¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Fiyi: ¿Nueva Constitución o táctica dilatoria?

El Primer Ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, esbozó el plan para crear una nueva Constitución que llevaría al país a sus próximas elecciones programadas para septiembre de 2014.

En un discurso a la nación (en inglés [eng]), Bainimarama presentó los primeros detalles de un calendario electoral a partir del 10 de abril de 2009, cuando el presidente de Fiyi anuló la constitución nacional de 1997 (basada en la etnicidad), despidió a todo el poder judicial y, finalmente, otorgó a Bainimarama un mandato de cinco años. Esto fue en reacción a un veredicto del tribunal de apelación del día anterior que obligaba a Bainimarama a dimitir porque los jueces dictaminaron que el comandante militar llegó al poder ilegalmente en diciembre de 2006, cuando disolvió el Parlamento y derrocó al gobierno de Laisenia Qarase.

Bainimarama llevó a cabo el golpe de estado de diciembre de 2006 (el cuarto en Fiyi desde 1987) para contrarrestar lo que él denominó el gobierno corrupto y racista de Qarase. Bainimarama se quejaba de que Qarase y su gobierno dirigido por el partido SDL gobernaban exclusivamente para el beneficio de la comunidad mayoritaria de fiyianos nativos, a expensas de otros grupos étnicos, especialmente la minoría compuesta por la población fiyiana de origen indio, descendientes de los trabajadores importados aproximadamente hace 100 años por los colonos británicos para trabajar en las industrias del azúcar y la copra.

Hasta abril de 2009, el énfasis del gobierno de Bainimarama estaba en la creación de la Carta del Pueblo [eng], una contrapartida a la Constitución de 1997, con la esperanza de apaciguar las tensiones religiosas y étnicas que en ocasiones han agitado al país desde su independencia en 1970. También se dieron desacuerdos con los vecinos de Fiyi, incluyendo gobiernos sucesivos en Australia y Nueva Zelanda y el grupo regional Pacific Islands Forum (Foro de las Islas del Pacífico), que en mayo despojó a Fiyi de su membresía porque Bainimarama incumplió los planes de celebrar elecciones en 2009. (Volver a votar con el sistema electoral de origen étnico aún en vigor, ha argumentado Bainimarama desde hace mucho, sólo beneficiaría a los partidos de polarización racial en el Parlamento.)

Unas pocas semanas después de que el Foro de las Islas del Pacífico suspendiera a Fiyi, la Unión Europea canceló la subvención de 24 millones de euros para su industria azucarera en crisis debido a las diferencias con el gobierno de Bainimarama. El país pronto podría enfrentarse a la suspensión del grupo de ex colonias británicas, la Mancomunidad de Naciones, por su negativa a celebrar elecciones.

En el discurso del miércoles, Bainimarama se dirigió a vecinos y asociados para el desarrollo, agradeciendo a aquellos que han “demostrado la voluntad de escuchar y entender”. También pidió la ayuda extranjera cuando el país empiece a trabajar en la nueva Constitución en septiembre de 2012, después de “amplias” consultas con todos los miembros de la sociedad. Si bien el marco constitucional vendrá de la Carta del Pueblo, muchos detalles están aún por ser discutidos, dijo, incluyendo el tamaño del Parlamento, la duración del mandato y la creación de controles y equilibrios de poder.

La Constitución debe estar en vigor antes del 2013, dijo Bainimarama, de manera que se puedan llevar a cabo elecciones un año más tarde.

Como ya he señalado anteriormente, la nueva Constitución debe incluir disposiciones que afiancen una ciudadanía común e igualitaria; no debe haber voto étnico; la edad para votar será de 18; y debe tener sistemas que responsabilicen a los gobiernos, con más controles y equilibrios.

En su discurso, Bainimarama también mencionó la modernización de leyes e instituciones, pero afirmó que su gobierno utilizará los próximos tres años para trabajar en el fortalecimiento de las condiciones socioeconómicas, la mejora de la infraestructura de Fiyi y el apuntalamiento de la economía del país.

En el blog Coup Four Point Five se argumenta [eng] que Bainimarama está jugando con las fechas de las elecciones para prolongar su mandato.

Frank Bainimarama trató de engañar a Fiyi y al mundo cuando presentó su marco estratégico para el cambio en su discurso nacional el día de hoy.

Su afirmación de que se empezará a trabajar en una nueva Constitución en septiembre de 2012 revela que el régimen no abandonará el poder en septiembre de 2014, como ha afirmado el día de hoy.

Queremos llamar su atención sobre una entrevista con el periodista australiano Graham Davies a principios de mayo.

Durante la entrevista Bainimarama dijo que tenía el cortísimo plazo de cinco años para llevar a cabo reformas constitucionales y económicas y que se trataba de una tarea muy difícil.

Si cinco años es poco tiempo, entonces el anuncio de Bainimarama de trabajar en una nueva Constitución a partir de septiembre de 2012 (a 2 años de las elecciones programadas para septiembre de 2014) no tiene sentido.

Coupfourpointfive cree que es fundamentalmente para engañar al pueblo.

En el blog Raw Fiji News [eng], fijidemocracynow2009 vincula la mala situación económica de Fiyi con el actual clima político.

Retrasar el proceso de redactar una nueva Constitución es una táctica desesperada para dar al régimen de Bainimarama cierto respiro. Es una táctica transparente de distracción.
Dejar al país sin una Constitución durante tres años sólo servirá para desanimar a los posibles inversores.
El dictador habla de captar y recaptar asociados internacionales, pero si su intención manifiesta es mantener a nuestra querida nación en un limbo ilegal por otros cinco años, ¿cómo pueden otros países civilizados involucrarse con esta dictadura?
No, amigos, su discurso nunca podría denominarse “marco estratégico”. Es simplemente una exposición generalizada de proposiciones con demasiadas afirmaciones generales y muy pocos detalles significativos.

Sigamos un poco más con el tema de “ganar tiempo”. Desde Japón, L. Douglass Garrett, que escribe el blog Competing Hypotheses [eng], dice que a Fiyi le serviría mucho una nueva Constitución, pero se pregunta si el régimen de Bainimarama es el equipo apropiado para crear tal documento.

La buena noticia sería deshacerse de la manera étnicamente dividida de elegir representación según la Constitución de 1997 … y eso sí debe ocurrir si alguna vez ha de ser posible el concepto de “fiyiano” como nacionalidad, no como parte de alguna otra identidad… pero …

La posibilidad evidente de que se estén diciendo estas cosas para alargar la permanencia de la junta militar es real.

Como este autor ha sostenido recientemente en otros ejemplos, la base del gobierno de estado de derecho es la Constitución *tal como existe*. Se cumple lo que se tiene, y se cambia mediante un proceso de enmienda o sustitución (el que esté permitido; uno de ellos desde luego lo está).

Una nueva Constitución beneficiaría mucho a Fiyi. Dejemos que un gobierno constitucionalmente constituido lleve a cabo ese proceso.

En una entrada sin firmar, Raw Fiji News duda que la nueva Constitución llegue algún día a buen término.

La lista de deseos autoimpuesta de Frank Bainimarama es solo eso, un deseo exagerado ideado por su grupo de consejeros mañosos para dilatar el proceso de mantener al tirano y sus partidarios a salvo de sus inminentes sentencias a cadena perpetua.
El “plan de trabajo” que propone Frank ni siquiera vale el papel en el que está escrito.
Al igual que todas sus anteriores mentiras y retorcidas acrobacias de relaciones públicas desde diciembre de 2006, Frank simplemente parece no ser capaz de llevar a cabo cualquiera de sus anteriores planes de trabajo.
Su plan de trabajo para eliminar la corrupción sólo dio lugar a una gran cantidad de programas de auto-enriquecimiento destinados a hinchar sus saldos bancarios y los de su cohorte.
Su carta farsa ha resultado ser la obra de artistas profesionales de la estafa para forrar sus propios bolsillos, mientras avivan el ego del dictador con sus promesas de una paz celestial y su cháchara sobre la prosperidad para un Fiyi en crisis.
El pretencioso papel de Frank como guardián de la Constitución de 1997 resultó ser pura basura cuando ordenó a un Iloilo medio muerto unirse a él en la derogación de la ley suprema de Fiyi el viernes santo.
Ahora prometen una nueva Constitución para la república bananera de Fiyi. ¿En serio?

Desde el blog del Instituto Lowy de Política Internacional, la directora del Programa para Melanesia, Jenny Hayward-Jones, también cuestionó [eng] el porqué el proceso constitucional tendría que tomar tanto tiempo:

Para los que dudan del compromiso de Bainimarama con la democracia, el discurso ofreció poco para hacerles cambiar de opinión. Bainimarama renovó su compromiso de celebrar elecciones en septiembre de 2014 y esbozó una nueva promesa: la preparación de una nueva Constitución para septiembre de 2013. Si bien esto es consecuencia inevitable de la derogación de la Constitución de 1997 el 10 de abril de este año, no está claro por qué decidió que las consultas públicas sobre la elaboración de una nueva Constitución no pueden comenzar hasta septiembre de 2012.
El comandante Bainimarama dijo que la nueva Constitución derivaría su impulso de las recomendaciones de la Carta del Pueblo para el Cambio, la Paz y el Progreso. Ese documento ha estado en el dominio público durante al menos seis meses y ya ha sido sometido a un proceso de consulta. Por lo tanto, resulta extraño que los ciudadanos de Fiyi tengan que esperar otros tres años para la oportunidad de participar en el proceso de determinar su propio futuro. Si tiene que haber consultas públicas, ¿por qué no empezar ahora? Habría costado poco al Gobierno interino y habría quedado demostrado para la región y la comunidad internacional que la reforma política en Fiyi iba en serio.

Hayward-Jones también predijo que las consultas constitucionales implicarán muy poco diálogo sobre el papel de los militares en la política de Fiyi.

Más preocupante es la falta de toda referencia en el discurso al futuro papel de los militares en Fiyi, un claro indicio de que el comandante Bainimarama no tiene la intención de que los militares se retiren de su posición dominante en el gobierno y la política más allá del 2014.

Desde Nueva Zelanda, No Right Turn también se pregunta [eng] lo que hará el gobierno durante los próximos tres años.

Soli Vakasama [eng] no se dejó impresionar:

Buena cosa que crea en su propia retórica, porque es el único.
Cada enunciado del ilegal primer ministro es hueco como eso que lleva en su cuello, y tan pero tan terriblemente superficial.

En la sección de comentarios en Soli Vakasama, Jean D'ark señala que si los gobiernos anteriores –o las fuerzas militares de Fiyi– son incapaces de acatar la anterior Constitución, ¿quién dice que esas instituciones acatarán una nueva?

No tiene caso trabajar por una nueva Constitución si somos incapaces de acatar la que tenemos. Simplemente la desacataremos cuando tampoco nos guste lo que nos ofrece.

Una Constitución no tiene valor intrínseco en sí misma aparte del valor que le demos NOSOTROS, SU PUEBLO. Aparte de eso, ¡es sólo un pedazo de papel!

Y si no tenemos la disciplina para seguir nuestra actual Constitución, ¡tampoco seremos capaces de conferirle valor alguno a la nueva!

Así que en realidad no importa cuánta fe Frank, o usted, o el Consejo Militar tengan en el nuevo pedazo de papel, si el pueblo no la acepta (y no lo hará), entonces tampoco tendrá valor ni poder.

Entonces allí estaremos todos: atascados exactamente en el mismo atolladero que estamos hoy.

Uno de los temas principales en la situación política actual de Fiyi sigue siendo que Australia y Nueva Zelanda están empeorando las cosas con su acalorada retórica anti-Bainimarama y las sanciones correspondientes. En el blog Soli Vakasama, el comentarista Budhau afirma que los vecinos de Fiyi deben utilizar con Bainimarama más la zanahoria en lugar de su habitual palo y ayudar al país a crear una Constitución para que todos puedan seguir adelante.

Podemos fácilmente empezar a trabajar en la nueva Constitución ya mismo, con la ayuda de expertos de Australia y Nueva Zelanda y tenerla lista en un año. Podemos fácilmente prepararnos para las elecciones con la ayuda de Australia y Nueva Zelanda y tener elecciones en el 2012 en lugar del 2014. Si empezamos a trabajar en la Constitución y las elecciones, seguro que la UE liberará los fondos, y si se eliminan las sanciones, nuestra economía tiene una oportunidad de recuperarse, los turistas volverán, etcétera.
Pero no, algunos de ustedes no quieren tener nada que ver con una nueva Constitución, elecciones, etc. Lo que quieren es otra vez la Constitución de 1997, Qarase restituido como Primer Ministro y que Frank y sus muchachos marchen directamente a la prisión de Naboro –y están dispuestos a contener la respiración hasta ponerse azules a menos que sea como ustedes quieren– bueno, entonces buena suerte.

En el blog Fiji:The Way It Was, Is and Can Be se repiten esos sentimientos [eng]:

Se podría esperar que la comunidad internacional, después de haberse dado por vencida en elecciones anteriores, tal vez en algún momento entre ahora y la fecha propuesta responda a la petición de ayuda hecha por Bainimarama.

El blog también presenta una cronología de los acontecimientos políticos en Fiyi para los próximos cinco años.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.