¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Magreb: Buenos deseos de Ramadán y más

La blogósfera del Magreb ha estado floreciendo con una lluvia de felicitaciones, dándole la bienvenida al sagrado mes musulmán del Ramadán de este año. Y entre los usuales saludos y las formales felicitaciones, se están difundiendo controvertidas ideas, algunos bloggers han estado explorando los aspectos prácticos del Ramadán, mientras que otros, interesantemente, expresaron lo que podría considerarse opiniones controvertidas, a menudo en desacuerdo con las convencionales opiniones de los musulmanes.

Luna de Voobie en Flickr

Luna de Voobie en Flickr

Al-Kanz es un sitio web de información en línea que aborda los temas de consumidores musulmanes en Francia. El sitio web nota [fr] que, a diferencia de años anteriores, las grandes distribuidoras han elegido especificar públicamente a su público objetivo. En Francia hay pusilanimidad vinculada con la más mínima mención de las comunidades religiosas, que tiene que ver con una cierta lectura de laicismo, en virtud del cual los medios, los partidos políticos y las empresas evitan dirigrse a grupos religiosos específicos por miedo a ser acusados de comunitarianismo:

Si bien hace algunos días lamentábamos la inacción reiterada de los grandes distribuidores cuando se trata de decir claramente que el público objetivo de sus operaciones comerciales con motivo del mes de Ramadán son los consumidores musulmanes, es necesario admitir que este año tenemos derecho a algunas sorpresas.

El sagrado mes musulmán del Ramadán no es solamente un mes de austeras oraciones y ayuno. Es, como muchos bloggers destacaron esta semana, básicamente un periodo de reuniones sociales y de preocuparse por los pobres, con el objetivo de ir más allá de las divisiones sociales y de fortalecer los lazos familiares. El blogger argelino Adel, citando al periódico al-Watan [fr], hace referencia [fr] a las iniciativas del gobierno para aliviar la pobreza, que se pretendió que coincidiera con el inicio del Ramadán, pero lamenta que se haya extendido el mal manejo:

Al acercarse el Ramadán, el gobierno se ha enfocado en la pobreza en Argelia. Ha prometido desbloquear 3 mil millones de dinares (30 millones de euros, 43 millones de dólares) para asegurar las necesidades alimentarias básicas para el millón doscientas mil familias censadas de desposeídos. Un reciente informe del PNUD dejó constancia del aumento de la tasa de pobreza en el país, donde un argelino de cada tres vive por debajo de la línea de pobreza […] “Estado rico, pueblo pobre” es el lema más utilizado por la oposición para describir un manejo opaco y desigual de los recursos del país.

El Ramadán es indudablemente un mes de consumo frenético. Los especuladores, aprovechando el aumento de la demanda, por lo general aumentan el precio de la mercadería. Pero como informa Maghreb Info [fr], un sitio web de noticias en línea, algunos gobiernos regionales están anunciando fuertes medidas para asegurar el abastecimiento y la estabilidad de los precios:

El gobierno marroquí anuncia medidas para el abastecimiento normal y regular de los mercados, pero también para luchar en contra de la especulación. Las autoridades marroquíes destacan la necesidad de velar por el respeto de los precios de los alimentos, y anuncian un sólido refuerzo de los controles en todos los puntos de venta de Marruecos.

[El] ministro [argelino] de comercio anuncia haber reclutado a 1500 agentes adicionales de control encargados de poner a descubierto a los eventuales especuladores.

Durante el Ramadán, todo musulmán sano debe observar el ayuno desde el amanecer hasta el atardecer, abstenerse de fumar o de actuar de manera socialmente inadecuada, al menos esa es la teoría. Algunos alegan que ese comportamiento antisocial tiende a aumentar durante el sagrado mes como expone [ar] el blogger tunecino ART.ticuler, haciendo referencia a un estudio social publicado hace algunos años. Escribe:

El doctor Ahmad al-Majdub llegó a la conclusión de que los crímenes como robo a mano armada, hurto y robo aumentan durante el Ramadán. El índice de delitos conyugales, como golpizas, humillación, expulsión de la casa y homicidio por razones triviales, sobre todo antes del Iftar o durante los últimos diez días del mes sagrado de Ramadán también aumentan.

Por cierto, el blogger marroquí Ibn Kafka describe [fr] cómo lo asaltaron después de una reunión con amigos bloggers, reunidos en una pura tradición Ramadanesque cuando las personas socializan y se quedan en los cafés hasta tarde en la noche. Cuenta la historia:

Nos habíamos reunido, cinco bloggers, para conversar y pasar un rato junto después del iftar […] Terminamos siendo expulsados [del café donde estábamos] mucho después del cierre. No habíamos terminado la conversación, nos quedamos cerca de diez minutos a parlotear delante del café, rodeados de peatones y mirones. Cuando vimos cinco o seis desgraciados armados con machetes, que iban en motonetas y nos habían localizado. […] Yo tenía mi maletín con mi lap-top, y otro blogger un bolso en el que se meten carteras y papeles. Fue a nosotros a quienes los desgraciados echaron el ojo:  uno de ellos, por atrás, jaló mi maletín. Al voltearme, vi un tipo pequeño de veinte años, con pantalón y casaca negra, que agitaba un machete, rodeado de secuaces, tal vez cuatro, dos o tres con machetes. Tuve el reflejo de soltar todo rápidamente, el maletín con mi laptop, un dispositivo USB y un cargador para mi celular.

Aunque no todos los musulmanes observan estrictamente los cinco principios del Islam, dejar de cumplir con el ayuno durante el mes sagrado no es muy bien visto. No obstante, algunos han llegado hasta a revelar abiertamente que no observan el ayuno, como algunos bloggers marroquíes que han decidido crear este grupo [ar, fr] para dialogar en la red soccial de Facebook.

Los que no ayunan durante el Ramadán sufren de un estigma que los obliga a la hipocresía social para evitar ser enjuiciados por la ley musulmana que penaliza comer en público durante este mes, por no hablar de la violencia que podrían sufrir por parte del público como ocurrió el año pasado en Fez. Esta violencia se traduce en intolerancia que los cumplidores del Ramadán tienen hacia los que no observan las reglas religiosas – algo que el estado hace respetar a través de la legislación.
Marruecos es signatario de las convenciones internacionales de derechos humanos que conllevan libertad de conciencia, pero el estado no cumple estas reglas.
La idea detrás de este grupo es no implorar a nadie sino más bien abrir un diálogo razonable entre los que cumplen con las reglas del Ramadán y los que no.

Una iniciativa novedosa y discutiblemente progresiva que aparentemente Jalal Aaouita, un comentarista, entre otros, no está preparado para aceptar. Escribe:

Basta ya de esta guerra de creencias musulmanas bajo el pretexto de libertad y responsabilidad… Sabemos quién está dirigiendo esas ideas y una vez que hayamos descubierto a los instigadores, entonces no habrá asombro… Estos son los planes de secularistas y liberales que, por medio de estos ataques quieren -como han hecho en Túnez y otros países musulmanes- tener en la mira a nuestros valores y fundamentos.

Más allá de la controversia, la abundancia de posts durante esta semana sugiere que el blogueo y las redes sociales en Internet se han hecho parte inherente de las actividades sociales durante el Ramadán junto al seguir con dedicación las novelas en televisión, las compras compulsivas y las … oraciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.