¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hungría, Ucrania: Ilegal terapia de células madre

Desde el 1 de enero de 2009, la terapia con células madre en Hungría está regulada de acuerdo con una reglamentación internacional que establecer condiciones extremadamente estrictas referentes al uso de células madre en tratamiento terapéutico. El sitio web médico Medizona.hu (hun) escribe que la capacidad de las células madre y los métodos de su uso deben estar controlados a través de pruebas animales establecidas profesionalmente. Después, se les puede examinar en cuerpos humanos con permisos adecuados, y solamente siguiendo las reglas de las pruebas clínicas.

La semana pasada, cuatro personas fueron arrestadas bajo sospecha de dar tratamientos ilegales con células madre. Según los informes de la policía, los tratamientos se llevaron a cabo no solamente en Budapest y Kaposvár, sino en cuartos de hotel y en casas particulares alrededor del país. Hungarian Spectrum informa:

[…] La policía húngara arrestó a cuatro personas: “B. Julliy” que resultó ser Yuliy Baltaytis, un ciudadano estadounidense nacido en Ucrania; una mujer ucraniana, Natalia K., que aparentemente suministró las células madre embriónicas desde Kharkov y Kiev; y dos húngaros no identificados, uno de los cuales fue acusado de haber asistido a los doctores “en el transporte del equipo de refrigeración, el manejo de los envíos desde Ucrania y el transporte de los pacientes y de ida y vuelta. La policía alegó que los “terapeutas” exigían 5 millones de florines húngaros ($25,000) para un tratamiento. […]

El Budapest Times tiene más sobre el caso:

[…] Los sospechosos han sido identificados como el profesor médico ucraniano-estadounidense Yuliy Baltaytis, el cirujano plástico István Seffer y una bióloga ucraniana conocida como Natalia K. Una empresa llamada Instituto de Medicina Regenerativa (IRM, por sus siglas en inglés), con sede en Kaposvár, era responsable por los tratamientos y el Presidente de Directorio de la empresa, Sándor Szabó, es el cuarto detenido, según [la agencia húngara de noticias] MTI. IRM le alquiló un espacio a la clínica Seffer & Renner, dijo Tibor Seffer, director ejecutivo y hermano de István Seffer. Agregó que el laboratorio de IRM estaba separado y que la clínica Seffer no tenía nada que ver con la investigación de las células madre. […]

Hungarian Spectrum agrega:

[…] El Presidente de Directorio de la empresa era Sándor Szabó y en el Directorio encontramos a Imre Pákh, István Seffer, el cirujano plástico de Kaposvár, y a Ádám Fásy, una “estrella de los medios” que aparentemente se hizo rico como resultado de iniciar certámenes de belleza en Hungría. Por lo demás, Fásy tenía un programa más bien primitivo en televisión llamado “Fásy mulató.” “Fiesta de Fásy”. […]

Hace un año, una madre de 31 años de edad, que buscaba tratamiento para su hijo que sufría distrofia muscular de Duchenne, escribió un post (hun) sobre el doctor István Seffer, uno de los doctores húngaros que ha sido arrestado, porque intentó recurrir al tratamiento:

Ya he mencionado en un enlace que el doctor István Seffer trataría con células madre en una clínica privada de cirugía plástica en Kaposvár. Todavía no tienen los permisos éticos, pero el doctor Picskur, que ejerce en Kiev, viene acá a hacer los implantes. Por supuesto, bajo propia responsabilidad (los pacientes deben firmar una declaración). De los tres criterios problemáticos, dos las pueden cumplir bien, pues están dadas las correctas condiciones de higiene y las células madre no son de Kiev, sino que se producen en Hungría, según la declaración del doctor, están totalmente controladas (referente a infecciones y enfermedades genéticas). La tercera cosa es el peligro de cáncer. No sé nada de esto en este momento, pero considerando el estado de la ciencia hoy -supongo- tampoco saben…

Los tratamientos se basaban en células madre obtenidas de fetos abortados. Részeg Szamár (”Burro borracho”) escribió indignantes posts acerca de la historia (hun):

[…] Como Neveletlen y varios otros medios escribieron, las células madre eran obtenidas de fetos necrosados o abortados. De una cosa estoy seguro: no de fetos muertos, pues no se puede transplantar órganos de los muertos. Pero parece por otro lado parece que Pisti [István Seffer] y sus amigos no arrancaban con violencia de los úteros de la madre, sino que los sacaban de fetos recién retirados, o que acababan de salir del útero, pero todavía vivos, y ellos recibían algunos millones de eso antes de arrojarlos a la basura. Sin embargo, ‘en nombre de la humanidad’, y en nombre del bolsillo de Pisti, se usaban los fetos ‘no necesitados’, y cada uno tenía una madre biológica. Así que para ese momento las madres tenían que firmar declaraciones legales que lo permitieran todo. Si Pisti no puede presentar esto, es una gran dificultad. Si pueden presentarlo, la imagen sería  mejor, pero solamenteu un poquito, porque las células madre no pasaban los exámenes obligatorios, así que los afortunados recibían cualquier clase de terrible enfermedad genética por 5 millones, en vez de vida eterna, como un bono, creo… Sin mencionar una pequeña cosa, que todo esto está prohibido en la [Unión Europea].

Según la agencia húngara de noticias MTI, Péter Zamecsnik, el abogado defensor de István Seffer, anunció que el doctor fue liberado el jueves y pasó a arresto domiciliario.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.