¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hong Kong: Citas remuneradas y el uso de peyorativos

La condena a cadena perpetua de la “chica carnicera” podría haber dado fin al caso en contra de las citas remuneradas en Hong Kong por un tiempo pero, ¿qué ha aprendido la gente de Hong Kong del incidente?

Todo empezó con la condena a una muchacha de 17 años por ofrecerse en línea a una cita remunerada. En Hong Kong, se considera inmoral y también una infracción penal. Después de eso, en los principales periódicos de Hong Kong aparecieron los informes del brutal asesinato de Kiki Wong de 16 años, y que la mayoria de los lectores locales disfrutaron.

Wong King Tin, un columnista, hizo un llamado a los medios y al gobierno local para que usaran la palabra “correcta” al describir las citas remuneradas acá:

¿Desde cuándo “citas remuneradas” ha sustituido a “meretricio”? El primer término no tiene significado negativo, y nos induce a creer que es un trabajo sin peso moral.

En Facebook nunca se acaban los grupos que repiten esta clase de voces de “autoridad moral”. Este grupo“援交==賣淫 (正名行動) citas remuneradas = meretricio” tiene actualmente 181 miembros. En la descripción del grupo, escribieron:

Citas remuneradas=meretricio
Meretricio=ser una prostituta
¡Jóvenes involucrados, no se dejen confundir por los embellecidos sustitutos!

Aunque nada muy significativo se ha dicho en este grupo “反援交少女 En contra de las chicas que tienen citas remuneradas“, 171 personas se han unido, tal vez solamente por el nombre y por poder despotricar infundadamente.

Tristemente, solamente encontré un grupo de Hong Kong con 42 miembros en Facebook que tiene una visión alternativa más racional. “支持援交女無罪聯盟 Alianza que apoya la despenalización de las citas remuneradas” piensa que no es justo el sonado arresto de estas jóvenes a través de operaciones policiales encubiertas. Ellos piensan que se debería ofrecer ayuda a estas muchachas, en lugar de arrestos y condenas.

Después de todos los informes, arrestos, condenas y encarcelamientos, la mayoría de la gente de Hong Kong llega solamente a una conclusión: que nuestros muchachos tienen problemas y que deben ser condenados para que no hagan basuras immorales.

Darkman podría haberlo puesto correctamente, al decir que tenemos este pánico moral en la ciudad en estos días:

Uso de drogas, modelos adolescentes, citas remuneradas, ¿de qué se trata en realidad? ¿De verdad necesitamos dar un “wow”? Es solamente que no has visto el lado más oscuro de la sociedad, o que nunca has sido sincero ni enfrentado ese otro lado, más ocuro, de ti mismo…

The Libertines Pub, Hong Kong piensa de otra manera. Escribí claramente en esta entrada que uno necesita probar con razones que la prostitución, en cuya categoría caen las citas remuneradas, es inmoral, antes que uno pueda condenar moralmente ese acto. Ciertamente creo que condenar las citas remuneradas en sí mismas es inmoral, porque margina a la gente joven involucrada. Escribí:

La razón por la que no debemos llamar “prostituas” a las trabajadoras sexuales en lugar de “trabajadoras sexuales” es que si las llamamos “prostitutas”, hacemos creer a todos que son vidas inferiores; las marginamos.

Puede ser un poquito difícil de entender, sobre todo cuando tienes una fuerte aunque infundada creencia de que la prostitución es inmoral, pero una analogía podría ayudar.

Imagínate que estás en los años ochenta, eres un paciente que necesita frecuentes transfusiones de sangre. A la desgracia le gusta la compañía, te infectas con VIH. En ese momento, es una creencia popular que solamente siendo gay tienes SIDA. Y ser homosexual era visto como inmoral. Ni siquiera quieres aparecerte en el hospital para tu tratamiento de SIDA, porque conoces a algunas personas cerca que te llamarían “marica” y te condenarían por tu “pecado”. Terminas muriendo un mes después de haberte infectado, solo en tu casa.

Este es el daño que trae la marginación. De manera similar, porque esos jóvenes que están en citas remuneradas saben que ustedes los “adultos” los condenarían por sus actos, lo hacen cada vez más en secreto. Los que querían ayudarlos nunca más pueden encontrarlos.

Sé de dónde están viniendo estas condenas. Algunos de ustedes no quieren que sus hijos vivan en un mundo futuro en el que las citas remuneradas se conviertan en una actividad extra-curricular, por eso es que quieren condenarlas y esperan que esto muera y se limpie.

Estoy casi totalmente seguro de que el reciente bombo publicitario sobre las citas remuneradas es un espiral de desviación amplificada; las citas remuneradas no se convertirán en una actividad extra-curricular. Más aún, la prostitución de todo tipo siempre estará ahí. Siempre hay la posibilidad de que sus hijos estén involucrados, ¡enfréntenlo!

Condenarla con peyorativos solamente nos lo hará más difícil para ayudar a estos jóvenes, posiblemente cualquiera de sus hijos, en el futuro.

Así que, ¿qué hemos aprendido acá?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.