¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudán: Escalofriante relato del arresto de activista en línea

El activista por Internet y abogado sudanés Abdel Hakim Abdel Rahman Nasr fue arrestado en una redada en su casa la noche del 5 de marzo – y liberado el 11 de marzo.

Nasr fue detenido apenas pocas horas después de haber expresado su apoyo por la orden de arresto de la Corte Criminal Internacional para el presidente sudanés Omar al-Bashir en el Foro Internacional en Línea por Nubia, donde es un moderador.

En este escalofriante post [ar], en el foro que ahora está abierto solamente para miembros, Nasr detalla su arresto:

Fui arrestado la noche del 5 de marzo en una operación cercana al robo en las ciudades y el efecto de esa redada sigue resonando a través de nuestras pacíficas aldeas. No fue la primera vez que me arrestaron, pero el efecto de este arresto está  grabado en las memorias de los niños, nuestros vecinos y hasta en los niños en las zonas vecinas. Ya ni los adultos se sienten cómodos.

Sobre el trato durante su detención, Nasr escribe:

Me trataron de una manera inhumana desde mi arresto la madrugada del viernes hasta el final del día sábado, y esto es lo que narraré en detalle pues sus efectos siguen siendo evidentes en mi cuerpo. He perdido la capacidad de escuchar en mi oído derecho y la visión en mi ojo derecho ha sido afectada. También me siento mareado todo el tiempo y esto evita que haga mi trabajo. La forma en que me trataron cambió después de eso, y el jefe de la unidad de seguridad se disculpó conmigo más de una vez y su trato cambió hasta que me liberaron. Sin embargo, soy un ser humano a fin de cuentas, y siguo sufriendo por la manera en que me arrestaron y mi familia ha perdido su seguridad. Los hijos de mi hermano sufren de pesadillas y las puertas de mi casa están cerradas con llave de día y de noche y mi familia sufre por eso. Personalmente también he perdido mi capacidad de escuchar y esto hace que no pueda comunicarme con mi hermano Muzamil, que perdió el oído hace años.

Nasr detalla después cómo lo despertó uno de los 11 hombres que incursionaron en su casa:

Pensé que mi hermano había entrado a la sala (donde estaba durmiendo) para sacar algunas de sus cosas, pero fui sorprendido por una voz que me despertaba. Me destapé y vi luces brillándome en la cara. Uno de ellos me preguntó mi nombre y siguió: “Levántate con nosotros sin hacer bulla. Trátanos adecuadamente para que te tratemos adecuadamente. Sentí manos en mi espalda y los cañones de dos rifles empujando mis costados. Me pidieron que me moviera. Cuando les pedí sus identidades, uno de ellos me pidió que me quedara callado y después me pidieron que saliera de la casa trepando la reja. Me negué a eso e insistí en salir la casa por la puerta, y estuvieron de acuerdo. Les pedí avisar a mi familia, y dijeron que lo harían. Sin embargo, en cuanto llegamos al auto que esperaba afuera, arrancaron sin decirle nada a mi familia.

Los hombres después lo llevaron a través de muchas aldeas, cambiaron de autos y se pararon a rezar. Nasr recuerda:

Llegamos a la aldea de Samt Occidental, donde pararon para sus oraciones. Ahí fue que pude identificar sus rasgos. Tras las oraciones, la tortura empezó. Era como si les hubieran ordenado torturarme durante su Sujiud (prosternación).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.