¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Serbia: ¿Tortura o terapia?

El 21 de mayo, un cortometraje sobre la tortura en el Centro de Rehabilitación Espiritual “Crna Reka” [serbio], que se halla en el Sudoeste de Serbia, se estrenó en el sitio web de el Tiempo (Vreme), un semanario serbio. Los pacientes de este centro son drogadictos y su director es Branislav Peranovic, un sacerdote serbio ortodoxo.

Casi todos los medios de comunicación serbios han mostrado las escenas horribles del cortometraje, en el cual se ve a Peranovic golpeando brutalmente a uno de sus pacientes con una pala y sus manos.

El Defensor del pueblo, Sasa Jankovic, es uno de los funcionarios que reaccionó rápidamente. Según el sitio web Vreme, Jankovic dijo que presentó cargos criminales contra nueve personas identificadas del Centro de Rehabilitación Espiritual “Crna Reka” cerca de Novi Pazar debido a la curandería y a la agresión y violencia. Jankovic dijo también que, según el vídeo, era obvio que los pacientes del centro habían sido heridos muy gravemente y que eso no podría ser ningún tipo de tratamiento ni de terapia.

Los bloggers serbios reaccionaron al reportaje enseguida también, así como los representantes del Centro de Rehabilitación Espiritual “Crna Reka” y la iglesia serbia ortodoxa.

Ivan sólo agregó el vídeo a su blog en vez de texto. Abajo se presentan algunos de los comentarios:

WarnY, 5/21/2009:

Al principio, sentí náuseas.

Luego lo pensé y recordé una conversación con un amigo mío, y me di cuenta que nada parece como realmente es.

Principalmente, se trata de gente en un camino sin retorno. Para ellos y sus familias, cualquier cosa es más aceptable que si siguen con sus vidas como hasta ahora. […]

Ivan respondió: 5/22/2009:

Sí, todo lo que dijiste es correcto pero cuando vi a ese hipopótamo rompiendo su mandíbula, me sentí mal.

Banjac, 5/23/2009:

En comparación con las torturas a las que los drogadictos han sobrevivido debido a robos y crímenes que ellos mismos han cometido, lo que se veía en el vídeo representa una tortura insignificante. Si un drogadicto rompe una cerradura de un coche y le quita el radio, lo golpearán muchísimo más. Por ultimo, pregunta a los familiares de los drogadictos cúantas dificultades y sufrimientos han sobrevivido y pregúntales si están de acuerdo con los métodos del padre Branislav, y estoy seguro que a ellos no les molesta. Él aceptó este puesto con toda su corazón y está tratando de ayudar. La tortura que se veía en el vídeo no es nada extraño en aquellos círculos, donde les cuesta trabajo a los hombres pensar racional y humanamente. Al fin y al cabo, el centro “Crna Reka” no es un fuente de drogadictos sino el lugar de la resurrección de Jésus Cristo, que se sacrificó por todos nosotros. Por medio de la fe en Díos, tenga mi apoyo absoluto, padre Branislav.

Foxy Lady, 5/25/2009:

No vi el vídeo porque soy bastante joven. Sólo leí acerca de ello.

No sé cómo son los drogadictos, y no sé qué tipos de tratamientos se emplean en los hospitales, pero sí sé que si golpean a un drogadicto, lo dañarán en vez de curarlo.

Arnam, 5/27/2009:

Esto es horrible, se debería arrestar a tales cretinos. Es un abuso de la gente. Sin reperar en el hecho que alguien sea un drogadicto o no, tales actos no son normales y no tienen nada que ver con el tratamiento. Lo que pasa es una catástrofe.

En la página web oficial del Centro de Rehabilitación Espiritual “Crna Reka” se publicó lo siguiente, entre otras cosas:

[…] La cronología es simple. Biden viene a Serbia. El obispo Artemije no le da la bienvenida al alto monasterio de Decani porque representa las fuerzas ocupantes. Las fuerzas domésticas progresivas están amargadas y usan el vídeo para desacreditar el obispo Artemije que dio la bendición para fundar el centro tanto como el padre Branislav que ha sido el director del centro por diez años más o menos. […]

¿Es que los drogadictos serbios darán por fin las gracias a Biden por todo lo que había hecho para ellos tanto como para los de Kosovo y Afginistán? […]

Se publicó la declaración de Peranovic para el canal B92 en el sitio web de Vreme:

“A veces empleamos la fuerza con el consentimiento de los padres, por supuesto. Y se advirtió a los pacientes que no se tolerará la violación de las reglas. Los que viven con un drogadicto conocen bien de lo que se trata.”

Silija, uno de los pacientes del centro “Crna Reka”, dice:

Me llamo Silija y he sido paciente del centro “Crna Reka” desde el 29 octubre, 2008. Creo que soy más capaz de discutir este asunto que cualquier periodista. Tengo un mensaje para todos que creen en los ataques contra el misionero ortodoxo y el Centro de Rehabilitación Espiritual “Crna Reka” – los ataques en los que todos los medios de comunicación serbios participaron: dejen de condenar a los empleados del centro por algo que ellos no tenían nada que ver. Es completamente falso que se usaba tortura como terapia. Si hay tortura, sólo se aplica a un pequeño número de pacientes que no siguen las reglas del centro y que ponen obstáculos a nosotros que queremos darnos tratamiento a nosotros mismos. Se prohibe estrictamente la entrada de drogas en el centro, cualquier tipo de peleas físicas tanto como asaltos, insultos, o la fuga del centro. Cada violación de estas reglas trae un castigo. Hay muchos pacientes en el centro y si no se siguen las reglas, habría caos allí. Hay que saber que un drogadicto es capaz de todo cuando está en crisis.

El blogger serbio Markos escribió en su blog llamado Trista cuda:

[…] Algunos de los pacientes que estaban en el campo ayer tenían una opinión absolutamente diferente a la de la mayoría del público en cuanto a los métodos brutales de re-educación de drogadictos. […]

Markos citó una declaración de Vera de Novi Sad, la madre de uno de los pacientes:

“Mi hijo se ha quedado allí por cuatro años. Si no hubiera venido al centro, no habría sobrevivido. Le compré una cuerda y le dije que debería colgarse si no puede vivir sin las drogas.”

Añadió que estaba en contra de la tortura. Pero el tratamiento en el Instituto para el Abuso de Estupefacientes no le ayudaba a su hijo. Salió de allí después [que le dieron nueve clases de remedios, pero siguió siendo un drogadicto].

El blogger Nikola Knezevic citó una declaración del Sínodo Sagrado de Obispos de la Iglesia Serbia Ortodoxa. Abajo se presenta un extracto de ello:

El Sínodo Sagrado de Obispos de la Iglesia Serbia Ortodoxa recibió con asombro y pesar las noticias de la violencia brutal hacia los pacientes de abuso de estupefacientes en el monesterio de Crna Reka en el Rasko-Prizrenska Eparchy. Los archivos que se presentaron y la admisión de los clerigos es evidencia irrefutable de violencia, la cual no es ni una parte pequeña del espíritu evangélico ni de la misión de la iglesia.

Por eso, Sínodo pide que el reverendo obispo Artemije rechace los actos ilegales y que presente su caso, de acuerdo con las normas de la iglesia, contra los clergios que cometieron la violencia. […]

Knezevic concluyó su post con estas palabras:

Lo que causó tanto asombro y conmoción como este incidente lo hizo fue el alto nivel de masoquismo de los padres. De acuerdo con el principio “el fin justifica los medios,” estaban absolutamente indiferentes o en favor de la manera de tratar a sus hijos en el centro “Crna Reka”. Es sin duda una señal alarmante de que la violencia se ha hecho aceptable en nuestra sociedad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.