¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jordania: El Tren de Ensueño que no iba a ser

Ir y regresar del trabajo cada día tiene un alto costo para los trabajadores, sobre todo en los países sin un sistema de transporte público ‘adecuado’. El jordano Osama Al Romoh escribe acerca de la desenterrada conexión del tren de ensueño que no iba a ser.

Una de las estaciones originales del Tren Hijaz en Damasco, Siria

Una de las estaciones originales del Tren Hijaz en Damasco, Siria

El blogger describe la escena como sigue:

¿Dónde está el tren? Queremos estar al corriente con el resto del mundo. En Egipto, han tenido un tren subterráneo durante décadas y todo lo que nosotros tenemos es un tren que se usa como contenedor. El transporte es realmente difícil y no podemos llegar a nuestros centros de trabajo a tiempo. Queremos un tren… queremos un tren…

… Esto es lo que la gente ha estado repitiendo durante años como si hubieran estado esperando este tren para colgarse debido a la congestión y la falta de disponibilidad de asientos vacíos.

Y ahora que este sueño se ha hecho realidad:

Sin embargo ahora, con la reinauguración del Ferrocarril del Hijaz, hay un tren que conecta la ciudad de Zarqa'a con Amman. Se anunció el proyecto. El “conductor” arrancó el motor y los cobradores se enrollaron las mangas para hacer su trabajo. El tren dejó la estación con solamente seis pasajeros, incluida una periodista del periódico Al Rai y su madre. Esto significa que el número real de pasajeros que pagaron un cuarto de dinar por la tarifa fueron apenas cuatro personas, a pesar del hecho que el tren tiene capacidad para 300 pasajeros.

Al Romoh se pregunta por la razón por la que más personas no tomaron el tren:

La razón por la que la gente ha evitado el tren es tal vez porque sus rieles no parecían seguros. Sugiero poner un cartel en la puerta pidiendo a los pasajeros que lean su testamento antes de entrar al tren. Además, al cobrador deberían darle un micrófono, que debería estar conectado a todas las cabinas para que haga cánticos para que todos regresemos a Alá, en caso de una catástrofe.

También sugiero insertar un manual con instrucciones sobre cómo reaccionar en caso de una emergencia en el bolsillo de cada asiento.

Al Romoh agrega:

Las personas pueden haber estado evitándolo porque el tren tiene 95 años. Es obvio que su garantía venció en 1915. También es posible que la gente pensara que sería tan avanzado como los trenes japoneses, o tal vez un poco menos, y que su aspecto los haya dejado consternados.

El blogger sigue describiendo su asombro ante la baja respuesta a un servicio que parecía estarse necesitando:

Lo que he escrito en las líneas anteriorees son razones que surgieron de mi impresión ante el hecho que solamente seis pasajeros tomaron el recorrido inaugural. ¿Cómo podemos pedir pan y correr como bestias tratando de alcanzarlo, y cuando está en nuestras manos, lo tiramos? No entiendo por qué nos encanta tanto quejarnos que aunque no tengamos problemas, los creamos para nosotros. Incluso cuando no podemos inventar problemas, empezamos a imaginarlos y a vivir bajo sus presiones. Querían un tren operativo, y ahora un tren está operativo. ¿Es posible entonces que solamente seis personas se suban en su día inaugural? La tarifa del tres es solamente un cuarto de dinar. Me pregunto si el recorrido fuera gratis, ¿cuántos trenes se necesitarían para satisfacer las necesidades de los miles de pasajeros, todos buscando regalitos?

Crédito de la foto: usuario de Flickr Alazaat

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.