¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: Una confusión provocada por un polo

El polo del abogado Liu Shihui, que tiene una inscripción impresa, parece tener el poder de atraer a la policía y perturbar el orden social. Debajo una traducción parcial de la entrada del blog de Liu acerca de su experiencia en Guangzhou.

A las 5 pm, el 12 de mayo del 2009, esperaba a mi novia en una estación del metro en Guangzhou. La llamé y supe que estaba en camino.

Justo entonces, se me acercó un guardia de seguridad, mirándome de manera vigilante y me interrogó con voz amenazante: ‘¿Qué intentas? ¿Qué haces acá?’ Le dije que estaba esperando a mi novia. Pero él abrió sus aterradores ojos y señaló mi polo, ‘Tu ropa está equivocada, ¿qué quieres decir con eso? ¡Acá no puedes vestirte así!’

Tenía puesto un polo hecho por mí, que citaba esta inscripción al frente: ‘El dictado de un solo partido es un desastre – del Xinhua Daily’. Atrás, hay una cita del ex presidente Liu Shaoqi, ‘El Partido Comunista se opone al gobierno de un solo partido del Kuomintang (KMT), ¡y definitivamente no quiere el dictado de un solo partido!’ La parte de adelante alarmó al guardia, que desencadenó su sentido de ‘lucha de clases’.

Yo reproché, ‘¿Qué tiene de malo mi ropa? ¿Qué tiene que ver con usted? ¿Le hago daño a alguien si espero a una persona acá?’

Inesperadamente, fue mayor la atención atraída.

En ese momento llegó un policía con otro guardia de seguridad. También alguien del personal del metro, que tenía una cámara y me tomaba fotos. Más personas se pararon, rodeándonos y mirando mi polo y la situación con curiosidad. Me sentí como una canoa en el océano con tantas personas mirándome y tenía a la policía, los guardias y el personal rodeándome.

‘No es correcto tener esas palabras (el dictado de un partido es un desastre) impresas en el polo. Venga con nosotros para mayor investigación.’ Dijo el guardia, en un derroche de sentimientos de la lucha de clases.

Señalé la cita, y le dije al guardia, ‘Esto lo dice el propio Partido Comunista. Es un editorial del Xin Hua Daily (el principal de los medios medios estatales en China). Si ha ido el colegio, debería saber que el Xinhua Daily fue un periódico durante la guerra contra Japón en los años cuarenta. Puede revisarlo usted mismo’. También le dije que soy abogado y le advertí que no atentara contra mi derecho legal. El guardia de seguridad estaba indignado, comportándose como un matón, reprendiéndome delante de la multitud, ‘Tú idiota, a mí no me importa lo ‘-ado’ que seas. He leído muchos más libros que tú’. Después me ridiculizó, ‘¿Alguien como tú tiene novia?’ Me disgustaba tener delante al hombre insultándome.

El policía no era tan malo como el guardia, pero evidentemente me veía como un sospechoso. Estaba tan incómodo. Le expliqué, ‘Esta línea es un extracto de la editorial propalada en el periódico del Partido Comunista, Xihua Daily, el 3 de marzo de 1946.’ También le dije que mi novia ya había salido de la estación. Necesitaba recogerla en ese momento. Pero el policía se negó a mi pedido y estuvo a punto de detenerme. Señalé que era una restricción ilegal. En ese momento, más de unos cuantos policías estaban alrededor, algunos de ellos parecían ser rudos, otros educados. Me arrastraron al aire libre y el personal inmediatamente levantó pantallas a mi alrededor en la esquina. Era para evitar que los peatones vieran las palabras en mi polo.

La policía y los guardias después llevaron a Liu a un pequeño cuarto para investigación. Según Liu, un guardia de seguridad le gritó ‘j**te’ varias veces y se apresuró en un intento de darle un puñete. Afortunadamente, al molesto guardia lo retuvo el policía. Después le tomaron fotos a Liu.

El policía me preguntó de dónde era la cita. Les expliqué con detalles y les ofrecí ayudarlos a buscarla en línea. Pero dijeron que no encontraban computadoras ahí. Pero creo que deben haber encontrado la cita de alguna manera rápida.

Durante el proceso, Liu anotó los números de los policías a hurtadillas con su celular.

Les pedí documentos que les permitieran detenerme, pero se negaron. Les requerí que me ayudaran a hacer una declaración, pero primero se negaron y luego lo prometieron solamente después que me llevaron a otro sitio. Más tarde escribí una declaración acerca de mi experiencia, pidiendo una disculpa y una compensación. Les dije, ‘Esta es una coacción ilegal. Yo, como abogado, los denunciaría y lo difundiría en línea.’

Aparentemente, la actitud del policía se suavizó. Trató de persuadirme, ‘Durante la guerra contra el Japón, el Partido Comunista se opuso al autoritario KMT, así que publicó el editorial. Pero hoy la cita sería bastante sensible políticamente…etc’.

Le respondí, ‘Soy abogado. El criterio que uso para juzgar acerca del bien y del mal es la ley. Nadie puede impedirme hacer lo que no está prohibido por la ley. ¿Acaso ‘gobiernar el país según la ley’ no está escrito en la constitución? No dice ‘gobernar el país considerando si es sensible o no’.

Un policía finalmente preparó una ‘nota de investigación’. Le di una rápida mirada. Decía que yo ‘había inventado rumores y perturbado el orden social’. Lo ridiculicé, ‘¿No creen que esta es una violación del sentido común? ¿Creen que esto es más absurdo que el ‘incidente de eludir al gato’? Se quedó mudo. Dado que la nota distorsionaba los hechos y no me dejaron tener una fotocopia, me negué a firmar.

Tal vez el policía descubrió de dónde venía la cita, tal vez yo estaba tan familiarizado con el debido proceso de investigación, o tal vez no pensaron que era adecuado detener a alguien solamente por su polo, tal vez los alertó mi advertencia de poner en línea mi experiencia, transigieron, y me preguntaron qué quería.

Finalmente, el guardia que insultó y empujó a Liu se disculpó.

A las 8:10 pm salí de la estación de policía. Tres horas habían pasado desde que me atraparon en la estación de metro.
De camino a casa con mi novia estaba exhausto. Hoy el mundo no es como el que era durante la guerra contra Japón. 2/3 de los estados del mundo han adoptado el sistema democrático. Yo simplemente imprimí una frase del partido en mi polo, una cita que decía la verdad. Pero ahora me trataron tanto como un enemigo del estado, exactamente por el mismo partido que imprimió la cita hace décadas. ¿Cuátos dedos puedo levantar si quiero contar cuántos países de esos quedan todavía?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.