¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bahréin: Nuestra necesidad de mano de obra india es como nuestra necesidad de aire

A comienzos de este mes, Bahréin anunció que pondría fin al sistema de auspicio a los trabajadores extranjeros, lo que significa que desde agosto los trabajadores ya no serán dependientes de su empleador, sino que estarán auspiciados directamente por la Autoridad Gubernamental Regulatoria del Mercado Laboral, y se les permitirá cambiar de trabajo sin el consentimiento del empleador. La medida está destinada a detener la práctica de bahreiníes que auspician grandes cantidades de trabajadores, por lo general del subcontinente indio, y les cobran un “cargo por visa” para trabajar con otro empleador.

Sin embargo, para algunos en Bahréin, que tiene tensiones demográficas y un problema con el desempleo entre sus ciudadanos, es preocupante la idea que sea más fácil para los extranjeros trabajar en el país.

El blogger Mohammed Marhoon cuenta una reciente experiencia:

En el abrasador verano de Bahréin, en el centro de Manama, esperando la luz verde después que algunos peces hamoor [peces gordos] hayan pasado, reposas tu cabeza en la ventana de tu auto para que la fría brisa del aire acondicionado te enfríe de la rabia de esperar y de la furia del sol. Este desánimo es interrumpido por los golpes de un indio en tu ventana… tap, tap, tap

Al principio pensé que quería venderme una botella de agua, pero no vi botellas de agua en sus manos. Acá debo aclarar que quiero decir agua mineral, en hindi “pani”, y lo que los hijos de Mary [que hablan inglés] llaman “agua”, así que no somos sujetos de cuestionamientos ni acusados de pertenecer a ninguna organización terrorista. Como sea, abrí la ventana y me di con que estaba pidiendo ayuda: “Baba, soy pobre…yo no dinero… Dios piedad a tus padres… poooobre, baba, soy pooobre, baba.” Me sorprendió. ¿Era casualidad, o hay cientos como él? Acá no me ocuparé de la pobreza y la necesidad, pues hay otras comunidades que viven como él por todo Manama, y no es raro verlos- ¡pero esta fue la primera vez que vi a un indio mendigando!

Rituales de viernes…

En las primeras horas de la mañana del viernes, la zona del zoco de Manama atrae a los indios, con su pelo aceitado, ropas planchadas y diferentes sabores. Es un encuentro de culturas y rituales. Los ves intercambiando saludos y abrazos, y después poniéndose en fila para las plegarias del mediodía. Vienen de todo el lugar, y en la tarde terminan sentados en Bab Al Bahrain o visitando la cornisa [paseo por el río]. Es un día ocupado para ellos…

Nuestra necesidad de indios es como la necesidad de aire

si vemos los numerosos trabajos que los indios realizan al servicio de personas, desde los más jóvenes hasta los mayores, estos abarcan lavar autos y vender jazmines en las calles, a construir rascacielos, centros comerciales y áreas de recreo, hasta ser gerentes y magnates. Donde quiera que mires hay un indio, ¡y esto no sorprende!

Cajeros automáticos

Los encuentras en ordenada fila para el cajero automático, con la finalidad de sacar saldos de sus cuentas. Los trabajadores tienen que darles a los indios un papel con el salario para evitarles a sus trabajadores la tensión de pensar, “¿vendrá el dinero?”, “No vendrá”, “Algo falta”, “Mi jefe es tacaño”, y “Esto es muy poco”.

Los indios son la comunidad más ampliamente dispersa en todo el mundo. Se estima que 25 millones de indios viven en el extranjero. Una gran cantidad está en Bahréin y abriendo la puerta a trabajadores que no necesiten visa, ¡la situación será de miedo! Como dije, esta fue la primera vez que vi a un indio diciendo , “Baba, soy pobre, no dinero”. A plena luz del día pedía a los autos que pasaban acá y allá. Francamente, creo que hoy he desarrollado un complejo acerca de los indios.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.