¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Israel: Reflexiones sobre las relaciones palestino-iraelíes

El estado de ánimo en la blogósfera israelí es contemplativo. Tal vez es el final de la celebración de Pascuas que conmemora la libertad de opresión o que los israelíes simplemente han estado callados para pasarla con sus familias, pero un número de posts acerca de las relaciones entre israelíes y palestinos han salpicado el paisaje de la blogosfera.

Ami de Mitad y Mitad contempla su exposición a los árabes, mientras crecía en Israel.

La verdad es que mucha gente como yo creció en Israel, y nunca se mezclaron con los árabes. Crecí en Haifa, la “Ciudad de la co-existencia”. Pero sólo los veía cuando bajaba a comprar una shawarma. Ellos vivían en sus barrios, y yo vivía en el mio. Ellos iban a sus escuelas, y yo a la mía.

Serví en la marina, por lo que no me encontré con los palestinos en los puestos de control, en los bloqueos de las carreteras o en la aplicación de toques de queda. Incluso cuando me dispararon los árabes (Líbaneses, en este caso), no pude verlos, estaban demasiado lejos … En definitiva, llevo una existencia libre de árabes en un país predominantemente relacionados con ellos.

El periodista Noam Sheizaf que bloguea en Tierra Prometida observa que existe una apatía en la sociedad israelí acerca de la política internacional, incluso en relación a las cuestiones de Israel y Palestina. Sheizaf afirma:

Mucha gente no piensa que hay tal “ocupación”. Ese es el lamentable resultado de los Acuerdos de Oslo y el establecimiento de la Autoridad de los palestinos. La gente no parece entender que Israel todavía está en control de casi todos los aspectos de la vida de los palestinos – los que, como resultado de ello, se han reducido a poco más que a la supervivencia.

De hecho, la mayoría de los israelíes no saben mucho acerca de la vida de los palestinos. A diferencia de los años antes de Oslo, ahora casi nadie visita Cisjordania, y los palestinos no entran a Israel. Para la mayoría de los israelíes, el problema palestino es un concepto abstracto, casi imaginario. El camino de algunos suburbios de Tel Aviv a la ciudad palestina más cercana es de apenas unos 10 minutos, pero se trata de dos mundos separados.

Lirun de La Paz del Mar Mediterraneo Este con frecuencia escribe sobre la gente en su vida, muchos de los cuales son árabes, tanto cristianos como musulmanas. Él relata una experiencia reciente con los vecinos árabes a los que habitualmente habla en árabe y que habían creído erróneamente que él era un árabe cristiano. (Él es judío.)

Totalmente halagado también estaba algo asi como sin valor, por que todo este tiempo ella no me apreciaba como un judio, sino más bien como un árabe jajaja .. He estado con mi mejor comportamiento tratando de cultivar estereotipos positivos y al mismo tiempo los bien apreciados árabes cristianos eran los beneficiarios :)

Michael Horesh de Té de la tarde en Jerusalén se refleja en una visita a la Ribera Occidental en una entrada titulada “Los israelíes y los palestinos-no hay manera de vivir”. Él escribe:

Por toda la belleza de la naturaleza, lo que también ví fue la esencia misma del problema israelí – palestino. Para cualquiera de las partes, no es manera de vivir (NEMV) …

Mirando las aldeas palestinas desde la distancia y comparándolas con el conjunto de las ciudades israelíes, se puede ver que la Autoridad Palestina no está claramente (y no quieren) invertir recursos en su desarrollo social. NEMV …

Los dirigentes del mundo, incluidos los israelíes y los palestinos, deben empezar a colaborar con esas cuestiones reales, del día a día, y en el campo mismo, de una manera que se sustituya la retórica por el realismo y un entendimiento en varios niveles. Entonces, tal vez, vamos a ver un proceso de paz sostenible emergente para el Oriente Medio.

Jeremy Moisés considera el lenguaje del conflicto en el blog Mezcla de Multitudes.

Odio, odio, odio, odio, LO ODIO, cuando la gente pone la palabra Palestina o palestinos entre comillas. Es sumamente ofensivo y no hace nada para resolver el conflicto.

Incluso si usted no cree que los palestinos tienen derecho a su propio Estado, al negar que siquiera existen como pueblo o que no tienen un derecho a la libre identidad, eso está mal.

El activista por la paz, Lubetsky se refiere al desafío de escoger las palabras y el idioma para hacer frente a las cuestiones israelí-palestinas. Fundador de Una Voz, una organización que busca la paz en Medio Oriente, Lubetsky escribe sobre la dificultad de elaborar una declaración de la misión de la organización en medio del conflicto.

La guerra en Gaza ha causado tanta desconfianza y resentimiento que incluso los más fervientes creyentes en la coexistencia, la paz, la libertad y la seguridad para ambos pueblos se preguntan si “el otro” lado ha sido un verdadero aliado que los respete “.

Lubetsky confía que las negociaciones hubieran alcanzado casi el punto de ebullición cuando fueron salvadas por los equipos de apoyo de los Estados Unidos y Europa. Al final, tanto los equipos de israelíes y palestinos:

… Lograron reafirmar e incluso profundizar en su misión y mensaje común, incluyendo el reconocimiento de los principales temores y necesidades del otro.

En una entrada titulada “Maltrato Infantil”, Bernard Avishai parte desde una doble perspectiva de la crisis palestino-israelí y en su lugar se concentra en la experiencia de los jóvenes, hombres y mujeres que conforman las fuerzas armadas israelíes.

Dejémoslo claro. Tomamos decenas de miles de personas de 18 y 19 años de edad, jóvenes que son poco más que niños, y en un momento de la vida cuando mostrar lo mejor es un tipo de sexualidad; un momento en que las ideas sobre el mundo son recibidas con gran sabiduría; cuando los cuerpos se encuentran en su mayor fuerza, pero al mismo tiempo con miedo a la muerte … cuando el deseo de demostrar su lealtad es más intensa …

Tomamos estos jóvenes … y les decimos que los árabes, en el fondo, no quieren un estado judío como vecino, que, en cualquier caso, la tierra es sagrada, y entregar esa tierra es un grave pecado en la ley judía, lo mismo que mostrar misericordia por los que van a matarlos, que “Oslo” les ofreció a los palestinos un acuerdo tremendamente generoso, pero que volvieron con terrorismo, sin embargo, que (aunque esto es muy evidente) el terrorismo puede venir en cualquier forma, hombre y mujer, jóven y anciano; que la protección de los civiles de crueldades al azahar es la razón por la que están ahí.

Avishai concluye diciendo que los jóvenes están imbuidos de estos conceptos de ética y valor sin tener la experiencia de vida para moderar su juicio. La necesidad de su rápida acción pone en peligro la toma de decisiones. En el caso de una intensa presión militar, están sujetos a errores originados en una profunda obligación social de proteger a la tierra y el pueblo de Israel.

No está claro lo que vendrá de las reflexiones colectivas de la blogósfera israelí, pero todos estos posts dejan al descubierto a la sociedad israelí, revelando los pensamientos de los israelíes y cómo él/ella se encuentra y se ocupa de la vida en el Medio Oriente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.