- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Egipto: El apóstata egipcio

Categorías: Medio Oriente y Norte de África, Egipto, Activismo digital, Derecho, Historia, Libertad de expresión, Literatura, Religión, Respuesta humanitaria

Dr. Sayed-El-QemenyEl pensador progresista egipcio, Dr. Sayed El Qemany [1], fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias Sociales. Los liberales y seculares egipcios aclamaron el galardón, mientras que los Wahabis [2] y conservadores le declararon la guerra al “Apóstata Egipcio”.

En Egyptian talks [3] (debates egipcios) se planteó la siguiente interrogante:

¿Es correcto concederle un Premio Nacional a aquellos que se burlan de todas nuestras creencias?

En Salafi Selections se publicó un artículo [4] titulado ¿Qué sigue?, dirigido a Farouk Hosni [5], el Ministro de Cultura egipcio, cuestionando el galardón otorgado al Dr. El Quemany y lo llama a éste:

“El hombre que atacó al Islam, le refutó al Profeta su profecía, lo acusó de impostor y proclamó que la religión islámica fue un invento de Abi Taleb [6]!”

Varias demandas se han presentado [7] en oposición al hecho de concederle al Dr. El Qemany el galardón.

El Dr. Nasr Farid Wasel, el ex Gran Mufti [8], se enfureció con el Ministro de Cultura egipcio, y con los que están a cargo de otorgar Premios Nacionales, por concederle a Sayed El Qemany el Premio Nacional de Ciencas Sociales. Es un crimen contra la identidad islámica de Egipto y una prueba del rígido control que el “secularismo sucio” tiene sobre nuestra institución cultural, y de que los funcionarios del Ministerio de Cultura han sucumbido a la noción de separar la religión del Estado.

Sheikh Youssef Al Badri, conocido por sus demandas Hisbah [9], se dirigió al fiscal general y a Al Azhar [10] para pedir que se retire el premio. También apareció en la televisión, en un debate contra el Dr. El Qemany. Este debate fue subido en 8 partes [11] con su correspondiente transcripción en Árabe.

Youssef Al Badri acusó al  Dr. El Qemany diciendo:

El Qemany está deconstruyendo el Islam por medio de ataques endulzados y elocuentes. Debido a esto, él es más peligroso que Salman Roshdy [12].

El Qemany respondió:

¡Sheikh Badri me acusa de ateísmo! ¡Los eruditos islámicos no quieren que los musulmanes usen el cerebro que Dios les dió! Quieren musulmanes sumisos y obedientes que les consulten  hasta los detalles más insignificantes de sus vidas.

En Facebook se creó un grupo [13] de 30 miembros que ataca a El Qemany y a su galardón, y otro grupo [14], de 173 miembros, que lo defienden.

El Dr. Sayed El Qemany le respondió [15]a aquellos que le negaban el premio diciendo:

El Premio Nacional no se le da a nadie por su grado de piedad o su creencia en el Islam; estamos en Egipto, no en Arabia Saudita. El premo se le concede a los íconos egipcios que han aplicado ávidamente la ética y las bases de la investigación científica, y han llegado a conclusiones y hechos basados en referencias concretas sin alterarlas ni manipularlas. Lo repito, el Premio Nacional no es un premio asociado a la religión.

Los bloggers que lo apoyan proclamaron el premio como una victoria de la mente iluminada.

Tarek Heggy [16] se dirigió al Dr. El Qemany diciendo:

Concederle a usted este galardón, que la última vez fue dado a Taha Hussein [17] medio siglo atrás, es un honor bien merecido. Es una celebración del erudito y pensador cuyas publicaciones son merecedoras, cada una por separado, del más prestigioso de los premios. Sus publicaciones han asumido un papel clave en tres áreas: el estudio de las religiones comparadas; el estudio de la historia del Islam y el dogma islámico; y el estudio del modernismo, post modernismo y lo contemporáneo.

El premio del Dr. El Qemany es una celebración del triunfo de la libertad, la ciencia, el modernismo, el progreso y la Iluminación.  Tal vez ahora el espíritu de Farag Fouda [18] sea apaciguado. Este triunfo es la luz al final del túnel para todo aquel que lleva en el corazón a Egipto y a su futuro.

Hassan El Helali se manifestó en defensa del frente egipcio iluminado [19] dirigiendose a:

Aquellos supuestos islamistas que tienen intereses Wahabi… los mercenarios de los Petro-Rials…. los Jeques de canales satelitales y los numerosos comerciantes de la religión.

y

Un comunicado a nuestra miserable y lastimosa nación cuya miseria puede ser rastreada hasta los mercenarios antes mencionados.

En su carta abierta dice:

En un tiempo en el que el Islam es para todo el mundo sinónimo de todo lo que es desactualizado, inhumano y violento en sus manos inmaculadas… A causa de sus actos, palabras y su Fetua [20] de mala fama… las cuales han hecho de nuestras naciones, religión y valores, un asunto de risa, de reserva y de sarcasmo para el resto del mundo. En un tiempo en el que han convertido al Islam en una fuente de ganancias, riquezas y una forma de ganarse la vida… poniendo su autoridad y poder sobre los débiles… Aún así nunca han murmurado una palabra acerca de la injusticia, la opresión y la tiranía… Le han dedicado su jurisprudencia religiosa al comercio del hiyab [21]. Se han concentrado en predicarle a las mujeres y a los eunucos… Han comerciado con todo lo religioso en nombre de Dios, el Cielo, la absolución y el perdón.

En esta era en la que su ignorancia nos es revelada, y se ve expuesta su decepción y su expansión cancerosa entre nosotros… Y los beneficios que obtienen de los simplones ignorantes entre nosotros…

Ustedes abandonaron el honorable diálogo civilizado, nunca entendieron su significado. En su lugar eligieron formas asesinas. Ustedes mataron a Farag Fouda y apuñalaron a Naguib Mahofouz, destruyeron a Khaliil Abdul-Karim y amenazaron a Said Ashmavi, y convirtieron a Nasr Hamed Abu Zeid en un hereje … Y han perseguido al Dr. Sayyid al-Qimni incansablemente, y piensan que son victoriosos… Pero ustedes, los abusadores, le piden peras al olmo… su banda de rufianes nunca ganará.

Ninguno de ustedes podría debatir sobre las ideas de nuestros pensadores y personajes distinguidos… Ninguno de ustedes se atrevió a discutir sobre ellos… Por el contrario, nuestros pensadores, a quienes no les hemos pagado, ni nos han pedido que les paguemos, y quienes no han recibido ningún beneficio monetario de nuestra parte… No nos han obligado a que los siguiéramos… No nos han forzado a creer en sus palabras de sabiduría…

Nadie le dio al Dr Sayyid al-Qimmi el premio nacional como un favor; su actitud y su postura acerca de la cultura en nuestro país es conocida y transparente y es un honor para todos… Sayyid al-Qimni nos ha devuelto nuestros corazones, ha abierto nuestras mentes y nos ha guiado. Los expuso a todos ustedes para mostrar lo que realmente son. Entonces lo declaraon un apóstata y un ateo… Dios, si no creyeramos que el mensajero de Dios fue el anterior, hubieramos consdiderado a al-Qimni un Profeta.

Y entonces ustedes tratan de privarlo de su premio, individual y colectivamente… Pero lo que le hemos otorgado es imposible de destruir o quitar o robar… Por convicción, le dimos y le seguiremos dando nuestro cariño y nuestro respeto… La angustia y los deseos de mal los dejaremos para ustedes.

[La traducción de la cita anterior del árabe al inglés es cortesía del blogger Mark Nader Behelak [22]]

La blogger Ghawayesh escribó un artículo en tono sarcástico [23] acerca del miedo a cuestionar la religión. En su opinión, todo el revoltijo que creó Youssef El Badri fue porque:

El efecto “bola de nieve” supera todas las expectativas. ¡¡La lógica esta ganando la batalla y eso asusta al mal genio de los abusadores!!

Lo quieren muerto. Buscan a El Qemany, su vida está en peligro. ¿Por qué?

Porque es una mala influencia para la ideología de la juventud musulmana. :)