Sri Lanka: Una nación suprimida

Según el canal 4 aproximadamente 20.000 personas han muerto en la batalla final entre el LTTE y el ejército de Sri Lanka. Hay informes que de más de 300.000 desplazados internos ‘13,000 personas están desaparecidas de sus campamentos en Sri Lanka‘. Innercitypress, un observador de las Naciones Unidas, comenta que esta información está siendo minimizada por la ONU.

Trabajadores caritativos obligados a salir de Sri Lanka bajo estrictas nuevas normas de visado‘ dice un informe de Timesonline que data del 3 de junio de 2009. Si bien el acceso a muchos campamentos de desplazados internamente todavía no es posible para los periodistas internacionales y cooperantes, y la información está siendo suprimida, sera difícil escuchar las voces de estos campamentos de desplazados internos.

IDP Camp in Sri Lanka, Image by Foreign and Commonwealth Office, used under a Creative Commons License

Los campamentos de desplazados internos en Sri Lanka, imagen de la Oficina de Relaciones Exteriores y del Estado, utilizada bajo una licencia de Creative Commons

Regini David, una activista de los derechos humanos, de las mujeres y los derechos de los trabajadores, ha estado trabajando con las personas vulnerables en los últimos 23 años. En su blog, ‘Unheard Voices‘, ella ha comenzado a escribir sobre las muy desconocidas voces de Sri Lanka, las voces de la gente con quienes trabajó. Su amplia experiencia incluye su trabajo en el ‘Centro de la Mujer Poorani’, en Jaffna, Sri Lanka. Ella escribe una crónica de una de sus experiencias personales en ‘Our lost dark nights of war in Sri Lanka: Women and rape‘ (Nuestras oscuras noches perdidas en la guerra en Sri Lanka: Mujeres y Violación).

Un día Pat Ready y yo fuimos al campamento del ejército e informamos al capitán George que no somos un grupo violento y sus soldados no deberían venir a nuestro centro, sobre todo entrar sin permiso. Pat le dijo que ella viajaría a Colombo y le pidió que diga a su ejército que no vaya a nuestro centro o asuste a las mujeres que viven allí. Ella le informó que si no se toman las medidas propicias, lo informaría a la Comunidad Internacional. Él estuvo de acuerdo y fue a ver y dio un recorrido por el centro.

El día que Pat partió, el capitán George llegó a nuestras puertas tarde por la noche, borracho con su arma colgada sobre su hombro. Habíamos contratado a una nueva administradora de la Universidad de Jaffna. Tan pronto como vimos al capitán del ejército y su arma, muchas mujeres y mis hermanas que vinieron a visitar el centro ese día y mi abuela se escondieron debajo de la cama y en las habitaciones. La administradora y otras dos mujeres trataron de hablar con él, mientras que el grupo armado tamil que vino con él esperaba fuera. Yo me escondí detrás de la puerta delantera. La administradora empezó a hablar. George hacía todas las preguntas como pretendiendo no saber nada sobre el centro. Pidió que le mostraran el lugar que vamos a utilizar para la guardería que estaba oscuro y lleno de matorrales. La administradora empezó a temblar y a llorar, pero sus pies se movían. Yo sé por qué él le preguntó y qué era lo que quería. Me salí y dije: “¡Hola, Capitán George! ¿Por qué quiere Ud. volver a verlo? Si vino aquí antes y se les informó que usted y su grupo no pueden venir aquí. ¿Por qué está aquí?”. Él se asustó de verme allí. Dijo que era sólo la verificación para ver si todos estamos seguros. Le dije que si había algún problema, se le informará y le pedí que se vaya. Se fue. Aunque yo estaba tan aterrada y temblando, tuve que hacer esto para salvar a nuestras hermanas y a mi. Me sentí muy fuerte en ese momento a pesar que no pertenecía a la misma condición que Dr.Rajini y Pat y era muy joven en ese momento. Había retado por primera vez a un militar y nunca había visto a mi madre o incluso a mis vecinos hacer lo mismo.

Esa noche, dormimos en la casa de nuestro vecino. La anciana tenía asma. Entonces, muchas botas caminaron por la SARUHUKAL (hojas secas) y patearon las puertas de Poorani durante toda la noche. El sonido estrujó nuestros corazones. La anciana, el asma de nuestra vecina comenzó a empeorar y no podía respirar. Ella hacía tanto ruido que tuvimos que agarrarla de la boca y bloquear su respiración de vez en cuando para poder salvarnos todas. Esa noche nuestros ojos no se cerraron. No puedo explicar el miedo y la tristeza que sentimos hasta que las botas y el olor nos dejaron por la mañana.

Ella continuó:

Aprendimos que cuando nos ocultamos nos atacan, por lo que decidimos estar juntas pero los hombres aterradores nos seleccionaron por el aspecto de nuestro cuerpo y nos pidieron ir a las habitaciones para pasar revisión con ellos. Con sus armas al interior de nuestra boca ellos examinaban si nuestros senos eran bombas o si llevamos armas de fuego en nuestra vagina. Nuestra voz estaba bloqueada en el interior de la pistola de cañón atascada dentro de nuestra boca. Nuestro cuerpo se convirtió en hielo congelado como lo hizo nuestra sangre dentro de nuestro cuerpo en tanto que nuestros ojos buscaban ayuda. No hay ninguna norma o manos que limpien nuestras lágrimas de sangre. Dejamos que todo nuestro cuerpo se congele. Hay tantas pruebas como esta que sucedieron a mis amigas y hermanas, pero nos mantenemos tranquilas y sólo se lo contamos a nuestras madres.

Peor aún es que estas mujeres siguen siendo afectadas por sus experiencias, dice Regini:

Esto no se detuvo. Nosotras, como mujeres llevamos la sensación de suciedad y el efecto a cualquier parte que vamos. He asesorado a muchas mujeres que no quieren dejar que sus maridos toquen su cuerpo. Y su voz se entierra de nuevo dentro de sí mismas, ya que tenían miedo de ser abandonadas por sus maridos y por la sociedad.

Emily Cera escribió ‘La privacidad se vuelve pública en Sri Lanka – Durante las revisiones militares, la modestia es una víctima‘ en marzo de 2009 confirmando estos violaciones en nombre del control. Alex Crawford de Sky News, Reino Unido escribió sobre los ‘reclamos de abusos en los campamentos de refugiados de Sri Lanka‘ el 21 de mayo de 2009 con un vídeo de acompañamiento:

Regini David, en su post titulado ‘Buried for years in our backyards: Stories of Rape, Hunger, and Death from SriLankan Tamil Women‘ (“Enterradas durante muchos años en nuestros patios traseros: historias de violación, de hambre y de muerte de las mujeres Tamil, Sri Lanka”) habla de su experiencia personal en un campamento en la infancia y cómo estas historias están enterradas:

Me convertí en una persona desplazada internamente (PDI) cuando tenía sólo 13 años de edad. Nuestra casa fue bombardeada. No sabíamos a dónde ir. Corrimos y corrimos. El hedor de los cadáveres estaba por todas partes. No eran sólo los cadáveres. Eran mis tíos, hermanas, amigos y vecinos.

[..]

El Gobierno de Sri Lanka dijo al mundo que mis tíos estaban seguros… El gobierno de Sri Lanka dijo al mundo que mis hermanas no fueron violadas. Le dijeron al mundo que no era cierto. Pero la verdad es que todos se han ido.

Nuestras historias están enterradas en nuestro patio, pero nuestras noches están llenas de estas historias.

Protestando el silencio de la comunidad internacional, Tim Martin del Reino Unido, un ex trabajador de asistencia humanitaria ha estado en una huelga de hambre durante los últimos 15 días en Londres, lo que ha pasado casi sin ser reportado en los medios de comunicación.

La guerra ha terminado, pero las amenazas a la libertad de expresión aún persisten en Sri Lanka. Un reputado periodista, Sunanda Deshapriya cita a ‘Reporteros sin fronteras’ en su post titulado ‘Los periodistas tratando de cubrir el destino de los tamiles en peligro, obstruidos – RSF‘. Mientras tanto, J.S. Tissainayagam, mencionado por el presidente Obama en una declaración emitida el 1 de mayo de 2009 en honor del Día Mundial de la Libertad de Prensa todavía languidece en la cárcel.

Otro periodista de Sri Lanka, ‘un cingalés fue atacado en este momento‘ dice el CPP – Comité para la Protección de Periodistas. Un grupo de los derechos cingaleses ha recibido también algunas amenazas al día siguiente de que el periodista fuese atacado. ‘Amenazas para los vistos como traidores en Sri Lanka‘ dice Reuters.

Innercitypressinforma que‘ la ONU no estaba contenta con la información sobre Sri Lanka por la prensa, en particular Fox News, el Wall Street Journal, e Inner City Press y tienen previsto tomar medidas.

Entonces, ¿afecta todo esto en la normalización de la situación? Udara Soysa comenta que la conducta del Gobierno de Sri Lanka respecto de las  personas desplazadas internamente determinará la futura relación cingalés-tamil‘.

Nicole Mitidieri colaboró en la traducción de este post.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.