¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Marruecos: “¡Soy un 9 por ciento!”

La decisión del gobierno marroquí de bloquear la circulación del ejemplar de agosto de dos importantes revistas, Telquel y Nichane, parece haber encendido la blogósfera local. Ambas publicaciones estaban a punto de revelar el resultado de una encuesta realizada en colaboración con el diario francés Le Monde, en donde a marroquíes comunes y corrientes se les pidió que dieran su evaluación de los 10 años de gobierno de su monarca. Según Ahmed Reda Benchemsi [in], director de ambas publicaciones, la encuesta tenía la intención de ser la primera aprobación pública registrada sobre un rey marroquí por parte de sus propios súbditos, donde “el 91 por ciento de los marroquíes entrevistados dijo que el desempeño del reinado del Rey Mohammed VI es positivo o muy positivo”. (Fuente: AFP). Aun así, las autoridades marroquíes parecen ansiosas de tomar medidas drásticas sobre cualquier forma de revelar los resultados de la encuesta como lo expresó claramente el portavoz del gobierno Khalid Naciri, que declaró que “[l]a monarquía en Marruecos no puede ser objeto de debate a través de una encuesta”.

Los microbloggers marroquíes fueron rápidos en reaccionar a la medida, en su mayoría desaprobando la acción de su gobierno.

9pctwittergroup

9pcmaroc2

- annouss: Iniciemos el movimiento del 9%… Cambia la imagen de tu perfil. Únete a los 9 por cientos.

Ahora, un creciente movimiento de manifestantes en línea parece estar tomando fuerza, provocado simbólicamente por el logo de “Soy un 9%”, creado por Anas Alaoui en referencia a la “minoría” de marroquíes que, según la encuesta prohibida, desaprobó o juzgó negativamente la primera década en el poder de Mohammed VI. Con prontitud, se creó un hashtag en Twitter llamado #9pcMaroc para los microbloggers que adoptaron la denominación de “Soy un 9%”, en una clara señal de protesta en contra de las revistas que fueron retiradas de los quioscos. Se informa que los bloggers también están trabajando en un grupo de Facebook con la esperanza de expandir el movimiento.

I Am a 9%

Soy un 9%

Mehdi, que bloguea en Satwiker, enlaza a un video de una entrevista con el director de las revistas, Benchemsi, transmitida por el canal francés de noticias France 24, en donde el periodista expresa [ar] con incredulidad su desaprobación por la prohibición y explica que las publicaciones no quebrantaron la ley y no cruzaron las líneas rojas.

Fatima (La Marocaine), que bloguea en Agora, deplora [fr] la censura. Ella escribe:

En el tiempo de las nuevas tecnologías, será necesario que nuestros dignatarios se rindan a la evidencia de que esta clase de acciones equivalen a tapar el sol con un dedo. Sin olvidar que la información ya ha recorrido el mundo. Como decimos en casa «¡¡¡kaye fye9o l’7m9 bederribe l’7jerre»!!! Lo que hubiera podido pasar como una información banal se convierte en todo un asunto.

Ibn Kafka [fr] concluye:

Para resumir: existe en Marruecos una autoridad constitucional que tiene supremacía tanto sobre el ejecutivo como indirectamente sobre el legislativo y el judicial, cuyos actos jurídicos, no pueden en ningún [caso] ser atacados ante los tribunales marroquíes, y que asegura el rol de los creyentes (musulmanes), y cuyo registro no puede ser objeto de una apreciación pública.

Se cree que Le Monde publicará la encuesta el próxima martes. Pero las autoridades marroquíes ya lo han aclarado: “Si Le Monde publica esta encuesta, no podrá ser vendido en Marruecos. Es una cuestión de coherencia”, dijo el portavoz del gobierno.

Nichane y Telquel fueron incautadas en 2007 cuando la autoridades consideraron que sus editoriales en árabe y francés eran “calumnias en contra de la sagrada persona del rey”. El director Benchemsi fue el autor de los editoriales y sigue enjuiciado hasta la fecha.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.