¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mancomunidad de Naciones suspende a Fiyi

La Mancomunidad de Naciones ha suspendido a Fiyi del organismo de 53 naciones por no realizar elecciones en octubre de 2010.

Aunque en teoría Fiyi está suspendido del grupo de las ex colonias británicas desde el golpe de diciembre de 2006, el Grupo de Acción Ministerial de la Mancomunidad convirtió la situación en definitiva el 1° de setiembre. Esta es la segunda vez que el grupo suspende completamente a Fiyi. Solamente Nigeria, Pakistán y Zimbabue han sido plenamente retirados por parte de la Mancomunidad.

Aunque la acción apenas sorprendió, es muy probable que lleve a una brecha más profunda entre el gobierno con respaldo militar de Fiyi y la comunidad internacional. En mayo, el grupo regional Foro de las Islas del Pacífico suspendió a Fiyi de participar en dicho organismo por no realizar elecciones. Poco después, la Unión Europea le canceló al país un subsidio de azúcar de 24 milones de euros.

Para Fiyi, esta reciente suspensión significa que el país será excluido de los eventos deportivos de la Comunidad. Además, el gobierno de Fiyi no podrá asistir a las actividades y reuniones intergubernamentales de la Comunidad y, tal vez lo más importante, no recibirá asistencia técnica.

En diciembre de 2006, Frank Bainimarama derrocó al gobierno de Laisenia Qarase, a quien el líder quitó el mando en beneficio de los indígenas fiyianos a expensas de los de etnia india, el mayor grupo minoritario del país, que conforma cerca del 40 por ciento de la población. Era el cuarto golpe militar de Fiyi desde 1987.

Los denominados indo-fiyianos son descendientes de trabajadores contratados traídos al país insular del Pacífico por gobernantes coloniales británicos para trabajar en plantaciones de azúcar hace apenas cien años.

Posteriormente, una gran proporción de indo-fiyianos fueron expulsados de la tierra que sus familias alguna vez cultivaron. Mientras que la comunidad en conjunto ha destacado en el sector económico, decenas de miles de indo-fiyianos han salido de Fiyi hacia otros países.

En abril, a Bainimarama y su gobierno se les brindó un mandato de cinco años después que el presidente del país dejó sin efecto la Constitución de 1997. Respondía a una decisión de la corte que sostenía que el golpe de Bainimarama era ilegal, y hacía que el Primer Ministro dejara el cargo y exigía al presidente a designar un gobierno interino para conducir a Fiyi hacia elecciones. Sin embargo, la  constitución de Fiyi, que fue preservada por el presidente, no le brindaba esa facultad.

Desde entonces, Bainimarama dijo que su gobierno empezaría a trabajar en una nueva constitución en 2012 para llevar al país a eleciones en 2014. El Primer Ministro dijo que escribirá una nueva ley electoral, desechando el método del país de darles diferentes roles a los votantes de diferentes etnias. También sostiene que pasará los siguientes tres años reconstruyendo la infraestructura de Fiyi e impulsando su economía, que ha sido muy golpeada por la crisis económica mundial y las secuelas de la inestabilidad política.

Vayamos con los bloggers. Escribiendo unos días antes de la suspensión, Loyal Fijian expone que la vida en Fiyi seguirá fuera del ámbito de la Mancomunidad.

Fiyi está preparado para ser suspendido de la Mancomunidad.

Aunque con seguridad esta afirmación será usada por las fuerzas anti IG para ilustrar a IG de mala manera, la vida seguirá con normalidad.

La Mancomunidad no es otra cosa que un club de ex colonias británicas sin propósito ni poder reales.

De hecho, ¿qué sentido tiene recordarnos el capítulo oscuro de cuando estábamos subyugados por una potencia extranjera?

En estos tiempos, ¿necesitamos una Mancomunidad?

Los fiyianos leales no lo piensan así. Somos un país soberano y no tenemos necesidad de reliquias históricas. ¡Somos una república!

La Mancomunidad puede hacer lo que le plazca.

Fiji: The Way It Was, Is and Can Be encuentra poco consuelo en la decisión de la Mancomunidad.

Por supuesto, se puede ver de dónde vienen el Foro y la Mancomunidad. Tuvieron que reaccionar a lo que veían como un régimen ilegítimo impuesto por los militares. La pena es que no solamente podían ver que el régimen depuesto estaba lejos de ser democrático, aunque tenía el apoyo de la mayoría del pueblo de etnia fiyiana. Y que la única manera de romper el ciclo de golpes y establecer una democracia más justa y genuina era retirar la raza como el acelerador más inflamable de la política de Fiyi de una vez por todas. Los líderes del partido, Qarase y Chaudhry, la Mancomunidad insisten que Bainimarama incluya diálogo, no quieren esto. Los partidos y electorados basados en la raza garantizan su reelección. Es por eso que su reciente carta a Bainimarama copiaba la insistencia de la Mancomunidad en el diálogo inclusivo sin condiciones ni resultados determinados, y por eso que el gobierno siempre se resiste a esta clase de diálogo con políticos somo este.

La situación es anormal pero no es difícil ver la ironía. Léelo despacio. Dos instituciones democráticas no racistas se oponen a un régimen militar —y tan poco sabiamente siguen extendiendo su apoyo hacia racistas políticos no democráticos— y minar los poco firmes esfuerzos en el régimen militar (¡sic!) — para imponer procedimientos políticos democráticos no racistas.

Sin embargo, un comentario de Alterego critica al escritor del blog, Crosbie Walsh, por su supuesto apoyo al régimen de Bainimarama:

Me opongo a los racistas políticos no democráticos tanto como usted; el problema es que son producto de la población que los elige. Como lo son los buenos: todo país tiene su justa cuota de ambos.

Al menos antes de Bainimarama los honrados ciudadanos de Fiyi podían dar a conocer sus opiniones públicamente, hacer campañas en temas de importancia, hacer solicitudes a representantes, sacar a malos líderes y llevar las malas leyes a la corte.

¿Cómo así, entonces, la actual situación es una mejora?

No Right Turn, otro blog de Nueva Zelanda, se pregunta por qué le tomó tanto tiempo a la Mancomunidad suspender a Fiyi.

Casi tres años después del golpe de Bainimarama, Fiyi ha sido suspendido de la Mancomunidad. Les tomó demasiado tiempo. El efecto global será que al régimen de Fiyi no lo invitarán más a las fiestas – incluidos, si los hay, los juegos de la Mancomunidad- pero eso parece totalmente apropiado para una dictadura no elegida.

Dadas las afianzadas actitudes antidemocráticas del dictador de Fiyi, es poco probable que cambie de opinión. Pero envía un mensaje internacionalmente, que golpes y dictadores son inaceptables a la comunidad de países, y que los países democráticos no se asociarán con ellos.

En Raw Fiji News, lartinidaveta dice que la ONU debe seguir presionando al régimen y mandar a a casa a los conciliadores de Fiyi.

Si la Mancomunidad realmente quisiera golpear a Baini y sus partidarios donde más les duele entonces deberían descontinuar a la República de Fuerzas Militares de Fiyi (RFMF. por sus siglas en inglés) de todas las obligaciones de conciliación de la ONU. Que es la sange vital de Baini que lo mantiene en el poder. Deberían despedir inmediatamente a todos los contratistas fiyianos de seguridad en Iraq y Afganistán y reemplazarlos por conciliadores de otras islas del Pacífico que hayan sido entrenados por la Misión Regional de Asistencia de las Islas Salomón (RAMSI, por sus siglas en inglés). Debería haber esfuerzo concertado de todos los guardianes globales y regionales para erradicar para siempre este tipo de problema político del Pacífico. Lo que pase en Fiyi también puede pasar en Papúa Nueva Guinea y estos son factores destabilizadores para la paz regional.

Junto con la noticia de la suspensión, la Federación Internacional de Periodistas ha hecho un llamado a los australianos y otros para boicotear a Fiyi. Esto es en respuesta a las Reglas de Emergencia Pública que están vigentes desde la derogación de la constitución que da al gobierno la facultad de colocar censores en las oficinas de noticias en todo Fiyi.

En el blog Soli Vakasama, el ex turista en Fiyi se pregunta cómo tomará la suspensión la gente común y corriente.

Esta noche será interesante ver la reacción a la suspensión de la Mancomunidad. Seguramente los atletas y jugadores de rugby que se van a perder los partidos de la Mancomunidad el próximo año deben estar escupiendo.

Ojalá que expongan su inquietud.

La ONU debe ahora suspender a los soldados fiyianos de todas las misiones de paz; no hacerlo es inmoral.

Fue grandioso el llamado de los periodistas para que los turistas no fueran a Fiyi. No son los trabajadores los que perderán dinero, sino la junta a través de los impuestos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.