesburgo el pasado Diciembre. Streetwise Professor ha escrito acerca de una popular protesta de conductores en Vladivostok:

“En Vladivostok, una marcha de protesta de varios miles de automovilistas contra el aumento de los derechos de aduana para productos extranjeros se salió de sus límites temáticos: la gente comenzó a hablar del alto costo del combustible, alimentos y servicios de cuidado y utilidad pública, acerca de desempleo, la crisis y la estratificación de la propiedad”.

La concentración de Vladivostok fue significativa porque los  medios discutieron abiertamente el prospecto del malestar en Rusia y los manifestantes eran ciudadanos comunes quienes se han negado a unirse a marchas lideradas por la oposición en el pasado. Mientras más rusos están insatisfechos con la economía, el Presidente ruso ha desatado una huelga legal preferente: El Código Criminal ruso fue modificado para permitir el procesamiento inmediato de personas que instiguen a los “disturbios masivos” y “distracciones”.

Las protestas relacionadas con la recesión están surgiendo en diferentes partes del mundo. Hubo una huelga general en Francia y huelgas violentas en Bretaña el pasado Enero. Granjeros griegos manifestantes se enfrentaron a la policía antimotines el mes pasado. Más de 600 protestas de trabajo fueron registradas en Egipto el año pasado. En Singapur, los inversionistas protestaron en las calles cuando los grandes bancos de Wall Street sucumbieron el pasado Octubre. Se desataron disturbios en los departamentos franceses de Guadalupe y Martinica mientras la gente protestaba por el alza de los precios. En Guadalupe, el lema de los manifestantes era Lyannaj kont pwofitasyon, que en lengua criolla significa “Unámonos para luchar contra todo tipo de abusos”.

Más de 10.000 personas participaron en la llamada Revolución Pingüino en Letonia el pasado Enero. A los manifestantes les desagradaba la declaración del Primer Ministro, quien comparaba a los letones con pingüinos, que se mantienen juntos en momentos de severas tormentas de invierno. El lema de la Revolución Pingüino es “Nasing spešal” (Nada especial) en referencia a una respuesta dada por el Ministro de Finanzas del país a una pregunta de una entrevista respecto al estado de la economía del país. Ahora hay un sitio web “Nasing spešal”, camisetas y hasta un menú “Nasing spešal” en algunos restaurantes.

En los meses recientes, la crisis financiera ha asaltado a buena parte del mundo lo que creó consecuencias económicas desastrosas. El impacto total de la recesión económica global aún no se ha sentido. El número de individuos y grupos desempleados, desamparados, sin esperanzas y furiosos en el mundo se espera que aumente más adelante. Este promete ser un año emocionante pero atemorizante.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.