¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: ¿Reforma agraria o impulso a la deforestación del Amazonas?

Territorio nacional será donado a los brasileños en un programa llamado ‘”Terra legal” (territorio legal), un paquete de medidas para impulsar la redistribución de tierras respaldada por el gobierno y para establecer normas para los que han vivido y cultivado las tierras nacionales sin ser sus propietarios legales.

El proyecto de ley pasó por la Cámara de Diputados brasileña el mes pasado y fue aprobado luego en el Senado. En la actualidad (4 de junio), sólo espera la firma del Presidente. En caso de aprobarse, la iniciativa otorgará títulos de tierra a 300.000 propiedades establecidas ilegalmente a través de unos 600.000 kilómetros cuadrados de selva amazónica protegida. Las normas establecidas por la Medida Provisoria (MP) número 458, firmada por el presidente de Brasil, Lula da Silva en febrero de 2009, apuntaban principalmente a las zonas de la llamada Amazonía Legal – la zona socio-geográfica más grande de Brasil – levantando grandes preocupaciones e importantes críticas de diferentes grupos de la sociedad.

Por un lado, miembros del gobierno dicen que el proyecto va a ayudar a los bosques de la deforestación; por otro lado los ecologistas argumentan que solamente va en beneficio de los propietarios de la tierra, y que será la gota que colme el vaso de una selva amazónica ya en camino a la destrucción.

Ana Cota/Creative Commons

Ana Cotta/Utilizada con permiso

Ana Cotta/Creative Commons

Ana Cotta/Utilizada con permiso

Ana Cotta/Creative Commons

Ana Cotta/Utilizada con permiso. Una serie de fotos titulada: “El principio, lo intermedio y el final”

La Medida Provisoria 458 permite al gobierno transferir, sin una solicitud oficial, más de 1.5 mil hectáreas de sus propiedades a los ocupantes de las áreas de la Amazonía Legal. En un reportaje publicado en Amazonia [pt], un sitio web especializado en asuntos del bosque, Flávio Bonanome destaca algunos problemas:

Contrariamente a las últimas declaraciones polémicas del Ministro del Ambiente Carlos Minc, quien ha dado garantías de que la Medida Provisoria 458 es una “victoria ambiental”, el especialista en ocupación de tierras amazónicas por humanos y conflictos agrarios en el Departamento de Geografía de la Universidad de São Paulo (USP), profesor Ariovaldo Umbelino de Oliveira, ha criticado la medida y declaró que: “la MP daña el principio constitucional de la función social de la tierra”. […]

Durante su presentación, que duró 30 minutos, Oliveira también criticó la Amazonia Legal, el programa de tierras del Gobierno. “El Estado no debería alentar los asentamientos en la región amazónica. No hay necesidad para ello. El problema es que el Estado no ha creado mecanismos para gobernar sus propias tierras. Sólo ha dependido de la élite la toma de decisiones “, dijo el investigador.

Ana Cotta/Used with permission

Ana Cotta/Utilizada con permiso

Para algunos analistas, el principal problema con la ley es que no distingue entre aquellos que quieren trabajar la tierra; estableciéndose y mudándose con sus familias – generalmente trabajadores rurales de bajo perfil como “posseiros” (ocupantes campesinos ilegales); y aquellos que sólo quieren especular sobre la tierra, consiguiendo la mayor cantidad de parcelas y luego venderlas a precios elevados. También están los “grileiros, los invasores de tierra quienes hacen uso de la violencia con el fin de no ser delatados al romper las leyes.

La ex ministra del Ambiente (2004-2008) y Senadora del partido partido PT por el estado brasileño de Acre, Marina Silva ha escrito artículos y ha expresado su preocupación en una entrevista para Notícias da Amazonia [Noticias de la Amazonía, pt] que se ha reproducido en algunos blogs. Ella dice:

En primer lugar, es poco probable que la persona declare que posee un terreno de forma ilegal, y que la ocupación no se hizo en una forma pacífica y cordial. Además, hay dos requisitos constitucionales para la transferencia de tierras públicas del Gobierno a manos privadas: la transferencia es una de las máximas prioridades sociales y la transferencia de tierras cumple las labores de una función social. Los que llegaron ilegalmente al territorio e hicieron uso de la violencia no hacen uso de la tierra para cumplir los deberes de una función social, y aquellos que tienen posesiones y que no tienen problemas sociales que hacer frente, no cumplen con estos requisitos para que necesiten la tierra. Además, se ha establecido que después de tres años, la tierra se puede vender. Esto crea una ley sin efectos prácticos. ¿Quién puede estar seguro de que los beneficiarios no van a invadir (“grilar”) nuevas tierras para que, a continuación, en pocos años, otra ley los legalize?

Marina Silva sigue en el mismo artículo:

Aquellos que estudian las cuestiones de la tierra saben que, en el caso de la Amazonía, la tierra ha vuelto a concentrarse en manos de unas pocas personas en menos de diez años. Se ha producido un enorme proceso de concentración de la tierra, incluso en los proyectos de asentamiento. Sabemos también que hay “laranjas” [las personas cuyo nombre aparece como propietario de un negocio o propiedad a efectos legales, pero el verdadero propietario es, de hecho, otra persona], quienes comparten la propiedad con su cuñado, con un vaquero…

Ana Cotta/Creative Commons

Ana Cotta/Utilizada con permiso

La Medida Provisoria ha sido modificada y aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado. La MP aún necesitará la aprobación o el veto de Lula da Silva. Tal como está ahora, la MP 458, modifica la legislación que rige 64,7 millones de hectáreas en toda la Amazonia Legal a lo largo de 436 municipios. Actualmente, el gobierno dará la propiedad a otras personas utilizando los siguientes criterios de dimensión de la tierra: donación de hasta 100 hectáreas, venta a un precio simbólico desde 101 a 400 hectáreas, y las zonas de 401 hectáreas y 1500 estarán a la venta de acuerdo al precio del mercado, con una pago máximo de la deuda hasta en 20 años.

Irónicamente, Katia Abreu fue la senadora designada para dirigir la MP hacia el Congreso. Ella es la líder del grupo de la población rural, que se ocupa de los propietarios de las tierras y de los intereses de los agricultores en el Senado. Elegida por el Estado de Tocantins por el partido DEM, Abreu quiere aumentar el tamaño de la tierra que una persona podrá reclamar a través de la MP 458, una medida que ha sido criticada por muchos bloggers, como Cândido Neto [pt]:

De hecho, la MP ha tenido muchos problemas desde el principio. Después de todo, la legislación de la tierra ya permitió la regulación en áreas de hasta 500 hectáreas por separado, con más opciones para las zonas más extensas disponibles para los pueblos tradicionales de la Amazonía. El aumento en el tamaño de la tierra sólo tiene por objeto satisfacer las demandas de los “grileiros” y del sector rural, ambos aliados del Gobierno Federal. En realidad, fue el Ministro de Asuntos Estratégicos Roberto Mangabeira Unger quien surgió con esta idea de la reforma de la tierra, que ha sido aclamada por el actual Ministro del Ambiente Carlos Minc y ha recibido las peores sugerencias del Ministerio de Desarrollo Agrario, como la exención de la inspección oficial, donaciones de tierras y el fin a la necesidad de licitaciones para las zonas de más de 1,5 miles de hectáreas. […]

Ahora, Kátia Abreu habla de aumentar la zona a 2,5 mil hectáreas, así como hacer de los precios de la tierra más bajos. Todas ellas son medidas absurdas de principio a fin.

Para el blogger del blog Azul Marinho com Pequi [pt] las ideas de la senadora Abreu son perjudiciales:

Poco después de que la Senadora por el Estado de Tocantins Katia Abreu (DEM) reforzó su posición como el ‘altavoz’ para la MP 458, empezó sus maniobras para entregar tierras amazónicas a la agroindustria y el capital internacional, en otras palabras a los ‘grileiros’ de las tierras federales.

Hay otra MP – número 452 – que ha estado preocupando a la sociedad brasileña, ya que declara que no habrá necesidad de una previa evaluación ambiental o de una inspección oficial del ambiente antes de la construcción de carreteras a través de zonas de la Amazonia Legal. Ambas MP (458 y 452) son parte del Programa de Aceleración del Crecimiento de Lula da Silva (conocido como PAC).

Un grupo de organizaciones no gubernamentales y de artistas han creado un manifiesto llamado Amazônia Para Sempre [Amazonía por siempre, pt], en el que ellos hacen un llamamiento a los senadores de no aprobar estas MP. A través de su sitio web ellos hacen un llamado al pueblo brasileño para firmar el manifiesto que se enviará a los senadores por e-mail. Hasta la fecha, un millón de personas han firmado la petición.

Cândido Neto‘s [pt] llega a la conclusión de que, si el paquete de normas se convertiría en ley, lo siguiente habría de suceder:

Han invertido la prioridad cuando se trata de terrenos públicos, que deberá cumplir los siguientes criterios: en primer lugar las tierras de los indígenas, a continuación las áreas de conservación y, por último, como asentamientos rurales.

Ana Cotta/Used with permission

Ana Cotta/Utilizada con permiso

Nicole Mitidieri colaboró en la traducción de este post.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.