¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Qatar reflexiona sobre el espíritu, práctica de Ramadán

Ramadán en Souq Wagif, una vista del centro cultural islámico

Ramadán en Souq Wagif, una vista del centro cultural islámico

Durante el día, Doha, en Qatar, se ha tornado mucho más callada esta semana, mientras los habitantes de este país musulmán se adecúan al Ramadán, que empezó el sábado pasado.

Como es el mes más sagrado para los musulmanes, el Ramadán debería ser una época para la reflexión, escribe el qatarí K Saleh:

Se supone que debes ser amable, gentil y puro, y apreciar el hecho que tienes suerte en la vida por tener comida y en pensar más en los que tienen menos en la vida para ser dadivoso.

Pero en realidad, el Ramadán toma un significado diferente para la mayoría en Doha, pues comúnmente se le asocia con días laborales más cortos (ordenados por el gobierno), suntuosos festines y con socializar tarde por la noche.

Mohana de A Day in Doha explica una crítica común.

Muchos hablan críticamente de lo lujoso en estos tiempos modernos de las comidas posteriores al fin del ayuno iftar, o footor, como se le conoce en el Golfo. Después de los dátiles y el laban para aliviar el paladar vacío, hay un festín de comida que parece estar lejos de la pobreza y los pobres por los que el Ramadán hace que la gente reflexione.

También comparte la perspectiva no musulmana. Para algunos, escribe, el Ramadán se trata de carencias.

Todos los restaurantes, cafeterías y lugares de entretenimiento como el cine y lugares de jugar boliche están cerrados en solidaridad con la comunidad. No se sirve alcohol en el país, ni en los hoteles que normalmente funcionan como abrevaderos nocturnos.

Incluso está prohibido comer o beber en público, y los infractores enfrentan una considerable multa y posiblemente un tiempo en la cárcel.

Esa regla ha sido especialmente dura de seguir este mes, pues Doha está pasando por calor y humedad nunca registradas.

En el foro Qatar Living, los comentaristas debatieron el mérito de las restricciones.

Tallg escribe:

Es una persona muy débil quien no puede resistir la tentación de comer solamente porque ve a otro haciéndolo. Los musulmanes en el Reino Unido deben ayunar durante más horas que acá (durante el verano) y ver personas comiendo por todos lados… obligarnos a no comer en contra de nuestra voluntad es inhumano.

El comentarista Mandilular agrega:

Me encanta el Ramadán pero prefiero estar en EEUU durante el mes sagrado. Simplemente hay algo incongruente acerca de un momento espiritual de oración y familia y ayuno que amenaza a los que no cumplimos con tres meses en prisión.

Fluffy123 refuta:

Soy de Estados Unidos y prefiero [estar] acá que allá durante Ramadán. Si, gente que come delante de ti no debería detener tu ayuno. Pero hará tu ayuno mucho más fácil si las personas no estuvieran masticando alguna comida justo delante de ti. Y en segundo lugar, para las personas que no están ayunando no es la gran cosa no poder comer en público. Nadie te dice que no comas durante el día, solamente te dicen que no comas en público.

Se puede encontrar más sobre esta discusión en Qatar Living.

Aunque adaptarse al mes puede ser difícil a veces, muchos no musulmanes han encontrado que la experiencia es instructiva.

Meredith en Hack the Bone dice que usará el Ramadán como un mes para desintoxicarse y ponerse al día con el blogueo. Escribe:

Mis colegas musulmanes me dijeron que disfrutara el Ramadán como unas “vacaciones” pero estoy tratando de ayunar mientras estoy en la oficina, por respecto a los que me rodean. Es duro (ha pasado un día, no sirvo) pero extrañamente satisfactorio. No sabía qué esperar en mi primer Ramadán, pero la ciudad se siente pacífica.

Mohana en A Day in Doha comparte cómo evolucionó su perspectiva del mes, desde verlo como un inconveniente hasta tomarlo como una oportunidad.

Dice que aprovechará los días laborales más cortos para gastar su tiempo libre extra

“poniéndome al día con los amigos que de otra manera están muy ocupados en el curso del año para pararse y conversar, o escribir, o hacer ejercicio, o cualquier cantidad de cosas que postergo porque estoy demasiado ocupada.”

Algunos extranjeros también están pasando Ramadán tratando de aprender más sobre la fe musulmana.

Intlexpatr, que ha escrito una Guía del Ramadán en Here There and Everywhere, dice:

La mayoría de los occidentales no entienden el Ramadán… la época es tan sagrada para ellos como lo son para nosotros nuestra Cuaresma y Pascua. El Ramadán fue el mes en que el ángel Gabriel transmitió el Corán a Mahoma.

Durante los servicios en la iglesia en Doha, agrega:

Nuestro sacerdote le preguntó a la congregación si alguno de nosotros tenía literatura que explicara por qué el Dios musulmán no es el mismo Dios cristiano. Todos lo miramos espantados. Ni una sola persona levantó la mano. Entonces sonrió, un gan sonrisa ancha y dijo “¡Bien! Solamente hay un dios, y nuestros hermanos y hermanas musulmanes rinden culto al mismo único Dios que nosotros”.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.