¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Egipto: Heba Mohammed Najeeb – entre la espada y la pared

Heba Najeeb

Heba Najeeb

Entre los que apoyan su derecho a elegir y los que la exhortan a cumplir con las tradiciones y leyes sauditas, Heba Najeeb, una egipcia de 27 años, está atrapada entre la espada y la pared.

Desde su blog, Heba llegó hasta los bloggers egipcios pidiéndoles ayuda:

Me llamo Heba Mohammed Najeeb - 27 años – egipcia – vivo en Jeddah bajo el patrocinio de mi padre egipcio, y su custodia, que me tiene como rehén, se llevó mi pasaporte, ocultó mi residencia saudita y me negó el derecho de regresar a Egipto durante tres años.

En un post dedicado a explicar sus razones, escribió:

Pregunta: ¿Por qué quiero viajar?
Respuesta: Porque la libertad es nuestro derecho básico y no se me debería negar mi derecho debido a mi género – eso no lo elegí. Para mi mala suerte, ¡nací mujer! ¿Por qué tengo que justificar mi derecho a mi libertad? ¿Por qué debo buscar la solidaridad de la gente o por propia voluntad debo convencer a las personas de mi derecho concedido por nacimiento?
¿Por qué los valores familiares tienen que girar en torno a arrancarles los derechos a las mujeres en nombre de la obediencia, protección o religión? ¿Por qué toda esta tontería no se aplica a los hombres? ¡La religión no promueve la propiedad de otro individuo que nació libre por el miedo al rencor!
Lucharé por mi derecho legal internacional: tengo todo el derecho de ser libre, de ir todos los días a trabajar y de viajar y los que acatan los dogmas de la edad de piedra necesitan revisar sus leyes y creencias pues vivimos en un mundo libre y abierto. La opresión no engendra nada más que odio, rechazos y violencia. Por tanto, ¡doy la bienvenida a los que son solidarios con los incondicionales derechos humanos!

Heba ha mantenido correspondencia con varios organismos de derechos humanos en Egipto y en Arabia Saudita, el consulado egipcio en Arabia Saudita, el Ministerio del Interior egicpio, las Naciones Unidas en Riyadh, algunas embajadas extranjeras, la Comisión de las Naciones Unidas en Derechos Humanos (UNCHR, por sus siglas en inglés), el embajador egipcio en Riyadh y el Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio – todo en vano. También se ha reuido con varios príncipes sauditas, que hicieron oídos sordos a su pedido de salir del reino.

Heba declara en su petición:

Según la ley egipcia, al cumplir los 21 de edad, adquiré el derecho a viajar e ir a trabajar sin el permiso de mi padre. Si la ley saudita establece otra cosa, insisto en que yo no soy saudita y que simplemente quiero regresar a mi país.

Muchos bloggers le dieron una voz más alta; Amr Ezzat le dio su apoyo incondicional diciendo:

Una egipcia de 27 años no necesita justificaciones para elegir libremente dónde quiere vivir sin el patrocinio de un hombre.

Ibn Abdel Aziz escribió un post titulado: Dejen que Heba les hable de opresión:

Cuando el Profeta Mahoma coordinó las relaciones familiares y fijó al hombre como la guía para dirigir a la familia, no creo que esto fuera una luz verde para la tiranía paterna a través de la cual el padre abusa de su autoridad y niega a sus hijos sus derechos concedidos por Dios en lugar de proteger esos derechos. Incluso esos hombres de religión que apoyan el patrocinio paterno en una mujer adulta confinaron ese patrocinio al sistema judicial y la ley.

Magi dijo:

Heba ha estado viviendo en una prisión durante los últimos tres años; es suficientemente triste que el carcelero sea su propio padre que le niega el derecho a vivir libremente y la ha forzado a adoptar sus creencias y su estilo de vida. Si quieren saber por qué Heba está luchando tan ferozmente para regregar a Egipto, imagina que estás confinado y oprimido en contra de tu voluntad en un país que no es el tuyo, lejos de tu familia, amigos y grupos de apoyo. Imagina que los que te atacan son tus padres y que te ha traicionado tu familiar más cercano.

Radwa Osama escribió:

Es ridículo vivir en tu casa sin sentir que es tuya; es todavía más ridículo vivir en una sociedad que te rechaza tanto como tú la rechazas. Admiro tu tolerancia y persistencia… Trato de caminar un trecho en tus zapatos y me doy cuenta de que mi mente no toleraría la idea.

Bent Al Kamar insiste en que:

Heba Najeeb tiene derecho a su libertad

Rasha ElKheshin destaca las penurias de Heba diciendo:

El anterior cónsul egipcio en Jeddah le dijo que en tanto le dieran comida y agua, no tenía nada de qué quejarse a menos que quisiera ir a Egipto y tener una vida inmoral. El nuevo cónsul fue mejor y le dijo que ella necesitaba ir a un psiquiatra mientras que otros miembros del consulado egipcio la insultaron y miraron mal su decisión de regresar a Egipto independientemente de su familia.

Wa7da Masreya estaba furiosa al citar la ley:

[La ley saudita] prohíbe a las mujeres a ir a trabajar sin su “patrón” y esta es una violación al derecho internacional de derechos humanos que establece que los adultos tienen pleno derecho de viajar libremente y de elegir dónde quieren vivir dentro de las fronteras de cada país. A cualquier persona se le permite irse o regresar a cualquier país, incluido el suyo propio. Me pregunto de dónde salieron con esta ley y me niego a creer que está remotamente relacionada con el Islam. ¿Dónde están los clérigos islámicos? Y según la ley egipcia, Heba es bastante mayor de 21 años y sus padres no tienen patrocinio sobre ella.

Lasto Adri publicó un enlace al grupo de apoyo de Heba en Facebook y enlazó con otros bloggers que la apoyan.

Azza Moghazy repite:

Debo pedirle a Dios que maldiga a los países que piden a sus legítimos ciudadanos que den justificaciones para pertenecer y vivir en lo que ellos conocen como su hogar

En tanto que Farida, en solidaridad con Heba, cuestiona las razones detrás del patrocinio en el Islam:

¿Es eso real e indudablemente religión? ¿Está realmente prohibido que una mujer viaje sin la escolta de un patrón? Si eso es verdad, ¿qué se supone que debe hacer la mujer cuando esta ley se convierte en un frío cuchillo en su gargante y, en lugar de protegerla, la oprime?

Junto con otros muchos egipcios que han escuchado la historia de Heba, Farouk Adel se pregunta:

¿Estamos obligados por el poder de la lógica a preguntarnos por qué su padre se llevó su pasaporte? ¿Por qué le niega que regrese a Egipto? ¿Por qué Heba no comparte las verdaderas razones de su padre? ¿Por qué usa frases vagas entre líneas de que su padre es un islamista que la oprime por ser mujer?

Enas Lotfy publicó el video de una entrevista [en árabe con subtítulos en inglés] con Heba en Skype.

Asmaa Aly resumió el dilema de Heba diciendo:

Sobre Heba Najeeb escribo… sobre una muchacha a la que le niegan del derecho de escoger su destino…  una muchacha cuyo derecho a regresar a su país parece un sueño rebuscado… encerrada por su padre mientras los funcionarios egipcios ignoran la ley egipcia y se hacen de la vista gorda a los derechos humanos.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.