¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Timor Oriental: ¿Dónde está la justicia por la masacre de la Iglesia de Suai?

Hace exactamente diez años, el 6 de setiembre de 1999 -dos días después del anuncio de los resultados del referéndum- el pueblo de Suai, al sur de Timor Oriental, sufrió las consecuencias del resultado del 80% por ukun rasik-an: independencia, autodeterminación. La masacre de la Iglesia de Suai vio la muerte brutal de tres sacerdotes y docenas -posiblemente cientos- de personas que buscaron refugio en la iglesia local, muchas de las cuales eran mujeres y niños.

Este devastador episodio se ha hecho conocido como el Setiembre Negro de Timor Oriental. Según este documental, la violencia fue tal que los laksaur (una milicia pro-Indonesia) ni siquiera les dispararon a las personas, eligieron masacrar a las víctimas con machetes con la finalidad de ahorrar en costosas balas.

Iglesia de Suai. Foto de J. Orosco copartida en Flickr por Patfranca

Iglesia de Suai. Foto de J. Orosco compartida en Flickr por Patfranca

La campaña de terror ya había sido esparcida en todo el país varios meses antes de la consulta popular por parte de las milicias  pro-Indonesia llamadas Besih Merah Putih (blanco y rojo hierro, los colores de la bandera indonesia). Aunque pretendieron evitar que el pueblo votara, 90% de los ciudadanos aptos para votaron salieron y el resultado mostró que una amplia mayoría de la población quería libertad. Mari Alkatiri, el líder de la oposición, sostuvo recientemente la manipulación de los resultados, a lo que la ex Embajadora de Portugal en Yakarta, Ana Gomes (@anargomes) respondió en Twitter:

12:54 am 1 de setiembre: Alkatiri afirmó a LUSA (agencia portuguesa de noricias) que los resultados del referéndum serían del 90%, pero que la ONU los alteró para salvar la imagen de Indonesia. ¿Pero 80% salvan la imagen?

En 1999, los timoreses sabían que tendría que morir gente con la finalidad de traer la independencia a Timor Leste. Sin embargo, nadie esperaba crímenes tan violentos en contra de la humanidad como los que ocurrieron en Suai. A pesar de la violencia, el trauma y la destrucción, en la conmemoración del décimo aniversario del referéndum, el presidente Ramos Horta ha pedido perdón, en lo que Amnistía Internacional llama una “cultura de impunidad” y exhorta al “Tribunal Internacional a examinar las violaciones a los derechos humanos en Timor Oriental“.

Timor Oriental, Suai 2000. Foto de Rusty Stewart en Flickr.

Timor Oriental, Suai 2000. Foto de Rusty Stewart en Flickr.

Mientras tanto, Martenus Bere, ex comandante de la milicia Laksaur, que presuntamente dirigió el ataque en la iglesia en el pueblo de Suai en setiembre de 1999, ha sido liberado de la prisión. The Dili Insider traduce al inglés la noticia indonesia:

Mientras se realizaba una ceremonia de aniversario, en Dili las autoridades liberaron al ciudadano indonesio acusado de las peores masacres en Timor Oriental en 1999. A Martenus Bere lo trajeron de las celdas a la principal cárcel de Dili y fue entregado a los funcionarios indonesios. Bere, un comandante de un brutal grupo miliciano pro-Indonesia responsable por un reino de terror, dirigió un ataque a una iglesia en el pueblo de Suai, en el que mataron a tres sacerdotes y docenas de personas. Los funcionarios de la prisión dijeron que Bere fue liberado por orden del Primer Ministro Xanana Gusmao. Había sido condenado por crímenes en contra de la humanidad por la Unidad de Crímenes Graves de la ONU en 2003. Las autoridades indonesias presionaron a Timor Oriental para que liberara a Bere luego de su arresto dos semanas antes, después de cruzar la frontera de Timor Oriental desde Timor Occidental indonesio.

Inmediatamente, una creciente ola de cibernautas en contra de la liberación de Martenus Bere empezó a pasar la voz sobre el caso, ha habido muchas discusiones y se han creado grupos de Facebook (tales como No dejen que Martenus Bere escape de la justicia y Justicia YA para Timor Oriental).

El mismo día de las celebraciones, una manifestación pacífica en Dili terminó con un ataque más a la justicia y la democracia. Ana Gomes dio a conocer la noticia en Twitter, y después informó en el blog Causa Nossa (Nuestra causa, pt):

12:39 am 1 de setiembre: Pedro nos cuenta que tres estudiantes fueron arrestados ayer en manifestación de Justicia. Fuimos a la Policía de Dili.

12:41 am 1 de setiembre: la policía de Dili el 31 de agosto, – confirmó el arresto. Razones suharto/salazarish: manifestación ilegal.

12:45 am 1 de setiembre: llamada a Vice Primer Ministro, viejo amigo Lugo: “¿Conoces a los prisioneros?” No conocía. 10 minutos después: “Ya los han liberado”. Excesivo celo policial.

12:47 am 1 de setiembre: Conclusión: Policía timorense tiene mucho que aprender sobre democracia.

Desilusionado con la política y el gobierno en Timor Oriental, Loro Foho reflexiona sobre las futuras consecuencias que puede tener un acto así en contra de la democracia, sobre todo para la población más joven. En un post [pt] en el blog Timor Lorosae Nação dice:

Libertad para los criminales, represión para el pueblo, este parece ser el lema que el gobierno sigue. 

La liberación de Martene Bere, que encabezó crímenes en contra de los timoreses, el castigo de estudiantes (afortunadamente ya liberados) que pacífica y justamente hicieron un llamado para terminar con la impunidad en Timor-Leste, la demente política de la AMP [Alianza Parlamentaria de la Mayoría] insistiendo en poner dudas en nuestra capacidad de análisis claro llevándonos a mantener un sentido de que es urgente restaurar los valores que nos hicierun un pueblo respetable. (…)

La realidad del mundo que puede no haber sido advertida todavía, fluye en dirección de la Justicia, Verdad, Integridad y Desarrollo del Pueblo. Sabemos que nuestra lucha fluye en la dirección correcta, y que es tan común como la lucha de cualquier pueblo que se sintió maltratado y discriminado. Nos hicieron a un lado y nos persiguieron, pero para nosotros esa es la fuerza de nuestra razón.

Se espera que los grandes señores de los escaños en el poder dominante se jactarán en el futuro de haber hecho de nosotros personas despreciables, cuyos hijos rendirán culto al robo, las mentiras, la represión… como si la cultura dejada de los tiempos de milicia inhumana y cruel no fuera suficiente, estos son ejemplos de una política que facilita la impunidad para los que mataron y destruyeron a escala masiva, y que nos roban la dignidad de la justicia.

Esta secuencia de hechos ha puesto en riesgo a la primera democracia del milenio y una vez más ha mostrado que se necesita trazar un camino para la verdadera autodeterminación del pueblo timorés, incluido un justo duelo necesario para Justicia antes de Reconciliación. Ivete de Oliveira comparte la historia de su padre, Manuel Magalhaes, líder de la Central Nacional de Resistencia Timorense (CNRT) en el distrito Bobonaro durante la ocupación indonesia. Lo mataron el 9 de setiembre de 1999, en una laguna cerca de Maliana:

(…) Luchó con todos su corazón y no supo cómo es tener independencia. ¿Es la justicia demasiado grande como para pedirla?

Hasta ahora me pregunto cómo y dónde exactamente mataron a mi padre. Nunca hemos encontrado su cuerpo porque lo cortaron en pedazos y los arrojaron al mar.

Hace pocos años, la Unidad de Crímenes Graves recolectó evidencia de nuestra familia, que era lo que quedaba de la ropa de mi padre el día que lo mataron. Desde entonces no hemos sabido de ningún progreso en la investigación.

Esta es apenas la historia de una persona y no puedo hablar por todos, pero creo firmemente que las víctimas dirán que necesitan que se haga justica para que nosotros sigamos adelante. No deberíamos olvidar el pasado solamente porque pasó, es lo que nos trajo a donde estamos ahora.

Una petición en línea pide a las instituciones de las Naciones Unidas tomar todas las acciones necesarias para establecer un tribunal criminal internacional para traer ante la justicia a los responsables por las graves violaciones del Derecho Internacional en Timor Oriental sin mayor dilación”. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ya ha reaccionado en una carta abierta al Presidente de la República Democrática de Timor Oriental.

Mosaico de piedras escrito y pintado por los habitantes de Port Phillip para mandar condolencias al pueblo de Suai. De suaimediaspace.ning.com

Mosaico de piedras escrito y pintado por los habitantes de Port Phillip para mandar condolencias al pueblo de Suai. De suaimediaspace.ning.com

Un post en Global Voices con una entrevista a Jen Hughes de Suai Media Space destaca un video documental con una dramatización del genocidio en la Iglesia de Suai. Este post es el último de una serie para recordar el décimo aniversario del referéndum popular en Timor Oriental, que llevó al territorio el reconocimiento internacional de independencia. En el primer post destacamos el apoyo de la comunidad internacional por la libertad de Timor Oriental. En el segundo entrevistamos a Abe Barreto Soares, uno de los organizadores de los eventos de solidaridad que tuvieron lugar en Timor Oriental en agosto y setiembre de 2009. El tercer post amplía las celebraciones de los bloggeras timoreses y cuestiona y compara la situación actual y pasada del país. En el cuarto post ampliamos el debate sobre el proyecto de Ley deTierras, y entre otras cosas, sus consecuencias para las tierras de las comunidades.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.