¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudáfrica celebra el Día de la Juventud y recuerda el pasado

El 16 de junio, ahora conocido como Día de la Juventud acá en Sudáfrica es el día en que recordamos el pasado. El 16 de junio de 1976 ocurrió el levantamiento de Soweto, provocado por leyes que obligaban a que toda la educación fuera impartida en afrikaans.

La mañana del 16 de junio de 1976, miles de estudiantes negros caminaron desde sus colegios al Estadio Orlando para una manifestación de protesta en contra de tener que recibir clases en afrikaans en el colegio. Muchos estudiantes que después participaron en la protesta llegaron al colegio esa mañana sin tener conocimiento previo de la protesta, pero estuvieron de acuerdo en involucrarse.

Se estima que entre 300 y 600 personas perdieron la vida durante el levantamiento, que pasó a ser un momento decisivo en la resistencia en contra del apartheid.

En el blog Redemption Time el autor reflexiona sobre ese día:

Podría decir mucho sobre este día, pero limitaré mis palabras para establecer estos pocos puntos. En toda la historia, el sistema del apartheid y lo que le hizo a la gente y juventud que estuvieron oprimidas por él permanecerá por siempre como una de las peores tragedias que le ocurrieron a la humanidad. Por lo tanto, expreso mi total respeto a esos jóvenes, que en este preciso día, desafiaron a las fuerzas del apartheid y abandonaron la instrucción media bantu y afrikaans en 1976. Hector Peterson y los que estuvieron a su lado, defendiendo sus derechos, serán siempre recordados y honrados en este país.

En el blog Platform 2, el autor escribe acerca de celebrar la rebelión el 16 de junio y la música como forma de protesta:

La nación Hip-Hop sabrá que el 16 de junio nos nació un hijo, en la forma de una leyenda del rap, nació un genio del rap del activista político Afeni Shakur y la nación Mzansi, también sabrá que en ese mismo día de 1976 se hizo historia. Es una bendición conmemorar este día no solamente como un joven sudafricano sino como un fanático del hip-hop. La música que escuchamos para traer tanta revolución como los jóvenes luchadores por la libertad que llevaron nuestra rabia a las calles. Ellos pelearon una causa diferente relevante a sus luchas políticas pero con las mismas intenciones de liberación de la juventud de hoy. Bueno, podemos no movilizarnos tanto como los jóvenes del ’76 pero la verdad es que necesitamos las mismas cosas, necesitamos nuestra libertad, esto fue evidente durante nuestro periodo electoral de abril, pues la gente joven votó en mayoría. Nos unimos para defender nuestra libertad, votamos porque queríamos que se escucharan nuestros sufirimientos y nuestras luchas. Después de que vimos cómo nuestras intenciones fueron casi retorcidas con xenofobia, crímenes y abusos de drogas, nos defendimos positivamente como Hector Petersons, que se rebeló en contra del sistema educativo Bantú, trajimos nuestra propia rebelión al centro de votación.

Fabulosity escribe que el tema era más que simplemente la educación en afrikaans:

Sin embargo, el tema no era tanto el afrikaans como todo el sistema educativo de Bantu, que se caracterizaba por colegios y universidades separados, malas instalaciones, salones sobrepoblados y profesores capacitados inadecuadamente.

Thando Tshangela discute los efectos de la protesta:

Esto inició una era de activismo de estudiantes y de jóvenes que culminó con los disturbios de 1980 en distritos segregados negros y con la crisis en la cultura de aprender y enseñar pues los estudiantes llevaron la batalla en contra del apartheid a las calles. El objetivo era “hacer ingobernable al país” y asegurar que la libertad se lograra a toda costa, aunque eso significara que su educación tenía que sufrir. Su lema era “liberación primero y educación después”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.