¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Azerbaiyán: Expulsan a joven activista de universidad

Según información difundida por el Movimiento Juvenil Dalga, Parviz Azimov, jefe de su oficina regional del Sur, ha sido expulsado de la universidad. Tanto dentro como fuera de Azerbaiyán, los bloggers están preocupados por la acción tomada en contra del estudiante activista. Don Quixote from the Land of the Blind [ru] informa a sus lectores acerca del incidente.

Recientemente, en enero, Parviz Azimov, estudiante de la Universidad Estatal Lankaran y representante del Movimiento Juvenil Dalga, escribió un artículo acerca de la corrupción en su universidad. […]

Ayer, Dalga distribuyó una carta informando que después de haber continuado los esfuerzos por restar autoridad a Parviz, fue finalmente expulsado de la universidad con un pretexto inventado.

La carta distribuida por Dalga fue publicada por varios blogs, y solicitaba a la gente a tomar acción en defensa de Azimov. El estudiante de último año fue expulsado a la larga por su supuesta participación en una pelea, pero pocos se creyeron la explicación oficial.

Algunos incluso recordaron sus propias experiencias en universidades en Azerbaiyán. Según el blog Frontline Club, por ejemplo, casi parecía como algo ya vivido.

Una vez escribí un artículo inocente para azadliqciragi.org, una versión en idioma azerí de las Lámparas de Libertad del Instituto Catón y no sé cómo pero el decano de la universidad se enteró (demasiado viejo y conservador para navegar en Internet). Después siguió lo que mi decano llamó una “conversación educativa” entre nosotros para persuadirme de parar mi activismo “revolucionario” y “opositor” en Internet, y ahí me dijo “a manera de padre” que yo debería “calmarme”, o posiblemente podrían expulsarme de la universidad. Suficientemente curioso, le pregunté con qué causales pasaría eso – tengo una asistencia perfecta, excelentes resultados, buena actitud hacia los profesores y no tengo comportamiento criminal – después de pensarlo unos segundos, contestó que puede haber un sabotaje en mi contra, por ejemplo, una supuesta pelea, que puede resultar en mi expulsión.

Flying Carpets and Broken Pipelines también recuerda una experiencia similar.

Este incidente me recuerda de un hecho que tuvo lugar hace pocos meses cuando me pidieron que diera una corta presentación a un grupo de estudiantes extranjeros de intercambio sobre cultura azerbaiyaní. La conversación después se convirtió en una sesión de preguntas y respuestas, donde empezamos a hablar acerca de política y la situación general en el país. Respondí cada una de sus preguntas con honestidad. Bueno, resultó que a ninguno de los profesores que estaban sentados ahí les gustó mi honestidad (aunque los estudiantes estuvieron muy contentos). Nada me pasó, bueno, salvo que esas personas nunca me pidieron dar otra presentación a otro grupo de estudiantes.

Aunque a Azimov lo expulsaron a fines de febrero, muchos se enteraron recién hace pocos días. Escribiendo en Thoughts on the Road, por ejemplo, un periodista estadounidense que dirige entrenamiento de medios en Azerbaiyán  recuerda a su antiguo estudiante.

Parviz fue uno de mis mejores estudiantes cuando estuve en Azerbaiyán. Era el único de mis alumnos que en realidad hacía artículos sobre corrupción en el sistema educativo del país. Tenía pocos alumnos que hablaban de eso – pero naturalmente era un asunto muy desalentador de abordar. Muchos de mis alumnos seguían estudiando en las universidades – así que de veras escarbar en este asunto podría ser peligroso para sus carreras académicas.

Como pasó con Parviz.

Cuando recién sugirió escribir acerca de la corrupción en la universidad, le advertí sobre tratar el tema. Hacerlo bien sería difícil y ciertamente enfuerecería a personas importantes. Aun así, estaba decidido  – y para su proyecto final escribió entradas de blog y un largo artículo de periódico sobre el tema – una artículo que daba nombres. Yo estaba más nervioso que él acerca de publicar el artículo.

No creo que haya sido un artículo el que causó que la universidad finalmente lo echara. Parviz es uno de esos alumnos que es desafiante o exasperante, dependiendo de tu punto de vista. Una vez que se aferraba a un asunto, no lo soltaba  – la marca de un periodista verdaderamente excelente. Esta vez, Parviz obviamente enfureció a suficientes personas en la universidad como para que le cerraran la puerta.

Tiene mucho talento y energía – así que no me preocupa que encuentre algún puesto que encaje con sus intereses. Pero para ser honesto, me preocupa su seguridad personal. Azerbaiyán es un lugar peligroso para los periodistas que desafían al sistema. Una cantidad de periodistas han sido misteriosamente atacados y asesinados en Azerbaiyán en años recientes. Actualmente, Uzbekistán es el único país de Europa o de Asia Central que tiene más periodistas tras las rejas que Azerbaiyán, según el Comité para Proteger Periodistas.

En conclusión, Don Quixote from the Land of the Blind está desesperado.

Además, no diré nada más. Solamente que estoy empezando a cansarme de que me avergüencen, me sorprendan y me decepcionen, y de perder mi [libertad de] expresión.

Incidentalmente, con la finalidad de formar una mejor mejor impresión de la universidad donde estudiaba Parviz, Dalga publicó este reportaje fotográfico a fines del año pasado. Según la calificación oficial de las instituciones azerbaiyaníes de educación superior publicada por la Comisión Estatal de Admisión de Alumnos, la Universidad Estatal de Lankaran ocupa el puesto décimosexto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.