¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Azerbaiyán: Escándalo en votación de Eurovisión

Aunque se llevó a cabo en mayo, la semana pasada algunos medios de comunicación en Azerbaiyán informaron que 43 personas que votaron por el concursante armenio en el Concurso de Canción de Eurovisión han sido identificadas por la policía e incluso una ha sido llevada a interrogatorios. Todavía en efectivo estado de guerra por el disputado territorio de Nagorno Karabakh, la noticia es apenas el último de muchos escándalos en torno a ambos países en la competencia internacional de música.

The Snowolf dice que no está seguro de si la noticia es alarmante o entretenida. Sin embargo, hacia el final de su post, el blogger parece haber decidido lo primero.

[…] Caramba. Él votó por una maldita canción. Entonces, no somos solamente nosotros los que usamos el silbato de seguridad como excusa para hacerle pasar a alguien un mal rato por el gusto de hacerlo.

[…]

Una preguntita final; ¿cómo saben las autoridades que este hombre votó por los armenios? Estoy ansioso de apostar que fue por la retención de todas las llamadas telefónicas y mensajes de texto en alguna especie de base central de datos.

Brett Neely comenta sobre las tácticas de la era soviética usadas por las autoridades.

El súper cursi concurso de canción anual de Eurovisión (realizado en mayo) ha tenido su parte de trasfondo político en los últimos años (Georgia, Rusia, etc), pero el último caso de política acercándose sigilosamente en el concurso tiene una descarada sombra stalinista (menos el gulag siberiano).

[…]

Aunque el concursante de Azerbaiyán hubiera terminado en un muy respetable tercer puesto, la idea de que los azeríes podrían apoyar al archienemigo de Azerbaiyán, Armenia, fue como demasiado. No importa que el concursante azerí incluyera una cantante iraní-sueca a la que se unió una estrella pop azerí – que provocó el voto de protesta de Nasirli por Armenia. Todavía más temible es cómo los espectros azeríes descubrireron el “traicionero” voto de Nasirli:

[…]

Acá vale la pena hacer notar un par de puntos. Primero, el estado azerí debe sentirse enfermizamente inseguro si alguien dentro de los servicios de seguridad sintió la necesidad de mirar los registros de los mensajes de texto para averiguar quién no estaba a favor del equipo de Azerbaiyán en uno de los acontecimientos televisados más tontos del mundo. Human Rights Watch ha documentado los torpes intentos del país para silenciar las discrepancias.

Otros no están sorprendidos, sobre todo porque Eurovisión ya tuvo un mal comienzo con la fallida entrada de Georgia en febrero. Eurovision central tiene más.

[…] su accionar es ampliamente representativo del gobierno de Azerbaiyán. ¿La política internacional levantando la cabeza en Eurovisión? ¡¿Quién lo hubiera pensado?!

Esta es la opción armenia que metió en problemas a los votantes – ¿me pregunto si siguen pensando que valió la pena?

A Fistful of Euros dice que la noticia es un indicador del estado de democracia —o la falta de ella— en ambas repúblicas.

En realidad es un buen índice de las relativas libertades de los dos países. Armenia es una democracia administrada, donde a la oposición la mantienen mellada. El año pasado, cuando el gobierno se cansó de protestas pacíficas por una elección robada, le dispararon a un grupo de manifestantes en la calle. (Y después culparon a la oposición, por supuesto.)

Dicho esto, Armenia tiene una oposición formal. La prensa armenia es como más libre. (Bueno, los periódicos lo son. La televisión y la radio no tanto.) Se tolera la crítica abierta al gobierno. (Crítica abierta a miembros individuales del gobierno es más delicada.) Y hay mucho más espacio para… no estoy seguro de cómo decirlo… no discrepar exactamente. ¿Opiniones que difieren del consenso nacionalista? Hay límites que no se pueden cruzar en Armenia, pero son mucho más amplios. A nadie le importa realmente si votas por los azeríes.

De otro lado, Azerbaiyán es una dictadura bastante represiva. No hay mucho más que decir. Políticamente, se parece mucho más a las ex repúblicas soviéticas de Asia Central de lo que se parece a cualquiera de los otros dos países del sur del Cáucaso. Y la sociedad azerí permite mucha menos discrepancia pública.

[…]

Como sea. Azerbaiyán es un aspirante a estado policial, el conflicto de Nagorno es inextricable. No son noticias realmente. Pero una vez más, ¡vemos el poder de Eurovisión! Y eso siempre vale la pena informarlo.

Life after Helsinki 2007 llama absurdas a las torpes tácticas, mientras que The Armenian Observer simplemente concluye que si solamente 43 ciudadanos azeríes votaron por Armenia en la competencia de este año, y presuntamente sin que se mostrara el número de teléfono para hacerlo, es poco probable que alguien lo haga en 2010.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.